Cepaz: promedio de enero, hubo un femicidio cada 38 horas en Venezuela #11Feb

Entre el 1° y el 31 de enero de 2021, el Observatorio Digital de Femicidios del Centro de Justicia y Paz (Cepaz) registró, 18 víctimas de femicidios en Venezuela, lo que equivale a un  promedio, de un femicidio cada 38 horas, revela la información dada a conocer este miércoles.

Se indica que todos los datos reflejados por el monitoreo de Cepaz, fueron tomados de los medios de comunicación digitales, ante la ausencia de registros oficiales de femicidios.

Durante el primer mes de 2021, dos niños (hermanos) quedaron huérfanos y presenciaron el femicidio de su madre. La motivación del agresor en este caso fue la decisión de la víctima de romper la relación afectiva.

Además, encontraron que como en los anteriores monitoreos realizados por el Observatorio Digital de Femicidios, el mayor porcentaje de casos ocurrieron o bien en la casa de la mujer, o en la casa de ambos, es decir, en el hogar, el lugar que se supone debe ser el más seguro. En el mes de enero el 83,3% de los hechos sucedió en estos espacios.

Caracterización de las víctimas en el monitoreo

  • El 99,9% de las víctimas eran de nacionalidad venezolana.
  • En el 44,5% de los casos la víctima estaba en edades comprendidas entre 22 a 42 años. El 11,8% en edades de 64 a 80 años.
  • El 5,6 % de las mujeres víctimas de femicidios eran madres.
  • El 16,7% de las víctimas estuvo desaparecida antes del hallazgo del cadáver. Una de ellas era una adolescente y fue víctima de ataque sexual. Las otras dos tenían edades comprendidas entre 22 y 25 años.
  • Caracterización de los agresores en el monitoreo.
  • En el 94,4% de los casos el agresor es venezolano.
  • La mayor incidencia de los casos refleja una edad de los agresores femicidas comprendida entre 19 a 31 años de edad, equivalente al 44.4% de los femicidios analizados.
  • El 11,1% de los agresores aparecen vinculados a bandas dedicadas a actividades ilícitas.
  • El 16,7% de los agresores presentan antecedentes por violencias contra la mujer.
  • En un caso se logró determinar que el agresor era un funcionario policial o militar, que cometió el femicidio con su arma de fuego de reglamento.
  • En el 33,3% de los casos los agresores están en fuga.
  • En el 22,2% de los casos el agresor murió en el contexto de los hechos.
  • Luego de haber cometido el femicidio el 16,7% de los agresores se suicidó; otro 16,7% de los ofensores intentó suicidarse y no lo logró.

Vínculo relacional

  • En el 50% de los casos las mujeres tenían o habían tenido convivencia con sus agresores, bien sea por matrimonio o por unión de hecho.
  • En el 27,8 % de los casos analizados los agresores eran miembros de la misma familia, padres, tíos, hermanos, primos.
  • Motivación, modus operandi y contexto del femicidio.
  • El 16,7% de los casos presenta como motivación aparente del hecho la decisión de la mujer de separarse afectivamente del agresor.
  • El 11,1% de los casos analizados destaca como motivación aparente una escena de celos o alegato de infidelidad íntima y en otro 11,1% ataque sexual.
  • Hubo un caso de femicidio frustrado.
  • En el 11,1% de los casos hubo la participación de mujeres como coautoras o cómplices del agresor femicida.
  • En el 16,7% de los casos se menciona la participación en grupo de los ofensores.
  • Las tres víctimas que estuvieron desaparecidas murieron por golpes de la propia mano (golpes de puño). En dos de esos casos existió vínculo afectivo entre víctima y ofensor.

Relación mes/estado:

  • El 27,8% de los casos ocurrió en Miranda.
  • 11,1 en el Distrito Capital.
  • 11,1% en Falcón.

Signos de violencia y causas de la muerte:

  • El 38,9% de los casos presentó como signo de violencia mutilación y descuartizamiento.
  • El 11,1% presentó signos de atadura.
  • El 5,6% de los casos presentó lesiones genitales y paragenitales.
  • En el 38,9% de los casos el acuchillamiento fue la acción dirigida a causar la muerte violenta. 16,7% asfixia o estrangulamiento. 11,1% golpes repetidos.

Presencia de armas:

En el 38,9% de los casos se usó arma blanca o punzo penetrante. En el 33,3% se trató de la propia mano del agresor. En el 11,1% se utilizó arma de fuego.

Denuncia previa:

En el 94,4% de los casos analizados no se hace referencia a la concreta formulación de denuncia previa por parte de la víctima.

Factores de riesgo:

  • En el 16,7% de los casos los factores de riesgo estaban en relación a comunidades vulnerables en las que existen altos niveles de pobreza, de delincuencia y problemáticas sociales.
  • El 11,1% el factor de riesgo aparece vinculado a un agresor con antecedentes de violencia sexual.

Testigos presenciales:

  • En el 38,9% de los casos familiares y/o conocidos de la víctima presenciaron su femicidio. En el 33,3% de los casos no hubo testigos identificados.

Femicidios de mujeres venezolanas en el exterior

Del 1 al 31 de enero de 2021 hubo 10 femicidios de mujeres venezolanas en el exterior. El 60% de los casos ocurrieron en Colombia. Seguidos de un 20% de casos ocurridos en Perú. En cuanto al rango de edad de las víctimas, tenemos que el 50% estaban entre 19 y 27 años de edad. Hubo un femicidio frustrado.

Nueve niños venezolanos quedaron huérfanos por el femicidio de sus madres, de los cuales tres presenciaron el femicidio. Una de las víctimas estaba embarazada.

En el 70% de los casos entre víctima y agresor existía una relación de convivencia íntima, matrimonio, o unión de hecho.

Sobre el rango de edad de los agresores de femicidios ocurridos en el exterior, tenemos que el 40% estaban entre 23 y 47 años de edad. En el 60% de los casos el agresor era venezolano. Uno de los agresores era un funcionario policial de nacionalidad peruana.

En 10% de los casos, el agresor estaba vinculado a la delincuencia organizada. Tres de los agresores se suicidaron. El 40% de los agresores fueron posteriormente aprehendidos. El 20% de los casos registra participación en grupo de los ofensores.

El ámbito en el cual ocurrió el 70% de los casos fue el privado, bien en la casa de habitación de la mujer víctima, del agresor, o la de ambos.

En el 20% de los casos el femicidio vino precedido de una escena de celos o alegatos de infidelidad íntima. En un 30% de los casos la víctima había decidido separarse.

En relación a los signos de violencia sobre el cuerpo, en el 20% de los casos hubo mutilaciones, descuartizamientos o acuchillamientos. El 10% presentó signos de atadura. El 40,9% de las víctimas de femicidios murieron por herida de bala. El 40% fueron acuchilladas.

En el 30% de los casos se aprecia como factor de riesgo antecedentes de amenazas o daños físicos. En el 30% de los casos familiares o conocidos refirieron antecedentes de actos violentos contra la víctima; y en el 20% hubo una denuncia previa por violencias cometidas por el mismo agresor. En el 10% de los casos la víctima tenía una medida de protección vigente para la fecha de los hechos. En el 70% de los casos los testigos fueron familiares y amigos de la víctima.

Urge conformar registro de feminicidios

La conformación de un registro de feminicidios es una necesidad para la toma de decisiones en materia de política preventiva. La obtención y recolección de estadísticas es indispensable para conocer la magnitud, forma y comportamiento del feminicidio, y un instrumento básico de lucha contra la violencia hacia la mujer.

El monitoreo de las muertes violentas de mujeres que realizamos desde Cepaz pone la mirada en los fenómenos sociales asociados a los femicidios,  pues su análisis constituye el mejor medio para recabar elementos que permitan prevenir esta forma particular de violencia.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios