Ricardo Cussano: Rescatar el poder adquisitivo de la gente es el gran reto que tenemos por delante #19Oct

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

En estos momentos el reto principal que tenemos por delante en el país, es rescatar el poder adquisitivo de la gente, que en estos momento está totalmente pulverizado, asegura el presidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno, al ser consultado en torno a las últimas medidas de flexibilización anunciadas por Nicolás Maduro.

Advierte que el poder adquisitivo se rescata con mayor formalidad en la actividad productiva y con mayor continuidad, advirtiendo que esto es lo que ha estado solicitando la empresa privada desde hace mucho tiempo, advirtiendo que ahora hay que ir poco a poco para ver como va reaccionando el mercado.

En las primeras de cambio, el líder del empresariado insistió en que hay que mantener todas las medidas de prevención y los protocolos de bioseguridad, en estas nuevas áreas productivas que se están abriendo, ratificando que es necesario mantener el distanciamiento físico, el uso de las mascarillas y del gel antibacterial, así como el aseo personal en la medida en que ello sea posible.

Insiste Cuzanno en la necesidad de revisar el actual esquema del 7×7, el cual hasta ahora no ha dado los resultados esperados, a nivel de la actividad productiva.

“Con este esquema se podría trabajar mientras vas adecuando protocolos, circunstancias, las realidades, materias primas, solventando los problemas estructurales de servicios, financiamiento, pero la empresa no puede tener proyección, prospectiva, no puede programarse, no puede ser verdaderamente eficiente y sobre todo productiva para la sociedad, y esto ocurre solamente cuando genera riqueza con une esquema de 7×7, de allí que 7 días trabajando y 7 paralizado, no es el mejor sistema, por eso es que estamos exigiendo la continuidad plena”, dijo Cusanno.    

Recordó que no es posible comparar a Venezuela con países de Europa e incluso con algunos de América Latina, señalando que cuando se oficializó el primer caso del COVID-19 el 13 de marzo, el país tenía 25 trimestres continuos de contracción económica, la economía del mes de diciembre de 2013 hoy es 70% más pequeña, señalando que el país no tiene la institucionalidad para poder pararse y decir que vamos a emitir deuda para ayudar a los ciudadanos, o vamos a acudir a las instancias internacionales, porque ya sabemos todo el drama institucional que estamos viviendo y el tema de reconocimiento.

Resta importancia a las afirmaciones de la Vicepresidenta cuando afirma qua ya en Venezuela no existe hiperinflación, afirmando que cuando se habla con los especialistas y cuando se hacen las proyecciones de lo que sería el año 2020, aún con esta profunda recesión estaríamos metidos en una inflación entre 3.000 y 4.000% , con lo que continuaríamos estando entre las mayores inflaciones del mundo, lo que dista mucho de poder hablar de una economía sana y de poder hablar de superar los inconvenientes, entre otras cosas, para que eso sea, hay que rescatar el poder de compra de la moneda y eso solo se rescata con políticas de apertura, de confianza y sobre todo, con el retorno a la formalidad de los procesos productivos  de todo un país y toda una nación y hoy parece que eso no es así. Sectores fundamentales como la Construcción esta detenida en un 97%  de su capacidad y esto ocurría antes del 13 de marzo, señalando que esto hay que verlo con muchísimo cuidado y entender que Venezuela aún padece de unas enfermedades crónicas en términos económicos, y sin hablar de lo social.

Advierte Cussano que para que en Venezuela se pueda hablar de un verdadero despegue de la economía, lo primero que hay que garantizar es el respeto a los preceptos constitucionales, el derecho a la vida, a la salud, a la educación, a la alimentación el derecho a elegir, a la propiedad privada, esto sería verdaderamente lo que haga que las aeromozas puedan cerrar las puertas y que el piloto pueda despegar el vuelo hacia un país con mucho mayor progreso al que tenemos en el que hoy estamos viviendo. “Hoy le estaríamos pidiendo al Ejecutivo soluciones integrales en el marco de lo político, para que entonces se genere la confianza en lo económico y se tenga un impacto positivo en lo social; después pudiéramos entrar en cosas muy puntuales, como volver al IVA a 30 días que permitiría tener un junto mix entre lo importado y lo nacional; procurar las soluciones estructurales en términos de servicio eléctrico, sin electricidad no puedes abrir las plantas ni las empresas; pero fundamentalmente, el acuerdo político es obligante”, dijo Cusanno en el Circuito Éxito.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios