#COLUMNA Soliloquios de café: Semblanza de mi otro gran amor (Parte V) #11Oct

Maximiliano Pérez Apóstol | Ilustración: Victoria Peña |

“El Dr. Juan Pablo Pérez Graterol”.

Viene… Como testimonios imborrables para la posteridad, más allá de las leyendas hechas historia quedó a la ciudad de Araure las evidencias de una trayectoria insigne que va más allá de su gentilicio, la población de Guarico, municipio Morán, del estado Lara, tiene el deber de reconocer las virtudes de su hijo olvidado. Nada pidió a su tierra natal. Como médico le sirvió en los primeros años de su apostolado.

El día de su despedida física, en la palabra impresa en el inerte papel se leyó:

Diario “Última Hora”:

“El Doctor Juan Pablo Pérez Graterol fue un fiel enamorado de su noble profesión, imprimiéndole siempre el sello vocacional, prestando ayuda oportuna al menesteroso y al desposeído sin caer jamás en cálculos metalizantes de un modo cada vez más deshumanizado.

El hombre, la mujer y el niño humilde lloran en silencio la inexorable partida de un hombre que nunca renunció al desprendimiento ante el dolor de las grandes mayorías desposeídas”.

Diario “El Nacional (Acarigua; especial por teléfono)” Cito:

“A la edad de 74 años dejó de existir en esta ciudad el filántropo médico tocuyano, doctor Juan Pablo Pérez Graterol, quien tenía más de cuarenta años al frente de la Medicatura del Distrito Araure.

El doctor Pérez Graterol era una de las personas más queridas y admiradas en Portuguesa, por su nobleza, gran sensibilidad humana y vocación profesional, se graduó de médico hace 42 años, en la Universidad “La Sorbona” de Paris y realizó su revalida en la UCV, de allí se vino a Araure donde hizo de la medicina un verdadero apostolado, dando lo mejor de su vida a la colectividad de histórica Villa de Araure.

El doctor Pérez Graterol fue fundador del Colegio de Médicos del estado Portuguesa y del “Liceo José Antonio Páez”, de Acarigua, donde se destacó como profesor de francés. Nunca percibió sueldo como docente, pues el mismo, lo donaba para mejoras del liceo.

Su muerte ha causado hondo pesar en toda la colectividad de Portuguesa y el Concejo de Araure declaró tres días de duelo (…)

Diario “El Imparcial (Decano del Periodismo en los Llanos Occidentales):

(…) “médico que por más de 40 años prestó sus servicios profesionales a la colectividad portugueseña, de manera especial a la ciudad de Araure, de cuyo Puesto de Salud fue su fundador y director desde hace más de 8 lustros (…)

(…) con su muerte se pone fin al apostolado que lo significo para el pueblo su carrera de médico, humilde y desinteresado, baja el Dr. Juan Pablo Pérez al sepulcro sin testamento, porque al morir no tenía otra fortuna que dejar a los que el legado de sus virtudes y a la comunidad que lo estima en el más alto grado de la admiración y del respeto, el ejemplo de su digna y recta conducta ciudadana (…)

(…) El Dr. Juan Pablo Pérez visitará por última vez el Puesto de salud que él fundó y dirigió desde aquellos remotos días de los años treinta, cuando cumplía su función de médico a lomo de burro hasta todos los barrios de las dos ciudades.

¡Paz a los restos del viejo, honorable y respetado amigo! Nuestro pésame a todos sus deudos.

LA COMISIÓN PERMANENTE DE LA

ASAMBLEA LEGISLATIVA DEL EDO. PORTUGUESA

Cumple con el penoso deber de participar el sensible fallecimiento del filántropo médico.

DR. JUAN PABLO PÉREZ GRATEROL

Quien se hizo acreedor al afecto de la comunidad portugueseña por su abnegada actuación durante más de treinta años en el ejercicio de la medicina en la ciudad de Araure; (…)

Continuará…

Maximiliano Pérez Apóstol

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios