#OPINIÓN La política para recuperar nuestra democracia #27Feb

Stalin González | Ilustración: Victoria Peña |

Todas las sociedades afrontan diversas problemáticas que afectan a las personas que viven en ellas. Estos asuntos de carácter público son de interés de todos. Por tal motivo, hemos desarrollado diferentes mecanismos que nos permitan alcanzar soluciones pertinentes y eficaces para el beneficio de la población. La política es la principal de estas herramientas, ya que permite el reconocimiento del contrario y el respeto a unas reglas del juego, que a su vez hacen posible alcanzar acuerdos a favor de los ciudadanos.

Así mismo, en los países democráticos se entiende que tales soluciones deben seguir el debido proceso, mantener el respeto al Estado de derecho y alcanzar consensos entre las distintas partes que componen a la sociedad, para que sean lo más efectivas posibles. Las instituciones democráticas trabajan en todo momento en pro del pueblo, poniendo los intereses nacionales por encima de los intereses particulares de los gobernantes.

En este sentido, la gran emergencia humanitaria compleja que padecemos los venezolanos es consecuencia de abandonar el camino democrático que durante 4 décadas transitamos en el siglo XX. Durante 22 años el país ha sufrido por culpa de un grupo que se ha atornillado al poder. El chavismo se apoderó de las instituciones del Estado, para fortalecer sus planes y así seguir enriqueciéndose a costa del sufrimiento de millones. Recientemente, declararon persona no grata a la embajadora de la Unión Europea en Venezuela, exigiendo su retiro del territorio nacional. Con estas acciones solo profundizan la crisis, al cerrar los posibles caminos que existen para poder salir de esta coyuntura tan adversa.

Demuestran una y otra vez que no les interesa el daño que puedan causar.

Venezuela necesita más que nunca que la política resurja como la herramienta capaz de permitirnos alcanzar acuerdos que sean beneficiosos para los venezolanos. Este es el camino que nos guiará para recuperar la democracia en el país, de modo tal que contemos con instituciones sólidas e independientes, que trabajen para en favor de los intereses de todos. Es responsabilidad de quienes nos dedicamos al juego político nacional tomar las decisiones correctas para que este escenario sea posible. Así podremos reconstruir Venezuela.

Toca entender la crisis que atraviesa el país. Solo conociendo en verdad la magnitud de los problemas que afrontamos, podremos darle la correcta solución. No podemos esperar fórmulas mágicas que prometen escenarios imposibles, ni tampoco seguir cerrando todos los espacios, ya que solo entorpecen el dialogo político. Debemos tener la entereza para aprender de los errores pasados y corregir el rumbo. El futuro de toda la nación depende de nosotros. Unidos y organizados podremos recuperar la democracia y la libertad en Venezuela.

Stalin González

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios