#OPINIÓN Gaveta azul: Abstención y pérdidas #10Ago

Pedro J. Lozada | Ilustración: Victoria Peña |

Cómo puede ganarse una posición, un escaño parlamentario o cualquier efecto en disputa, si te niegas a luchar por obtenerlo,y antes bien te retiras y lo pregonas, para que   no quede duda de tu renuncia a luchar, que te has rendido sin que del otro lado se haya mostrado ni siquiera el simulacro de un arma.

No existen decisiones que no puedan justificarse, siempre es posible esgrimir motivos y razones suficientes para demostrar que tal o cual decisión es correcta, pero  argumentar  que un gobierno es tramposo para justificar la renuncia al voto, o llámelo abstención, o negativa a participar, es  RISIBLE  de primer impacto y luego da que pensar respecto a la sanidad mental de quien sostenga semejante gansada.

Qué el gobierno es tramposo, jajajá, cuando lo descubrieron. Que no están dadas las condiciones, hijo e´la gran Bretaña, que perceptivos, cómo se dieron cuenta?

La historia no conoce el primer gobierno incapaz de mentir. De una u otra forma aunque sea dos o tres veces logran meter gato por liebre a sus gobernados, Tal vez se salve de la mácula el Rey Salomón mientras no salga un paleoarqeólogo hacker que descubra un papiro donde se   advierta  una pequeña o mediana trastada. De todos modos  se valió de un truco  en el reclamo de un  niño por dos supuestas madres y resolvió   pronto:Verdugo, parta en dos al chiquillo y le da una mitad a cada una…Todos conocen el final.

Los Gobiernos como algunos teoremas en Geometría son tramposos por alternos internos y por construcción. Y en cuanto a condiciones para una participación inmaculada, “Chirulí, te avisare por email”.  El más más de todos los regímenes democráticos, se guarda su carticadebajo de la manga y hasta un mazo si es posible: Watergate, magnates rusos  metiendo la mano en  elecciones del otro imperio; Cuba de pie y cabezatu sabes dónde, y un caso bellísimo  de un país  latinoamericano de cuyo nombre no quiero acordarme, en el que una Senadora portabauna caja “legítima” full de  votos favorables a su candidato y UNO, ( 1 ) a favor del contrincante. Puesta en autos dijo olímpicamente que la había decomisado a un funcionario menor y se dirigía a entregarla  a la autoridad electoral para demostrar  la limpieza de intenciones de su partido respecto a las  elecciones.

Casos y cosas mil veces repetidas. Lo importante es  calibrar pérdidas y ganancias. Que  se gana con la abstención:

1.- Fortalecer al régimen contra el que se debe luchar, ganarle o al menos debilitarlo.

2.- Llamar la atención de la comunidad internacional (que izará banderas y saludará) sobre la falta de condiciones taqui ti taquita pajita loca que le hará al gobierno el mismo daño que  un sombrerazo  a un  rinoceronte.

3.- Y  todos los numerales que se me ocurran, darán solo resultados negativos.

Si algo debe hacerse es forzar por todos los medios  permisibles la obtención de las mejores posibilidades de participación. Intentar convencer  al Concejo Supremo Electoral que debe advertir (por lo menos eso) al señor Presidente de la República que no debe  usar la ventaja de su acceso a los medios electrónicos para  hacer campaña electoral, acción doblemente abusiva  pues ni se ha decretado  el lapso de la campaña, ni cuando se iniciará.  E insistir, insistir y continuamente seguir insistiendo, en que el Poder Electoral  debe hacer uso de  su autonomía para garantizar la más equilibrada participación posible de todos los factores de la vida pública del país.

Una buena baza en esta lucha por lograr condiciones aceptables para la participación masiva en la contienda electoral  –algo que no conviene para nada  al régimen–  es centrar los objetivos de mayor peso para concentrar esfuerzos en ellos.  En este marco lo justo es exigir con firmeza y constante solicitud al Poder Electoral que cumpla   debidamente su función de garante de la igualdad de oportunidades para todos los participantes en el proceso. Pedirle también,estar al tanto del proceso evolutivo de  la pandemia mundial que padecemos, dada la posibilidad de utilizar su curva de situación en función de arma política, alternativa que igualmente debe  tener la  atención delas fuerzas  que combaten por sembrar el voto como arma principal de lucha, cuidando de la factible suspensión o la posposición del proceso electoral, según convenga al régimen.

Finalmente el diálogo entre un joven y su maestro, nos ilustrará  acerca de hasta dónde proseguir y mantener la capacidad  y voluntad de luchar.

Maestro ya no es posible luchar más, todo se  perdió,  solo falta el aniquilamiento.

–Dices que no es posible  perder algo más.

Sí Maestro, eso dije. Nada más podemos hacer. Desgastados, exhaustos, sin fuerzas, sin armas ni vituallas, sin equipo alguno. Solo nos queda la disposición vegetativa de respirar.

–Entonces continúa. Si es imposible perder más, todo a partir de ahora será favorable, un paso adelante. No puedes decidir entre la entrega y la aniquilación. La verdadera y única opción es adelante, proseguir la lucha, continuar. Perdiste todo, entonces recomienza. Jamás olvides que tenacidad y persistencia son evidencias de la verdadera fortaleza del carácter; la real y auténtica dimensión humana.

Pedro J. Lozada

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios