#OPINIÓN Ventana abierta: Un nuevo Gobernante #18Nov

Eduardo Iván González González | Ilustración: Victoria Peña |

Para recordar:

“Y oí una gran voz del cielo que dijo: “Ahora la morada de Dios está con los hombres, y él habitará con ellos.  Ellos serán  su pueblo, y Dios mismo estará con ellos, y será su Dios”

(Apocalipsis 20:3)

Justo el 03/11/2020, se realizó la elección presidencial y del Congreso en los Estados Unidos. Allí pasó de todo: Votos por internet, correo y en físico, como de costumbre. Pero, hubo protestas, ya que según Donald Trump y su equipo, presuntamente hubo actos que empañaron la legitimidad del proceso; cuando la nación norteamericana, en la mayoría de los casos, se había caracterizado por fiabilidad en estos procesos.

En ese sentido, en casi todos los países del mundo, constantemente, se realizan elecciones políticas. Y ¿qué resultados se esperan? ¿Elegir nuevas autoridades? ¿Ratificar los anteriores? Tal vez, los votantes desean seleccionar personas que resuelvan los problemas existentes y no elegir los creen más dificultades. Y, en Venezuela, algunos gobernantes se han enquistado en el poder, han hecho todo para que las re-elecciones sean como infinitas, y se ve a las claras que no hay deseos entregar el puesto de alguna forma.

Cuando nació Jesús, el Hijo de Dios, representó un problema para los romanos y el pueblo Judío. ¿Sería porque la profecía anunciaba que nacería un rey? La Biblia dice: “Pero tú Belén Efrata, pequeña entre los millares de Judá, de ti saldrá el que será Señor en Israel. Sus orígenes son desde el principio, desde los días de la eternidad” (Malaquías 5:2).

También dijo el profeta Malaquías: “El rey estará firme, y apacentará con el poder del Señor, con la grandeza del Nombre del Eterno su Dios. Y habitarán seguros, porque su grandeza llegará hasta el fin de la tierra” (Ídem 5:4).

Antes Isaías había mencionado: “Porque un Niño nos es nacido, Hijo nos es dado, y el gobierno estará sobre su hombro. Será llamado Maravilloso, Consejero, Dios Poderoso, Padre Eterno, Príncipe de Paz” (Isaías 9:6; ver también Isaías 7:14).

En Mateo, capítulo 2, se registra que los sabios de oriente buscaban a Jesús como un rey; entonces el verdugo Herodes, entrampado por el diablo, creyendo tener un futuro rival, o un futuro gobernante terrenal, mandó matar a todos los niños menores de dos (2) años. Por ello, José, María, Jesús, tuvieron que huir a Egipto. (Comparar con Apocalipsis 12).

Los sacerdotes Judíos, persiguieron a Jesús, porque según ellos representaba alguien que los iba a remplazar o desenmascarar. El rechazo judío, hacia Jesús, ha sido hasta hoy, ya que hay muchos de ese pueblo, que no aceptan que vino a esta tierra por un milagro y por ello dicen que Dios no podía nacer (Ver explicación dada por: 1 Pedro 1:18-20; Juan 8).

La rabia fue tan eminente para los adversarios de Jesús, que lo mataron en una cruz. Pero, para el pueblo, Jesús representaba más que un Salvador, porque para ellos y nosotros es quien  perdona nuestros pecados. Razón por el cual el ángel dijo a María que se llamaría “Jesús” (Mateo 1:21) y para esta época, viene a la tierra por una segunda oportunidad.

Aunque, Él podía solucionar los problemas de hambre, enfermedad y muerte; no vino a establecer algún reino terrenal (Juan 18:36).Y después de su 2do regreso, tampoco se asentará en la tierra, hasta pasados los mil años, según Apocalipsis 20:7.

Al parecer, los humanos aprendemos poco de la historia. Ahora, estamos esperando a Cristo. No vendrá a tumbar a ningún gobernante en particular. Cuando el venga, finalizará la historia, en general, de este deteriorado planeta, bien descrito en Daniel 2:31-34.Yen Mateo 24:14, se señala que “será predicado el evangelio y entonces vendrá el fin”.

Luego iremos al cielo por mil años, y cumplido ese tiempo, descenderá la nueva Jerusalén a la tierra. Allí si se establecerá un nuevo Gobernante (Eterno) para la tierra y se cumplirá: “Ahora la morada de Dios está con los hombres, y él habitará con ellos. Ellos serán  su pueblo, y Dios mismo estará con ellos, y será su Dios” (Texto inicial).

Cristo será el centro, el tema de estudio, de su amor, unión para todos los salvados y habrá un nuevo mundo, una nueva vida y sin ningún problema ¿Te gustaría formar parte de ese grupo? Que no se quede nadie sin hacer planes para estar con Jesús por la eternidad.

Eduardo Iván González González

www.ventanabiertalmundo.com

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios