Un Mundo Sin Mordaza: En Venezuela se profundizaron las violaciones a la libertad de expresión durante la pandemia #20Nov

Nota de prensa | Foto: Archivo |

La ONG Un Mundo Sin Mordaza publicó un balance general sobre la situación de la libertad de expresión en Venezuela en el primer semestre del año. En el mismo se detalla que durante la pandemia se acentuaron los ataques, violaciones y restricciones contra periodistas, medios de comunicación y ciudadanos en el ejercicio del derecho a la libre expresión.

Desde enero a julio de 2020 Un Mundo Sin Mordaza documentó 281 casos, registrados por Espacio Público, en los cuales se determinaron 623 violaciones a la libertad de expresión. Gran parte de estos, están vinculados al contexto de la pandemia y el decreto de Estado de alarma, lo cual ha servido a las autoridades para hacer uso excesivo del poder y atentar no solo contra los medios y periodistas sino contra ciudadanos que intentan vencer la censura, informar e informarse en el país.

Durante ese semestre aumentaron las detenciones arbitrarias; 48 periodistas, reporteros gráficos, trabajadores de prensa, sector salud y ciudadanos fueron detenidos, en su mayoría por funcionarios de la Guardia Nacional, detalló la ONG.

“La censura aplicada por el régimen de Nicolás Maduro a través de Conatel también estuvo a la orden del día; 13 emisoras de radio y 2 programas televisivos fueron sacados del aire, 4 canales de televisión sufrieron una suspensión temporal, 17 páginas web y redes sociales fueron bloqueadas y un servicio de televisión por satélite que cesó sus operaciones en el país”, indicó Un Mundo Sin Mordaza.

Acotó que también se registraron “75 casos de intimidación, amenazas, hostigamientos y agresiones contra los trabajadores de la prensa, que consistieron en persecución, retención de equipos y golpes, que afectaron directamente a más de 188 personas. Los actos fueron perpetrados por funcionarios de organismos de seguridad, colectivos armados y adeptos al régimen”.

Pluralidad y libre información cercenada

En otro informe, sobe el cierre de Diretv, la ONG denunció que el Estado venezolano ha “violentado de forma sistemática” las obligaciones específicas desarrolladas por el Sistema Interamericano de Derechos Humanos en materia de Libertad de expresión, como pluralismo, protección a periodistas, prevención de declaraciones estigmatizantes y la obligación de adoptar las disposiciones en su derecho interno.

Un Mundo Sin Mordaza responsabilizó al régimen de contribuir indirecta y progresivamente al cese de operaciones de Directv en el país, y en consecuencia de vulnerar el desarrollo del acceso a la información a casi la mitad de la población nacional, 13 millones de usuarios.

El cierre de la empresa vino luego de reiteradas intromisiones para la prestación de su servicio, especialmente de órdenes de sacar de su parrilla de programación a determinados canales informativos por transmitir informaciones que no agradaron a personajes del régimen. 7 canales internacionales fueron sacados de la parrilla de programación de Directv desde 2014.

En este sentido, la ONG desarrolló un instrumento de encuesta con la finalidad de conocer el impacto del cese y reintegración de Directv en Venezuela; el cuestionario se realizó de forma electrónica y se obtuvieron un total de 439 respuestas en 22 estados del país contando así la encuesta con un nivel de confianza del 95% y un error del 5%.

En el estudio, se pudo conocer que 94,7% de las personas consultadas disfrutaba del servicio antes del cierre de operaciones. Pero debido a la suspensión temporal del servicio se redujo a 83,5%, es decir que 11,2% de los usuarios dejaron de disfrutar del servicio de forma permanente.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios