Juventud Democrática de Venezuela condena celebración del 4 de febrero, fue el inicio de la destrucción de la democracia

Juan Bautista Salas | Foto: Cortesía |

La celebración de la intentona golpista del 4 de febrero de 1992, hace 29 años, contra el Estado de Derecho y las instituciones democráticas del país, condenó este jueves la Juventud Democrática de Venezuela, a través de un comunicado..

La organización juvenil repudió los crímenes cometidos y liderados por Hugo Chávez, en esa fatídica fecha, en la que se inició un proceso para acabar con la democracia del país.

“Hoy queremos hablarle a la juventud venezolana de a pie, esa juventud que día a día se debate entre quedarse en el país o irse a buscar futuro en otras latitudes, a ellos queremos decirles que juntos tenemos que rechazar en cada uno de los espacios laboral, académico o sociales donde hacemos vida a quienes después de 29 años han dado golpe tras golpe a nuestro país, a nuestra gente y en especial a nuestras vidas que se truncan cada día al no encontrar las oportunidades que nos merecemos y necesitarnos”, reza parte del comunicado divulgado a medios de comunicación.

A continuación texto del comunicado:

Hoy con profundo sentimiento de luto recordarnos que hace 29 años un grupo de oficiales militares usando banderas ficticias de revolución y cambio decidieron alzar sus armas contra el pueblo venezolano para perpetrar un golpe de Estado en contra de las instituciones democráticas de Venezuela y así comenzar a cavar el foso donde seria enterrada la democracia venezolana.

Son 29 años de ese fatídico martes donde ese grupo de militares utilizaron sus armas para asesinar inocentes, poner en riesgo la estabilidad del país y acabar con las golpeadas instituciones democráticas de Venezuela. Bajo las banderas de falsas promesas que jamás veríamos cumplir 6 años más adelante, utilizaron la democracia a la que le dieron plomo para llegar al poder, engañar a todos los que confiaron en ellos y hundimos en un modelo fracasado de hambre, corrupción y destrucción.

Ese 4 de febrero de 1992, no hicieron una revolución; cometieron un crimen contra la democracia, para comenzar a desmontar el engranaje constitucional y jurídico que nos traería hasta la dictadura que nos tienen hoy sobreviviendo en un país en el que da miedo salir a las calles a protestar, a alzar la voz, a opinar diferente porque el resultado es: represión, persecución, encarcelamiento, exilio o muerte.

Hoy corno portavoces de una generación de jóvenes que representarnos a las organizaciones políticas de la alternativa democrática, volvemos a alzar nuestra voz en contra de la dictadura chavista en un día que no vivimos, pero tristemente conócenos y sabemos que definitivamente representa el inicio del asesinato de la democracia.

Hoy queremos hablarle a la juventud venezolana de a pie, esa juventud que día a día se debate entre quedarse en el país o irse a buscar futuro en otras latitudes, a ellos queremos decirles que juntos tenemos que rechazar en cada uno de los espacios laboral, académico o sociales donde hacemos vida a quienes después de 29 años han dado golpe tras golpe a nuestro país, a nuestra gente y en especial a nuestras vidas que se truncan cada día al no encontrar las oportunidades que nos merecemos y necesitarnos.

No estamos aquí para dejar de soñar en el país que queremos sino para cada día avivar más esa llama de esperanza y de fe en cada rincón del país para alcanzar de esta manera el país que añoramos y el cual estamos dispuesto a defender, el 4F de 1992 inicia el asesinato de una democracia que hoy está muerta; sin embargo, los 4F que están por venir serán recordados cano una oscura pesadilla que no permitiremos que vuelvan, porque estamos decididos a revivir la democracia para todos los venezolanos.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios