Barquisimetanos hacen “magia” para comprar alimentos #16Sep

Texto y fotos: Enrique Suárez |

En una consulta realizada por Elimpulso.com, ciudadanos expresaron que les resulta difícil llevar alimentos a sus hogares por los altos costos, los cuales son muy superiores a sus ingresos mensuales.

“Comemos caraotas, pasta, arroz pero sin carne, pollo ni queso”, expresó Carmen Pérez, quien se encontraba en un popular mercado del este de Barquisimeto.

“Ahorita solo dispongo de 1.000 bolívares y estoy viendo a ver que compro”, manifestó.

Gonzalo Castillo, otro de los consultados, cuenta que ante la crisis decidió vender verduras y frutas, confiesa que lo que gana se lo gasta en comida.

“Hay que hacer magia porque cada día la situación se pone peor, estamos en el comercio para medio vivir. Compro en abastos populares pero la verdad ya todo está igual de caro”, relata.

“Carne, pollo, mortadela no compré más”, agregó.

Jesus Daza es docente, indica que el sueldo que recibe por su trabajo no le alcanza ni siquiera para comprar un cartón de huevos. Por esta razón, familiares en el exterior le envían remesas con las que “sobrevive”.

“Me ayudan de afuera y trabajo pero como docente gano una miseria. Se compra lo que se puede no lo necesario, pollo como una vez a la semana del resto carne muy poco, pescado más nunca”, afirma.

Ingresos insuficientes ante la inflación

En un recorrido realizado por un reconocido mercado de Barquisimeto, se constató como los productos de primera necesidad, como la harina de maíz precocida, pasta, queso, huevos, arroz y pollo, son inalcanzables para quienes perciben un salario mínimo integral de 800.000 bolívares.

Un cartón de huevos cuesta 820.000 bolívares, un kilo de pollo 685.000 bolívares, un kilo de pasta 392.000 bolívares y un kilo de queso supera los 690.000 bolívares.

Recientemente el Centro de Documentación y Análisis para los trabajadores (Cenda), señaló que en el mes de julio del presente año un ingreso mínimo integral no es suficiente ni siquiera para cubrir un día de alimentación.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios