Joaquín Giménez: La Asamblea Nacional es la primera puerta que tenemos para cambiar al país #16Nov

Texto: Enrique Suárez / Nota de prensa Unión y Progreso | Foto: cortesía |

Joaquín Giménez, aspirante a un escaño en la Asamblea Nacional y miembro del Comando Nacional del Movimiento Unión y Progreso, aseguró que tanto los candidatos como los miembros del partido que representa han venido creando especies de células en las comunidades para conocer a través de su dirigencia las principales necesidades de la población y así crear una agenda de trabajo que será presentada en el Parlamento Nacional luego de su juramentación el próximo 5 de enero de 2021.

En este sentido, Giménez manifestó que el país requiere de “leyes que abarquen todo el esquema en materia de salud, educación y seguridad, deben ser los principales puntos de debates una vez juramentada la próxima Asamblea Nacional (AN), temas que fueron obviados por quienes aún ocupan una silla dentro del parlamento”.  

Acotó que “la primera fuente para dar cambios en el país es la Asamblea Nacional donde debe imperar el debate y el entendimiento en beneficio de los venezolanos”, destacó Joaquín Giménez, candidato al voto lista por el Movimiento Unión y Progreso (UP-Lara), quien exhortó a los electores a salir a votar el próximo 6 de diciembre y darle “el voto castigo al mal gobierno”.  

Por otra parte, señaló que en diversos recorridos por las comunidades los ciudadanos expresan su descontento ante las fallas de los servicios públicos y el alto costo de la vida.

“La peor queja es que la gente no quiere nada con Nicolás Maduro. Lo que está viviendo el pueblo es desastroso por las constantes fallas eléctricas, falta de gas doméstico y agua. El costo de la vida está súper alto por el desmesurado juego entre el dólar oficial y no oficial y nadie responde a esta crueldad que tiene en jaque a los venezolanos”, indicó.  

El candidato a las parlamentarias también respondió algunas interrogantes sobre la situación política que atraviesa Venezuela.

¿Qué hacer para aliviar toda esta pesadilla que acaba con la tranquilidad del pueblo?

Lo primero es que Maduro dignifique verdaderos sueldos y salarios a la masa trabajadora del sector público y privado. No es posible que trabajadores de la salud, educación y seguridad en la actualidad devenguen un sueldo que les alcance para sobrevivir un día. Lo mismo ocurre con los jubilados y pensionados que luego de servir a la nación por 40 años, vivan en zozobras porque el dinero que reciben no cubre sus necesidades. Eso es inhumano. Nadie puede subsistir con un sueldo que no supera los 5 dólares”, puntualizó.   

¿Habrá mucho trabajo para los nuevos diputados que resulten electos el 6-D para la Asamblea Nacional?

Así es, la lucha debe ser titánica. Hay muchas leyes que se deben revisar y recomponerlas a beneficio de la población, entre ellas las leyes Orgánicas de Emolumentos de los funcionarios públicos, sector salud, educación, seguridad, jubilados y pensionados. No es justo que seamos el país más rico de Latinoamérica, pero estemos siendo mal administrados por quienes hoy nos representan.  

¿Cuál es el fin de revisar estas leyes de Emolumentos?

Para que trabajadores como salud, educación y seguridad reciban un salario acorde al compromiso que tienen con la nación. En la actualidad no hay un estímulo que les permita seguir cumpliendo con entusiasmo sus funciones. No queremos que nuestro talento continúe yéndose del país. Debemos conservarlo por el bien de la nación. Basta de regalar a nuestros profesionales a otros países. Los venezolanos somos tremendos trabajadores, madrugadores, inteligentes y eficientes.  

¿Qué se hace desde Unión y Progreso para avivar ese desanimo que hay en los electores?

Venimos trabajando en todo el país con una campaña de motivación al voto. Si queremos cambiar este sistema y a Nicolás Maduro, la primera puerta que tenemos es la Asamblea Nacional, y para ello, hace falta el equilibro dentro del parlamento, y este se logra con los electores en los centros de votación escogiendo también a los diputados de la alternativa de cambio. La inacción al voto solo favorece a quienes pretenden seguir perpetuados en el poder. En el 2021 vienen elecciones a gobernaciones y alcaldías y también debemos salir a votar.  

¿Cómo pueden analizar los venezolanos estas elecciones parlamentarias del 6-D?

Como un voto castigo al mal gobierno. Si queremos ir saliendo de esta pesadilla que tenemos encima, tenemos que ir a votar en todos los procesos electorales que se nos avecinan comenzando por la AN. Si logramos la victoria en la Asamblea Nacional, Maduro tendrá que pensar que hará el año que viene.  

¿Y si ganan ellos?

Sería importante que el pueblo analice y se pregunte ¿ahora que vamos hacer? En el 2005 se llamó a no votar y el Gobierno se agarró toda la asamblea. En esta oportunidad no queremos eso. Basta de ese llamado a no votar porque no hemos visto ningún beneficio hasta el momento. Olvidemos que serán marines y drones los que nos vengan a solucionar nuestros problemas. Comencemos nosotros democráticamente saliendo a votar, es la única forma de defender a Venezuela. Insisto en que el llamado a no votar ha traído más complicaciones al pueblo.  

¿Hace falta sentido común para gobernar en Venezuela?

Mucho, y en la actualidad no lo veo. Esta calamidad que estamos viviendo nos tiene que llenar de fuerza y ganas de salir a votar. Las elecciones son importantes para cualquier nación. Si tu no sales a votar es porque estas conforme con Nicolás Maduro.  

¿Por qué deberían votar los electores por los candidatos de Unión y Progreso? 

Porque somos la única tarjeta limpia. No está financiada por el Gobierno, no somos alacranes ni estamos en el ecosistema de quienes hoy gobiernan el país. Ofrecemos nuestra tarjeta Unión y Progreso con candidatos serios que no se van a vender y que están preparados para defender al pueblo en el parlamento. Allá haremos política, no una gallera porque estaríamos irrespetando el órgano más importante que tiene el país. Allí es donde se debaten las ideas públicas y se legislan leyes para el desarrollo que tenemos hoy día.  

¿Qué es para usted la AN en estos momentos?

Cuál de todas, ningunas legislan para el pueblo, solo han traído confrontación. Es hora de pensar en el pueblo. La Asamblea Nacional tiene que regresar a hacer política, donde todos nos sentemos a debatir y buscar soluciones para los venezolanos. Que se acabe el radicalismo y que comience la unión para generar confianza y progresar. Aquí cabemos todos. El país necesita la unidad de los mejores.  

¿Cómo analiza la situación económica y social en el estado Lara?

Hoy día las empresas están perdiendo más dinero por la falta de electricidad y agua. Se les dificulta producir y vender. Los 13 diputados que saldrán electos por Lara deben esforzarse para lograr sentar en una mesa al gobierno local, regional y nacional, así como sector privado para buscar soluciones a los graves problemas económicos y sociales que tiene la región. Lara era referencia en lo industrial, por qué no seguirlo siendo si aún contamos con empresarios exitosos.  

¿Qué busca con esa unión entre el público y privado?

Que las cosas caminen por lo correcto. Que se busque el progreso y que se acaben esas confrontaciones que hay hasta en lo interno de cada sector.

¿De llegar Joaquín Giménez a la AN estaría dispuesto a sentarse con los alcaldes y el gobernador de Lara?

Llegando o no a la Asamblea Nacional lo haría porque esta lucha no termina el 6 de diciembre para Unión y Progreso. Llegamos para brindarles soluciones a los larenses. Basta de peleas estériles. La solución no la tiene ningún sector público o privado trabajando solo. Aquí hay que unir esfuerzo y generar confianza para que la gente de afuera invierta en nuestro país.  

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios