Economistas aseguran que el dólar perdió poder adquisitivo por la hiperinflación

Brian Vidal | Foto: Archivo IMP |

Aunque especialistas en economía afirman que no existe una inflación en dólares los venezolanos la sienten igual porque la hiperinflación que hay en el país también ha tocado los bolsillos de quienes recibían remesas, pues comentan que compran menos o tuvieron que disminuir cantidades para que les alcance el dinero.

En este sentido, los economistas venezolanos aseguran que por esto, en el último año el dólar ha perdido su poder adquisitivo en la nación sudamericana.

El economista Leonardo Buniak asegura que al no ser el dólar la moneda oficial venezolana no se genera inflación en dólares. “Técnicamente no existe inflación en dólares, pero se siente igual por la hiperinflación. Cada vez un dólar en el país compra menos que antes”, señala la nota de 2001.

Así sea en dólares cada vez hay que tener más para comprar

Buniak destacó que en la actualidad se debe disponer de más dinero para comprar los mismo productos.

“Hoy se requieren $4 o $5 más para comprar la misma cantidad de bienes y servicios que se compraban hace un año”, señaló el economista.

También explicó que cada vez que se hace el cambio de dólares a bolívares estos rinden menos por la hiperinflación en Venezuela.

“El bolívar perdió poder de compra pero en consecuencia también el dólar lo perdió porque ahora se requiere utilizar más dólares para comprar la misma cantidad de bienes que hace un año”, añadió.

Recalcó que el poder adquisitivo de quienes reciben remesas disminuyó en más de un 75%.

Se perdió el poder adquisitivo que se recuperó con la dolarización

Por su parte, el economista Luís Oliveros manifestó que no los venezolanos no viven con una inflación en dólares sino que han ido perdiendo su poder de compra así sea en moneda extranjera.

“Lo que existe es pérdida de poder adquisitivo del dólar en un país que sufre hiperinflación”, recalcó Oliveros.

Además añadió que “las cosas en dólares suben porque hay hiperinflación, y los negocios e industrias tienen costos que aumentan a un ritmo más rápido que la devaluación del bolívar, por lo que los precios suben y eso seguirá mientras tengamos esta distorsión”.

Al referirse a la imposibilidad de que los familiares fuera del país puedan aumentar el envío de remesas, Oliveros indicó que esto se debe a la pérdida de empleos.

“Hay que entender que muchas de ellos perdieron sus trabajos o tuvieron problemas para mantener sus ingresos. Ahora envían menos plata y el dólar perdió capacidad de compra en el último año”.

El especialista también comentó que los precios de bienes, productos y servicios van en alza aunque estén fijados a la tasa del Banco Central de Venezuela “porque la del BCV también sube, a un porcentaje menor que la paralela”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios