#VIDEO Trozos de cartón son las nuevas camas para esperar atención en Banco Bicentenario de Barquisimeto #14Ago

Texto: Katherine A. Nieto | Cámara: Brian Vidal/ José Enrique Arévalo |

Al menos toda esta semana estuvieron usuarios del Banco Bicentenario ubicado en la avenida Venezuela de Barquisimeto,durmiendo y esperando sobre trozos de cartón para ser atendidos en esta entidad bancaria del este de la ciudad. La mayoría eran personas de la tercera edad que necesitan su tarjeta de débito y el dinero en efectivo de la pensión. Elimpulso.com documentó el hastío de los clientes de esta entidad del Estado venezolano. 

La tarde del viernes 31 de julio cortaron el servicio eléctrico en la zona donde está esta entidad bancaria; allí comenzó el calvario del señor Sebastian Rodríguez, quien marcó la cola y se retiró para esperar una semana más (la de cuarentena radical) y regresar la noche del domingo 9 de agosto, retomar la cola e intentar obtener una nueva tarjeta de débito al día siguiente para un vecino que es mayor que él.

Rodríguez durmió esa noche y todas las del resto de esta semana de flexibilización, en un trozo de cartón, tal como lo hicieron unas 300 personas más, en su  mayoría de la tercera edad, pues la atención en el citado banco no fue capaz de abarcar todos los requerimientos, que en su mayoría tenían que ver con el cobro de la pensión en efectivo (Bs. 400 mil) y entrega de tarjeta de débito, lo que facilita el proeso a estas personas que están obligadas a pasar calamidades, sol y lluvia, mientras esperan entrar al banco.

Luz Mejía contó que llegó al lugar caminando y en cola, desde el oeste de Barquisimeto, pues no consiguió transporte, y tras cuatro días, no había podido lograr que la atendieran; “dicen que volvamos mañana y mañana y así nos tienen toda la semana. Aquí uno pasa hambre, sed, se expone al virus, no puede hacer sus necesidades y hay que dormir aquí. Esto es inhumano”, destacó la señora.

Los usuarios exigieron a Carmen Meléndez que ponga orden en dicha cola y les atienda como personas que son, pues indican que no tienen ni donde sentarse y que la situación además se presta para la venta de puestos y deben cuidar con celo su lugar en la cola; no obstante consideran que los engañan, puesto que tras cuatro días de espera, las tarjetas de débito no habían llegado.

La Secretaria de Gobierno en Lara, Carolina García, dijo este jueves durante el reporte semanal de COVID-19 que habían atendido el miércoles a 661 abuelos en los bancos Bicentenario de la entidad, donde además les facilitaron refrigerio e hidratación a los señores. No obstante, las quejas de los consultados por Elimpulso.com dan cuenta de otra realidad.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios