#OPINIÓN Caleidoscopio: Ratched (serie) #8Oct

-

- Publicidad -

Dirección: Ryan Murphy / Guion: Evan Romansky

Usted de seguro ha escuchado personas decir: por mi hijo, hermano, madre soy capaz de todo. Quizás usted, en algún momento, también lo ha dicho. Pero, ¿qué es todo?

- Publicidad -

Esta es una serie dramática de suspenso que cuenta la historia de la enfermera Mildred Ratched que en 1947 se emplea en un hospital psiquiátrico al norte de California, pionero en aplicación de nuevos e inquietantes experimentos con la mente humana.

Ratched se presenta como la imagen perfecta de lo que debería ser una enfermera pero, en la medida que empieza a trabajar, descubre que detrás del elegante exterior del hospital se oculta una oscuridad que va creciendo en su interior, revelando que los verdaderos monstruos se hacen, no nacen.

Volvamos a lo que es todo. Asesinar, robar, puede ser parte de un todo que no se dice y puede estar implícito para algunos y santificado o excluido para otros. Todo depende de la línea delgada entre el concepto del bien y mal en el que hayamos sido formados.

- Publicidad -

El glamour de Ratched esconde lo grotesco del ser humano, ella “hace todo” para salvar a su hermano asesino, y lo hace con extraña mezcla de frialdad y humanidad.

Ratched está repleta de gente fabulosa con ropa hermosa que se hace cosas ruines los unos a los otros. Es una serie rara pero muy entretenida. A los diez minutos de empezar ya se está atrapado bien sea por lo colorido, pulcro y lo minuciosamente decorado que hace acariciar los ojos con visuales estéticamente impresionantes, o por la impecable actuación del rostro imprescindible de la tv en los últimos tiempos: Sarah Paulson.

Es una serie macabra, absolutamente deliciosa y en la que cada plano es una obra de arte, que mueve lo bueno y lo malo representado en la naturaleza humana.

Y es que una de las grandes cuestiones de la vida es la de saber si el ser humano nace bueno y luego se hace malo o algo de maldad ya nace con nosotros. Y en Ratched esa interrogante nos persigue desde el capítulo uno.

Sigmund Freud “reconoce ambos impulsos, lo bueno y lo malo, como constitutivos. Necesito ambos. El odio se necesita para destruir y luego construir” planteaba. Rousseau decía que el “ser humano es bueno y empático, pues el mismo siente una inclinación natural a auxiliar, pero lo que lo hace malo y despierta su agresividad es el momento cuando dice: esto es mío”.

En Ratched estos aspectos, “es mío”, “se nace bueno o malo”, «el unirse para ayudar», “la humanidad” aparece en cada escena y en monstruosidades en su más bello esplendor.

Este argumento retorcido y violento que se pasea positivamente con la música Hitchcockiana muestra a una Sarah Paulson comprometida e impregnada con el personaje. El control de la frialdad, de sus estados de ánimo, de su espíritu manipulador y hasta psicótico la hace jugar al borde de la caricatura, pero nunca se desborda. Magistral.

Por instantes Mildred Ratched, nos hace sentir realmente como si fuésemos víctima de sus actos y nos provoca una mezcla de sensaciones encontradas.

En este sentido, para el filósofo Nietzsche “lo bueno y lo malo es imposible de definir porque nunca se llega a nada, pues en gustos se rompen géneros, y por eso mejor que cada quién elija qué es lo bueno y lo malo para sí mismo, siempre y cuando no afecte a los demás”, según el filósofo alemán eso se debe a la valoración moral que cada quien tenga de las cosas, de lo útil, o del ser humano, su crianza pues.

Es decir, al ver usted la actuación de Ratched puede la misma transmitirle seriedad, ira, calculada empatía, compasión, humanidad, ironía y más, todo en un solo paquete que no deja de impactar con cada nueva situación a la que Mildred se enfrenta.

Para finalizar, con «Ratched» de Netflix asistimos sin duda a una trama psicológica convencional que todo estudiante de la mente humana se daría banquete al verla, en especial con los mensajes encriptados que durante todo el film deja ver la producción bajo una paleta de colores y vinculados con el cortar hilos con seres de nuestro entorno, nuestra infancia y traumas que vivimos en el proceso de crecer.

Fritz Márquez

@fritzmarquez360

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Más leido hoy

- Publicidad -

Debes leer

- Publicidad -
- Publicidad -