Héctor Mantilla: El dólar se ha disparado porque la demanda supera la oferta

Pacífico Sánchez | Archivo IMP |

Hace, justamente, un año el precio del dólar era de 29 mil 839 bolívares con 43 céntimos en el mercado paralelo. Hoy ronda los 800 mil bolívares, es decir más de veintidós veces el valor de entonces.Aquel día, Nicolás Maduro no titubeó al decir que la dolarización de facto era una válvula de escape para la economía nacional.


Adicionó que el dólar, que había sido satanizado por el régimen hasta entonces y aún más: estaba prohibido de hablar de su valor en el mercado paralelo, permitiría la recuperación y el despliegue del funcionamiento de las fuerzas económicas.


“Él mismo se estaba engañando”, declaró para Elimpulso.com, el doctor Héctor Mantilla, economista, profesor universitario y director de investigación, asesoría económica y financiera de la Asamblea Nacional.
El problema de fondo es que la oferta es muy limitada y la demanda es creciente, explica.


Hay que recordar que más del 90% de los ingresos del país era producto de la producción y exportación del petróleo.
Pero, cuando bajó estrepitosamente la exportación y cayó el precio del barril del crudo, disminuyeron esos ingresos, agravado por el crimen de la destrucción de la industria petrolera.


“Es cierto que las sanciones han tenido un efecto negativo en la industria petrolera, pero el peor daño es que la producción descendió de 2 millones 500 mil barriles diarios a unos 400 millones de barriles por día, agregándole que como las refinerías están dañadas no pueden producir gasolina suficiente para el mercado nacional y se hace difícil la importación”.


En estos momentos – y desde hace cierto tiempo- no hay fuente de dinero.
Están circulando
unos dólares que no se sabe de dónde provienen.


Difícil es obtener los dólares, porque es muy fácil emitir bolívares, ya que es un dinero inorgánico generado por el Banco Central de Venezuela.


Así como fue un engaño el petro, también lo fue la declaración que con el dólar se recuperaría y despegaría la economía nacional.


Porque la economía no es nada compleja, ni misteriosa, ni enigmática. Se alimenta, crece y consolida con una sola palabra: confianza.
Si no hay confianza, nada será posible.

¿Quién invierte?

En este orden de ideas, el doctor Mantilla resta credibilidad a los presuntos planes que tiene el régimen al hablar con los bancos para que éstos ofrezcan créditos en dólares, a partir del año próximo.


Cualquier dueño de un banco va a preguntar: ¿dónde están los dólares? Porque tienen que venir de algún lugar. De los organismos multilaterales, de los inversionistas extranjeros o de los venezolanos que tienen dinero en el exterior que los pudieran traer. Pero, hasta ahora, no hay confianza para invertir en Venezuela.


Para que se pueda recuperar la economía nacional hace falta 120 mil millones de dólares. Y surge la pregunta: ¿quién o quiénes lo van a aportar con la esperanza de recuperarlos? , pregunta el doctor Mantilla. Por los momentos, nadie se atrevería a correr el riesgo.


Sigue siendo una válvula de escape el dólar, pero por las vías normales no llegará.

Ahora vemos que desde hace varias semanas se ha venido disparando esa divisa en el país porque la demanda está creciendo.
Claro está, nos aproximamos al mes en el cual la gente gasta más, aunque no será como en años anteriores.


Están muchos recibiendo bonos, otros aguinaldos o utilidades de empresa privadas que aún funcionan y también hay los que reciben remesas de familiares que están en el exterior. Es por eso que el dólar sigue disparado.


Sin embargo, no hay posibilidades de que la situación cambie o mejore porque no se ha aparecido, ni se aparecerá, la palabra confianza que es la indicada para comenzar a recuperar económicamente el país, termina su explicación el doctor Mantilla.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios