Gerver Torres: Desestatizar la economía es uno de los grandes retos que tiene la sociedad venezolana

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

Por la desestatización de la economía venezolana se pronuncia el economista Gerver Torres, como uno de los grandes retos que tiene por delante la sociedad venezolana, que incluye por supuesto a la actividad privada.

El pronunciamiento lo hizo el economista e investigador y consejero de la Empresa Gallup, en el marco del foro “Participación Privada como aporte al Desarrollo”, organizado por el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico (Cedice-Libertad).

“Nosotros como gran objetivo debemos propender a disminuir el papel del Estado, a retirar al Estado de muchos sectores en los cuales se ha inmiscuido y que van más allá de lo económico, para darle plena vigencia, vitalidad y curso a la sociedad civil que la estatización progresivamente liquida y obviamente también al sector privado de la misión puramente económica, pero es un gran lineamiento de desestatización y va más allá de lo económico”, afirmó     

Agrega que la situación que tenemos nosotros por delante, es “una oportunidad única” para hacer las transformaciones más profundas que necesitamos hacer, afirmando que es una oportunidad que tiene una cierta ironía, porque es una oportunidad que además no queremos volver a tener, porque la oportunidad nos las brinda una gran tragedia, que es la que hemos padecido y obviamente nadie quiere volver a vivir una gran tragedia.

“Pero una vez ocurrida la tragedia, tenemos que sacar el mejor partido de ella y ese partido que hay que sacarle a esa tragedia, incluye esa redefinición del papel del Estado en la sociedad y en la economía venezolana, planteándonos de manera más ambiciosa posible, sin temores de ningún tipo, después de haber de vivir lo que nosotros hemos vivido”, señala el especialista.

Como un tercer elemento, ya entrando en el tema de la privatización, señalando que se debe hacer una corrección de una terminología que se está utilizando, y es que se habla de privatización de empresas públicas en Venezuela, pero en verdad estaría planteado, es una reprivatización, porque estas empresas de alguna forma ya dejaron de ser públicas y están sometidas a intereses particulares, a intereses de grupos, a intereses de una nomenclatura, a intereses partidistas, solo que el régimen que hoy gobierna a Venezuela tan corrupto y tan incapaz que las ha quebrado todas y necesita, por un lado, y ya lo esta planteando y de esto habla la famosa Ley Antibloqueo, donde el mismo régimen está planteado de alguna forma esta privatización.

“Por cierto en la que han venido incurriendo o haciéndola solapadamente, muy a oscuras, muy dentro de la poca transparencia que ha signado a este régimen”.

Explica que cuando se refiere a la privatización, lo hace en el sentido más amplio, es decir no se refiere solamente a la venta, sino a cualquier movimiento o cualquier acción que signifique una ampliación del papel del sector privado en la economía, es todo lo que se denomina apertura o incluso liquidaciones de empresas que dejan el espacio para la aparición de un actor privado, todos esos procesos podemos englobarlos en acciones de privatización de manera de entenderlos como parte de ella y no tener que estar haciendo calificaciones continuamente”, dijo Torres.

Advierte que cuando se mira el sector de empresas públicas venezolanas, se constata que Venezuela es el país que en los últimos 20 años experimentó el crecimiento más pronunciado de empresas públicas en el mundo, empresas públicas que han aparecido, tanto por las acciones de estatización, expropiación, e intervención de todo tipo, como por la creación de nuevas empresas, es decir que nacieron publicas desde el primer momento, señalando que todos sabemos como lo hizo el régimen de Maduro, “sencillamente aprovechó el boom petrolero, sin precedentes también en nuestra historia, para comprar empresas que habían sido privatizadas o estaban en el ámbito privado, y en segundo lugar, para crear nuevas empresas de todo tipo en todos los sectores, de tal manera que hoy tenemos más de 800 empresas públicas que están en todos los sectores y muchas de ellas están en los eslabones críticos de las cadenas productivas, por lo que su desempeño afecta a toda la economía”, dijo Torres.

Advierte que para todas estas empresas está planteado un proceso de redefinición de proceder del Estado, de apertura, de privatización, de la concreción de un lineamiento fundamental que es convertir al sector privado en el motor de la economía y eso obliga a algunas definiciones básicas.

“Una de estas definiciones es que no hay ningún objetivo de política pública, ninguno que el Estado no pueda cumplir a través de políticas públicas, instrumentos que tiene en sus manos, es decir que no necesitan de la propiedad o del control de empresas de actividad empresarial, salvo casos muy específicos que la teoría económica estudia y reconoce, a las cuales se les llama fallas de mercado, externalidades, donde la participación del Estado se hace obligatoria y muchas veces temporal, mientras las fallas desaparecen, por esas razones no hay ninguna que justifique la acción del Estado como empresario, y este criterio es fundamental, porque a la hora de definir que vamos a hacer, en qué dirección deberíamos ir, ese criterio nos sirve para decir, el Estado no tiene porque ser empresario productor de bienes de de naturaleza privada, el Estado por qué productos de petróleo, de aluminio  y de todas las demás cosas en las que el Estado ha tenido participación y teniendo control en los últimos años”.

Advierte que esto significa que como objetivo el Estado venezolano, en una nueva fase de transformación como la que se viene planteando, debe retirarse y aislarse de todas la operación, control y manejo de empresas productivas, como objetivo; pero además no solamente es un criterio económico sensato, en el caso venezolano será una necesidad, la economía venezolana ya no cuenta con los recursos que tuvo en algún momento para hacer inversiones públicas en empresas en las cuales, nunca existió ningún tipo de contraloría.

Ratifica que esta es la gran oportunidad de acabar, de terminar con el petro estado, lo cual no quiere decir que con el petróleo, ya que hay economía donde el petróleo tiene una gran presencia, pero no son petro estados.

Dijo que no será un proceso fácil, que deberán enfrentarse muchos problemas, sobre todo con la situación del sector privado, en qué situación esta, que músculo financiero tiene para participar en la compra de una o varias de estas empresas, advirtiendo que este tipo de problemas, junto a otros son de los más difíciles a resolver en los próximos años.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios