#OPINIÓN Se busca un Emprendedor: Intercambiar información #1Dic

Italo Olivo |

“Adúlame, y puede que no te crea. Critícame, y puede que no me gustes. Ignórame, y puede que no te olvide. Alábame y no te olvidaré ”

WILLIAM ARTIIUR WARD

Todos podemos aprender de lo que nos digan los demás. Sin embargo, la perspectiva de escuchar las impresiones sinceras de los demás puede provocar sentimientos muy fuertes, en ocasiones encontrados, en la mayoría de nosotros. Nos complace pensar que nos conocemos, y en algunos aspectos es cierto. Sabemos lo que nos gusta y lo que nos disgusta, nuestros sentimientos y creencias, lo que nos provoca la risa o el llanto. Pero lo cierto es que las personas que nos rodean tienen un punto de vista privilegiado del que nosotros nunca podremos disfrutar. Son nuestros espejos .

La información es algo que se da, al tiempo que se recibe. Si el regalo es bienvenido o no, depende de cuándo y cómo compartir nuestras reflexiones de forma que los demás acepten, valoren y busquen nuestra opinión. Cuando intercambiamos impresiones con cuidado y habilidosamente, estamos abriendo una ventana al mundo. Pero para la mayoría de nosotros, esto no es precisamente fácil.

Sólo usted puede decidir hasta qué punto es importante mejorar sus habilidades comunicativas para recoger las impresiones de los demás. Piense en las circunstancias concretas en las que buscar y recibir información.

La gente con altos niveles de inteligencia interpersonal tiene la habilidad de invitar a los otros a que les proporcionen información, y también saben cómo ser invitados a dar su propia opinión a los demás. Finalmente, las impresiones o información que dan son constructivas y esclarecedoras.

Cuando deseamos averiguar qué piensan de nosotros los demás, en realidad estamos ampliando nuestros horizontes y utilizando inteligentemente a los demás como fuente de información, en lugar de limitarnos a nuestras propias ideas.

Es más probable que la gente se sienta inclinada a revelar sus impresiones acerca de nosotros si les convencemos de que estamos sinceramente interesados en oírles. Muchas de las capacidades que participan en un proceso de comunicación claro y efectivo pueden ser útiles para mostrarse receptivo en el intercambio de impresiones.

Cuando quiera averiguar algo, evite acorralar al otro.

Dar nuestra opinión es tan importante como recibir la de los demás, pero la información sólo es útil cuando es escuchada, y para eso la gente debe mostrarse receptiva.

Concentre sus palabras en acciones y comportamientos específicos y evite hacer declaraciones generalizadoras o emitir juicios acerca del otro.

Definitivamente, si queremos que los demás sean francos con nosotros, debemos transmitirles que pueden hacerlo con total seguridad.

Italo Olivo

www.iolivo.com

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios