#OPINIÓN Reflexión en positivo: Nuestro futuro #25Feb

José Gerardo Mendoza Durán | Ilustración: Victoria Peña |

Se debe invertir el tiempo que se usa para odiar, en tiempo donde abunde la amistad, el amor compartido y la sana intención en alianzas para la productividad, que se convierta en base sólida para la prosperidad, el éxito y gozo de los que luchan por salir de la pobreza y el orgullo de ser país productivo y pacífico, que se abastezcan por sus propios medios, con criterios firmes e ideas propias, independientes de ideologías desviadas, sin intromisiones y que nadie les diga cómo deben de hacer las cosas, sin que los muchos compromisos que nos convierten en seres propicios a la vulnerabilidad o seres débiles; sin duda, debemos pensar en positivo y la creatividad por aquello que todo lo que se piensa sucede, o no cuidarse de los “Perros Bravos, hay que cuidarse es del amo” teniendo en cuenta que según Yogi Berra “Lamentablemente el futuro no es como los años atrás”.

Cuando escribo estas reflexiones se me viene a la mente mi admiración por los países del primer mundo, desarrollados en pleno avance y sin límite en el tiempo; en todo lo que signifique progreso para el beneficio de todos incluyendo lo primordial tecnología, como en el caso de un documento hecho por Veinte y Tres (23) economistas, según de los mejores del planeta, donde explican muy claramente cuál será el futuro del empresariado de las industrias y el comerciante, porque me llama la atención con especial interés según ellos, los resultados a futuro muy pronto será la tecnología, que se lleva en los cachos todo lo que es la mano de obra y se verá reducida al mínimo o no va ser necesaria ya que todo será Online; vencerán las tiendas virtuales, todo vía computadora y la reducción del 90% de los trabajadores de los centros comerciales, hoteles y empresas de servicios; pero como todos sabemos que el campo es la solución y que la primera economía del mundo ha sido y será siempre la agricultura y la ganadería, como condición sine qua non irrefutable ya que así lo dispuso Dios y todos necesitamos del alimento diario; ahora me doy cuenta el porqué estos respetables sabios no tratan ni hablan de estos rubros, son tan sagrados y especiales, por estar por encima y apoyados por la naturaleza y se les hace difíciles fabricar una vaca en computadora, por mucho que la tecnología se crea superior nunca podrá fabricar becerros, mautes, novillas, toros de engorde, forrajes, queso, suero, caraotas, quinchonchos, arroz, papas, cebollas, pimentones, pepinos, zanahorias, etc., que no sea de una forma natural, como lo saben hacer los agricultores y ganaderos del país y por esto es que con todo derecho exigen que se les apoye, respeten y los dejen trabajar, ellos quienes están en el campo produciendo, dicen con orgullo el amor que tenemos por el campo para nosotros es un poder dentro de sí mismo y el tiempo lo a demostrado.

Con optimismo también leemos que así mismo los pocos ricos del mundo Bill Gates y otros seguidores, también se dieron cuenta de que el campo es la solución y esta el verdadero futuro, han comprado un poco de millones de hectáreas de tierras agrícolas y ganaderas para diversificar sus inversiones y sumarse a la primera economía del mundo que debe ser la alimentación, así que los ganaderos y agricultores de nuestra patria a seguir en la lucha, así sea haciendo de “ Tripas Corazones” pero nuestro país encontrara su verdadero rumbo y las propiedades volverán adquirir su valor y respeto, consciente y animado por estos inversionistas que poco se equivocan y no dan puntada sin dedal.

Ahora más que nunca el campo es la solución, unidos todos por la paz, la convivencia, el respeto y la prosperidad de nuestro país.

José Gerardo Mendoza Durán

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios