#OPINIÓN Red de Instituciones Larenses: Perspectivas económicas 2021 (Parte V) #10Feb

Maximiliano Pérez Apóstol | Ilustración: Victoria Peña |

La grave crisis económica que enfrentamos en Venezuela, la destrucción de las cadenas de producción y su influencia determinante en el bienestar social destruido por la minimización del ingreso monetario familiar amerita analizar la guía proveniente de la experiencia del economista Gerardo Álvarez. Proponemos su recopilación.

Cito:

Esta seria, a mi juicio, la única ventaja de aplicar una tercera reconversión. Recordemos que en las dos anteriores el gobierno le ha quitado a nuestra moneda ocho ceros y sin embargo no ha podido disminuir las altísimas tasa de inflación que hemos tenido. Después de la última reconversión, la inflación ha sido superior a 15.000%, lo que evidencia claramente su fracaso. ¿Qué nos hace pensar que en esta oportunidad se pueda lograr ese objetivo de combatir la hiperinflación que nos devora? Si esa decisión, de tomarse, no se acompaña de un plan macroeconómico de ajustes fiscales y monetarios, así como un programa económico creíble para aumentar la producción nacional (no las importaciones), de nada serviría una nueva reconversión monetaria. No obstante, el observatorio Venezolano de Finanzas de la Asamblea Nacional ha señalado que “… como consecuencia de la caída de fuentes genuinas de financiamiento, la contribución fiscal petrolera ha desaparecido y la recaudación fiscal no petrolera ha declinado significativamente debido a la contracción de la economía y al cierre de empresas, las finanzas públicas seguirán comprometidas y el BCV seguirá financiando el déficit fiscal generando así un mayor índice de inflación “. Sobran los comentarios.

Al comienzo de este articulo señalábamos que en el 2021 no todos los sectores de la economía ni todos los venezolanos irían a sufrir los embates de esta crisis (palabras más palabras menos). Como quiera que la economía es una ciencia social que observa y analiza el comportamiento humano, Maza Zavala decía en el laboratorio de su imaginación, hemos observado (y esta observación no es solo mía) que muchas empresas y muchos compatriotas han sido este muy difícil año resilientes. No se conformaron esas empresas haciendo lo mismo que antes de la pandemia ni esos venezolanos se quedaron de manos cruzadas en sus casas, sino que transformaron esa crisis en oportunidades, literalmente inventando un conjunto de iniciativas o emprendedurismo, tanto las personas como las empresas a fin de enfrentar esta aciaga circunstancia, con la finalidad de generar ingresos adicionales. Adicionalmente, muchos compatriotas se han dedicado a trabajar por cuenta propia, lo que ha incrementado de manera importante la economía informal, en cualquier tipo   de actividades comerciales y de servicios y me da la impresión que el surgimiento de este nuevo tipo de servicios seguirá por algún tiempo, pues la grave situación que atraviesa nuestra precaria economía lamentablemente no concluirá a corto plazo, pues son tantos los difíciles retos que debe enfrentar el gobierno que no tienen el musculo financiero necesario y suficiente para poder reactivar nuestra economía. No obstante, hay empresas que están aumentando sus volúmenes de producción. Quizás ello ocurra porque hay otras que han cerrado o pierden participación en el mercado. Según Efraín Velázquez, Presidente del Consejo Nacional de Economía “las empresas que están activas, despiertas y tengan capital para financiar sus materias primas tienen una oportunidad.” Continuará…

Maximiliano Pérez Apóstol

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios