Sector privado: No vamos a sacar el país adelante dejando a la gente en su casa, queremos trabajar

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

No vamos a sacar el país adelante, dejando a la gente en su casa, necesitamos que nos dejen trabajar, en esta idea coincidieron los representantes de la Cámara de la Construcción, de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela y de la Cámara Venezolana de Centros Comerciales, en confererencia de prensa conjunta.

Estiman que el esquema de cuarentena que ha venido aplicado el gobierno, de 7×7 es poco efectivo porque no permite la continuidad de las actividades, por lo que recomiendan su revisión urgente de manera que la mayoría de los sectores se puedan poner a producir.

Aseguran que cada uno de estos sectores cuentas con protocolos de bioseguridad adecuados, con la finalidad no solamente de proteger a sus trabajadores, sino también a los clientes y usuarios, advirtiendo que en estos momento lo más importante, además de sobrevivir, es continuar garantizando los puestos de trabajo.

Sector construcción paralizado

El presidente de la Cámara Venezolana de la Construcción, Mauricio Brin, reveló que el sector en estos momentos se encuentra paralizado, con una contracción del 97%  y una caída constante en los últimos siete años, afirmó que se han perdido más de 1 millón de puestos de trabajo, a lo que se suma el deterioro de los servicios públicos como agua y electricidad, la escasez de insumos para la construcción, ya que el parque industrial que se dedicaba a estas actividades prácticamente están paralizado, producto de las erradas políticas públicas, mientras que en el caso del financiamiento que es un elemento esencial, hoy es prácticamente inexistente, mientras que el poder adquisitivo de la población, que es lo que mueve la economía, esta disminuido a su mínima expresión, por lo que el sector inmobiliario está fuertemente contraído.

Advierte que sin embargo, de acuerdo con una última encuesta realizada, se mantiene activas unas 350 empresas, que manifiestan que un 53,7% tienen proyectos de desarrollo aun a pesar de la pandemia.

“El cuidar estos empleos y garantizar la culminación de estos proyectos y lograr la supervivencia de estas empresas, tiene que ser nuestro primer objetivo, por lo que es fundamental el retorno a la normalidad de una forma segura y responsable, para la empresa privada lo primordial es su gente, velar por su salud y bienestar, por eso la reanudación de las actividades debe lograrse, en un esfuerzo que no exponga a los trabajadores ni a su familia”.

Explicó que la CVC ha elaborado una guía de buenas practicas de seguridad laboral, ante el COVID- 19, para la reactivación del sector construcción en una forma segura, guía que está apegada a toda la normativa sanitaria de la Organización Mundial de la Salud y está condicionada a las particularidades de cada caso, el acompañamiento, seguimiento y supervisión del mismo evitará que la actividad de la construcción represente un riesgo para la comunidad, señaló Brin.

Explicó que en esta misma encuesta el 63% de las empresas tiene proyectos paralizados, por lo que el país necesita la reactivación de su economía, generar empleo decente y los suficientes bienes y servicios de calidad para la población.

“El apoyo más efectivo que el Estado puede dar a la población y a las empresas para mitigar el impacto que la pandemia está produciendo en la economía, es iniciar un proceso de reactivación progresiva de la actividad empresarial en el país, considerando a la construcción como esencial y prioritaria por su capacidad para generar empleos entre los sectores más vulnerables de la sociedad y aprovechar su efecto multiplicador sobre el resto de la economía”, afirmó.

Sector Inmobiliario

Francisco López, presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, advierte que la seguridad y la responsabilidad debe estar por delante, indicando que los empresarios estiman que pueden ser garantes de que se cumplan algunos procesos.

“Por eso invitamos a participar, a que podamos de alguna manera reactivarnos. Evidentemente, la vía primero, la vía debe tener una continuidad y aquí no estamos pidiendo simplemente que se de una apertura o hacer un trabajo por hacerlo, estamos pidiendo es mantener la vía, la constancia, creo que este es el secreto, y para ello nosotros desde la Cámara Inmobiliaria, estamos proponiendo algunas cosas concretas, como las medidas de bioseguridad, nosotros tenemos un protocolo, somos responsables y queremos asumir esa responsabilidad, por si hay algunas dudas, nosotros podemos ser capaces de trabajar, tenemos muchas personas sanas, tenemos algunos enfermos que debemos cuidar, pero además evitar que los sanos se enfermen, pero tenemos que darle una continuidad a la vida y es allí donde estamos en estos momentos”.

Señaló que en este momento en el sector inmobiliario, ante la pandemia hay que enfocarse en las cosas pequeñas y concretas, proponiendo las firmas digitales en notarías y registros, ya que lamentablemente no está digitalizado el país y este es un problema que se debe solventar;       admitió que en el sector se han hecho operaciones, compra-ventas y alquileres de inmuebles, indicando que es hora de que esto se haga un poco más formal, se están haciendo visitas a las casa, apartamentos y oficinas mediante el teletrabajo, se escanean los documentos, se envían al Saren y se comienza a hacer que la cosa comience a caminar, recomendando el tener que dar cierto formalismo al mercado, porque está tan deprimido que hay gente que está interesada en comprar y en cuanto al Decreto de la Suspensión de arrendamiento que se vence el 1° de septiembre, como no se avizora que vayan a cambiar las cosas, se recomienda mantener el espíritu del decreto, que no es otro que arrendador y arrendatario se pongan de acuerdo.

Cavececo

Para el presidente de la Cámara Venezolana de Centros Comerciales, Freddy Cohen, uno de los principales objetivos que busca la reactivación de la economía, es la eliminación de la gran incertidumbre que hay entre los trabajadores, señalando que hay en estos momentos 500 mil trabajadores en los 140 centros comerciales que operan en el territorio nacional.

Asegura que en forma directa los centros comerciales han implementado sus protocolos de bioseguridad, por cuanto para este sector la salud de sus colaboradores y de sus clientes es fundamental, afirmando que se mantiene en forma rigurosa la vigilancia para que se cumpla con el tapa boca, la distancia física, la utilización del gel antibacterial  y la limpieza de las superficies en las áreas de trabajo.

Señala que en estos momentos en los centros comerciales se está en una etapa de sobrevivencia, advirtiendo que en estos momentos no se ha estado evaluando el balance de las pérdidas o de cuantos negocios han cerrado, ya que la principal inquietud es saber cuando se va a terminar esta pandemia.

“En estos momentos el gran reto es poner el país en marcha y reducir el impacto de esta situación en la economía”, asegura Cohen.

Se desprende de las exposiciones de los presidentes de tres de los sectores más importantes del aparato productivo nacional, que están preparados con las medidas de prevención del COVID- 19, tienen la disposición de mantener la rigurosidad de su cumplimiento y solo exigen la revisión de los esquemas de cuarentena que se han venido aplicando, de manera que se pueda permitir la reactivación progresiva de la economía.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios