#OPINIÓN Causas y secuelas del periodismo reflejo en la radio (Parte 3) #13Nov

Freddy Torrealba Z. | Ilustración: Victoria Peña |

A cien años del advenimiento regular de las transmisiones de radio persiste el deformante periodismo reflejo ahora con contenidos de la banda ancha sin el debido procesamiento científico del medio de las ondas hertzianas. Su sello es el de la desactualización e inexpresividad que fulminan la radiodifusión.

El periodismo reflejo niega la función de informar oportuna y eficazmente al escucha por su falta de originalidad, fugacidad y actualización de la información. Es la antítesis del periodismo temporal, la auténtica manera de informa por radio, inventado por el norteamericano Edward R, Murrow al fragor de la Segunda Guerra Mundial.

Las causas de esta distorsionada forma de periodismo en la radio las tenemos primeramente en la baja inversión de los dueños de los medios. Ciertamente este género informativo es muy costoso lo que infla el presupuesto de la emisora, pero es una garantía de un servicio noticioso de calidad compensado con la segura sintonía del oyente y publicidad.

La carencia de personal capacitado y especializado en el género capaz de manejar este tipo específico de información eminentemente temporal con su inseparable aquí y ahora consustancial a la radio. Recordemos que por la radio habla mucha gente, pero son pocos los que saben realmente de radio. Por lo que no es oro todo lo que brilla.

Falta de renovación y espíritu de competencia. Aunque parezca redundante la verdadera radio radiofónica está alerta a este constante proceso de cambio. De lo contrario es rebasada por las innovaciones que en el medio ocurren hoy a la velocidad de las ondas hertzianas.

La adquisición de innovativas tecnologías hoy resulta un problema a resolver por quienes hacen periodismo radial para evitar quedarse a la cola de los otros. Pero disponer de tecnología de punta no significa que el problema automáticamente está resuelto. Entre sus riesgos figuran la disminución del personal periodístico y el reforzamiento de esta deformación al copiar, sin procesamiento radial, noticias de otros medios digitales. La BBC es la única radio de noticias en duplicar el personal periodístico tras dotarse de tecnología digital.

Una de las reglas del periodismo radiofónico es la adaptación de contenidos provenientes de otros medios. En ende, los textos largos de los periódicos, concebidos con más de 18 palabras, deben rehacerse para la radio. De lo contrario se forza al oyente a decodificar un mensaje que es ajeno al sentido de oído.

Entre las negativas consecuencias de esta irregularidad la tenemos en el siguiente ejemplo que diariamente ocurre por la radio. Un leed o entrada de una noticia del periódico contiene por lo general casi todos los elementos de la información concebido para ser leído por el ojo. Siempre excede las 12 o 18 palabras de la oración por radio. De esa forma se sume al oyente en una situación de sobresfuerzo para asimilar y entender el mensaje. Casi siempre el radioescucha lo que quiere conocer es el dato principal de la información que a veces el narrador apenas menciona una sola vez. Cundo se leen noticias del periódico por la radio se priva casi siempre al oyente del dato principal precisamente por la fugacidad de la radio dado que el texto del impreso carece de reiteración. El resultado es la confusión y distanciamiento del receptor en lugar de acercarlo e informarle generado por el periodismo reflejo.

Ello por no cumplir con la redacción radiofónica breve, sencilla, precisa y reiterativa de los datos a lo largo de la narración. Más el estímulo de la atención sicológica del oyente con el acercamiento al sentido del oído. Ese proceso en radio se desarrolla sucesivamente por medio de lacónicos párrafos.

El registro de los datos de una noticia por radio se realiza de forma sucesiva del principal a los secundarios. Pero es el caso que la lectura de periódicos conocida como revistas de prensa anulan dicho proceso siendo la consecuencia la subinformación del escucha.

Se trata de la asimilación de información proveniente de un medio fugaz que requiere redundancia. Pero generalmente quienes cumplen labores informativas en la radio lo ignora, no lo practica o lo hacen mal. Tengamos presente que la repetición por radio es un arte que requiere conocimiento y dominio del periodista, tal como lo señala Ángel Ara en su libro “Los clásicos y el micrófono”.

Precisemos que la superación del periodismo reflejo por radio no se logra con el voluntarismo y buenas intenciones de solo el periodista. Su erradicación será posible en otro contexto diferente al tradicional dado que requiere de una alta inversión económica del empresariado. La mejor referencia es la radio colombiana, una escuela del periodismo radiofónico latinoamericano en permanente renovación. El que se hace en Venezuela lamentablemente aún está en pañales. Pues continúan los informativos con contenidos desfasados de hace 24 o 72 horas atrás lo cual niega la actualidad constante, justamente la esencia del periodismo radial.

Freddy Torrealba Z.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios