Cliclistas celebran los 100 años del maestro Héctor Alvarado

Oscar Castro Leal | Foto: Héctor Andrés Segura |

En un sencillo pero muy emotivo acto, un grupo de ciclistas acudió este martes 26 de enero en horas de la tarde hasta la residencia del profesor Héctor Alvarado, gloria larense del deporte del pedal quien arribó a los 100 años de edad en esta ciudad.

Esta actividad, organizada por el también ciclista Víctor Suárez, tuvo como finalidad primordial rendir un merecido homenaje a Don Héctor Alvarado por su amplia trayectoria en el deporte regional y nacional y quien nació en esta ciudad hace exactamente 100 años.

Acompañado por algunos familiares y por su esposa Olga Purroy de Alvarado, el insigne ciclista recibió al grupo de jóvenes y no tan jóvenes pedalistas en su residencia, respetando todos por supuesto las normas de bioseguridad impuestas por la pandemia de la COVID-19.

Víctor Suárez y el presidente de la junta directiva de la Escuela Central de Ciclismo Héctor Alvarado, José Moreno, expresaron en nombre de los asistentes su agradecimiento al homenajeado por su gran labor en la formación de generaciones de jóvenes deportistas durante décadas.

“Aquí estamos maestro”, dijo a una distancia prudencial Víctor Suárez, al desearle muchas felicitaciones al hoy centenario maestro del ciclismo Don Héctor Alvarado en nombre del modesto grupo que se dirigió al lugar en bicicleta.

No dejó de responder el homenajeado a las felicitaciones por su onomástico con un profundo agradecimiento. “Gracias a todos ustedes” dijo el maestro Alvarado al grupo que se apostó frente a su residencia en el este de Barquisimeto.

Igualmente Doña Olga, esposa del cumpleañero, emitió su agradecimiento por el cariño brindado a este hombre ejemplar, de quien dijo su mayor logró fue la formación de innumerables jóvenes en el mundo del ciclismo, muchos quienes han enaltecido desde hace generaciones el nombre del estado Lara tanto dentro como fuera del país.

Es de recordar que la trayectoria ciclística de Don Héctor Alvarado viene desde la década de los años 30 del pasado siglo. Sus primeras hazañas se remontan al año 1939 al vencer a su contrincante Pedro Aladé por corto margen. Luego se consolida en el deporte del pedal en 1940 al obtener el título nacional y en 1941 trasciende las fronteras del país y va a Montevideo junto al admirado Teo Capriles. De allí en adelante múltiples han sido sus logros, tanto así que el velódromo de la capital larense lleva su nombre.

Concluyó el emotivo ágape con un sonoro “Cumpleaños Feliz” cantado por los jóvenes ciclistas pertenecientes a la Escuela Central de Ciclismo Héctor Alvarado, Bararida Cross y otras agrupaciones de pedaleros que hacen vida en la ciuda, quienes incluso obsequiaron la tradicional torta de cumpleaños al homenajeado que arribó nada más y nada menos que a un siglo de edad.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios