#OPINIÓN ¿Existe el Diablo? #17Nov

William Amaro Gutiérrez | Ilustración: Victoria Peña |

Como cristianos debemos saber, que la existencia del Diablo no es una leyenda popular sino una verdad muy clara. La Biblia que es la Palabra de Dios, dice que hubo una batalla en el Cielo y el Diablo fue arrojado a la tierra conjuntamente con los ángeles diabólicos que le acompañaron en su rebelión. Ellos están y habitan en medio de nosotros. Eso no es un cuento, amigos simpatizantes de Halloween. “Y fue arrojado el gran dragón, la serpiente antigua que se llama el diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra y sus ángeles fueron arrojados con él.” Apoc.12:9.

Él está aquí y a lo mejor muy cerca de Ud. esperando se descuide. Una de las más grandes tonterías que cometemos los seres humanos es subestimar la existencia del diablo. Una realidad inobjetable demostrada en Las Sagradas Escrituras. Y a este ser le encanta que pensemos así. Es la mejor manera de someternos, ponernos a su servicio y manipularnos aún sin darnos cuenta. Y las creencias espiritistas que en ocasiones llenan las expectativas de muchos cristianos es su estrategia preferida. Es por ello, nuestra alerta a quienes coquetean con estas cosas donde el protagonista es el maligno. Y Dios lanza desde siempre esa alerta para la gente buena que vive tratando de levantar familias sanas y prósperas. Dice “Alcen la vista y miren cómo viene del norte el enemigo. ¿Dónde está el rebaño que yo te había confiado, que te di, ese rebaño que era tu orgullo? Jer.13:20. Ese rebaño, mis apreciados lectores es su familia. Su hogar, su esposa y sus hijos. Motivo de amor, latente en Dios, para con los seres humanos.

“La madre no tiene, a semejanza del artista, alguna hermosa figura que pintar en un lienzo, ni como el escultor, que cincelarla en mármol. Tampoco tiene, como el escritor, algún pensamiento noble que expresar en poderosas palabras, ni que manifestar, como el músico, algún hermoso sentimiento en melodías. Su tarea es desarrollar con la ayuda de Dios la imagen divina en un ser humano” (El hogar cristiano, cap. 38, p. 228). ¿Cómo les parece? Este análisis me recuerda vívidamente a mi viejita Josefina, casi analfabeta, ella se encargó de eso, en los trece hijos que tuvo.

Otro texto basado en hechos, en la boca del mismo DIOS, que el diablo es una realidad y que se posesiona de las personas, es cuando Judas decide entregar a su maestro. A pesar que era uno de los doce, su mirada, por extrema confianza en sí mismo, se apartó de su Salvador. Dice el texto en cuestión. “Entonces Satanás entró en Judas, llamado Iscariote, que pertenecía al número de los doce apóstoles” Luc. 22:3. ¿Cuándo Satanás se posesiona de la persona? Cuando le das entrada… Cuando piensas mal…envidias…codicias…odias y vives con resentimientos contra otros… cuando mientes para beneficio personal. Cuando tu vida espiritual o religiosa en cualquiera iglesia que frecuentes es aparente, falsa e hipócrita. Así, estamos pisando terreno del Diablo y expuestos a que entre en nosotros en cualquier momento de descuido.

Ojo… una escritora cristiana norteamericana concluye de manera acertada lo siguiente: “Los que no están completamente consagrados a Dios serán inducidos a hacer la obra de Satanás, mientras se lisonjean de que están en el servicio de Cristo”

Helen White. Libro. JOYAS de los TESTIMONIOS TOMO

William Amaro Gutiérrez

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios