Emilio Lozada: Un 26% de los 5.230.000 jubilados y pensionados de nuevo han tenido que trabajar para sobrevivir #23Nov

Juan Bautista Salas | Foto: Cortesía |

Del total de los 5.230.000 millones de pensionados y jubilados que hay en el país, un 26% que equivale a más de 1,4 millones, se ha visto en la necesidad de ponerse a buscar trabajo o a comercializar cualquier producto y a bachaquear, para poder sobrevivir ya que el ingreso correspondiente a la pensión, les resulta insuficiente.

El pronunciamiento lo hizo Emilio Lozada, presidente de la Federación Nacional de Jubilados y Pensionados de Venezuela, quien destaca que el actual sueldo que reciben los pensionados y jubilados cada vez se “arruga” más debido al alza en la tasa del dólar paralelo.

Precisó que con la gran incertidumbre que existe, cada día se acentúa más en el sector de los jubilados y pensionados, sino también en el de los sobrevivientes y a ellos se suman todos los trabajadores de la administración pública que reciben salarios similares, ya que los tabuladores que aplicaron van por la misma vía, ya que se trata de 3,10 dólares, indicando que esto sencillamente no alcanza para cubrir los gastos de alimentación y medicinas, agregando que de paso los pasajes han aumentad, afectando a aquellas personas que tienen que salir a la calle a realizar alguna diligencia, indicando que los pasajes que costaban hace un mes 20.000 bolívares hoy cuesta 60.000. Bolívares.

Lozada asegura que el Gobierno no anuncia oficialmente los aumentos de salarios, en estos momentos, porque ya cuando comienzan los rumores del ajuste, ya los precios comienzan a escalar de manera escandalosa, señalando que fue a comprar una caja de toallines que costaba el día anterior 600.000 bolívares, pero ahora el nuevo precio es de 1.200.000 bolívares.

Alerta que si no se toman medidas en cuanto a detener la escalada de los precios, vamos camino a una hambruna, señalando que no solamente hay que recuperar la salud de las personas, recuperar el país, el poder adquisitivo del salario y crear las condiciones para que los comercios y las empresas puedan continuar produciendo en condiciones adecuadas.

Señala Lozada que esta situación genera angustia en el sector de la tercera edad, planteándose entonces la necesidad de salir a la calle a protestar, por cuanto se trata de un derecho constitucional, establecido en el artículo 91 de la Constitución, señalando que ojalá que llegara alguien que tuviera la voluntad de hacer cumplir lo que establece la Carta Magna, lo cual traería un poco más de tranquilidad en el sector de jubilados y pensionados.

Advierte que la situación es muy grave, no solamente el poco monto de la pensión, sino que a esto se agrega el problema de las deficiencias de los servicios públicos como la falta de agua, de electricidad, de gas, de combustible que también los afecta, directa o indirectamente.  

Consultado en torno a las respuestas que han  recibido, por parte del sector oficial, en cuanto a sus peticiones a las protestas, Lozada indicó que han estado participando en todas las movilizaciones que realizan los distintos sectores para reclamar sus derechos, pero especificó que el año pasado enviaron a las autoridades 72 comunicaciones y han participado en 52 protestas, afirmando que ninguna comunicación fue respondida; mientras que este año han enviado 26 comunicaciones, pero en junio se cansaron y llegaron a la conclusión de que seguirían perdiendo el tiempo enviándole comunicaciones al gobierno, las cuales no responden ni siquiera por simple cortesía.

“Nosotros íbamos a la Vicepresidencia a entregar una comunicación solicitando que eliminaran una circular que le eliminó todos los beneficios a los trabajadores activos y a los jubilados y pensionados y solo los dejó con un salario y unos tabuladores que tampoco llegan a ninguna parte; nos atendieron, se designó una mesa de trabajo, se nos dijo que en diez días tendríamos respuesta, pero eso no pasa de allí, por eso decidimos no seguir perdiendo el tiempo, así que decidimos vámonos a la calle a protestar hasta donde podamos, vamos a elevar nuestras quejas a los organismos internacionales, ante la OEA, las Naciones Unidas y nos dedicamos a hablarle al mundo, porque ninguna organización nacional nos va a dar respuesta, y ante estas burlas a nosotros no nos queda más remedio que hablarle a los medios, a las organizaciones gremiales como Fedecámaras, ya que no esperamos que ninguna de las personas que maneja los dineros del Estado, vaya a ponerle ni un centavo mas a los salarios de los jubilados y pensionados, por derecho”, dijo Lozada en Fedecámaras radio.

Recordamos que el Articulo 91 de la Carta Magna, reza: “Todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que le permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales. Se garantizará el pago de igual salario por igual trabajo y se fijará la participación que debe corresponder a los trabajadores y trabajadoras en el beneficio de la empresa. El salario es inembargable y se pagará periódica y oportunamente en moneda de curso legal, salvo la excepción de la obligación alimentaria, de conformidad con la ley. El Estado garantizará a los trabajadores y trabajadoras del sector público y del sector privado un salario mínimo vital que será ajustado cada año, tomando como una de las referencias el costo de la canasta básica. La ley establecerá la forma y el procedimiento”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios