Meghan y Enrique dejan ver la división en la realeza británica #8Mar

Texto y foto: AP |

En una extensa entrevista transmitida el domingo, Enrique y Meghan describieron dolorosas discusiones sobre el color de la piel de su hijo, la pérdida de la protección real y la intensa presión que llevó a la duquesa de Sussex a contemplar el suicidio.

La entrevista con Oprah Winfrey, de dos horas de duración, fue la primera que concede la pareja desde que se distanció de sus deberes reales, y en ella hubo varias revelaciones.

Enrique le dijo a Winfrey que se sentía atrapado por la vida de la realeza y se sorprendió de que le cortaran el financiamiento y perdiera la seguridad económica el año pasado. También dijo que sintió que su familia no apoyó a Meghan, quien reconoció su ingenuidad sobre la vida real antes de casarse con Enrique, y posteriormente tuvo que padecer ataques e historias falsas en los medios de comunicación.

Meghan, hija de una pareja birracial, describió que cuando estaba embarazada de su primer hijo, Archie, hubo “preocupaciones y conversaciones sobre qué tan oscura sería su piel al momento de nacer”. Ante esa declaración, Winfrey preguntó sorprendida: “¿qué?” y guardó silencio un instante.

En uno de los pocos momentos positivos de la entrevista, Enrique y Meghan revelaron que su segundo hijo sería una niña. Al comenzar, Winfrey habló sobre el embarazo de Meghan y lamentó no poder abrazarlos debido a los protocolos de seguridad por el COVID-19.

La entrevista se transmitió el domingo en la noche en Estados Unidos, un día antes que en Gran Bretaña. Y no fue todo: Winfrey insinuó que hay tomas adicionales que se transmitirán el lunes por la mañana en la cadena CBS.

En respuesta a una pregunta de Winfrey, Enrique dijo que no se habría distanciado de la realeza si no se hubiera casado con Meghan, pero que fue su relación con ella lo que le reveló las restricciones de la vida real.

“No hubiera podido, porque yo mismo estaba atrapado”, dijo Enrique. “No veía una salida”.

“Estaba atrapado, pero no sabía que estaba atrapado”, declaró. “Mi padre y mi hermano, están atrapados”.

Enrique reconoció que actualmente no tiene una relación cercana con su hermano Guillermo, quien es heredero al trono después de su padre, el príncipe Carlos.

Enrique rechazó los rumores de que intencionalmente le dio una sorpresa desagradable a su abuela, la reina Isabel II, con su decisión de distanciarse. Sospecha que los rumores provienen del interior de la institución.

“Nunca le he dado sorpresas desagradables a mi abuela”, comentó. “Le tengo demasiado respeto”.

Meghan también elogió a la reina, a pesar de decir que se dio cuenta de que algunos dentro del palacio estaban dispuestos a mentir para “proteger a otros miembros de la familia”.

“La reina siempre ha sido maravillosa conmigo”, afirmó la duquesa.

En varios momentos de la entrevista, Winfrey leyó encabezados sobre Meghan y también le preguntó sobre el impacto que tuvieron en su salud mental. Ella respondió que tuvo pensamientos suicidas y buscó ayuda en el departamento de recursos humanos del palacio, pero le dijeron que no podían hacer nada al respecto.

Meghan reconoció que le preocupó que su hijo no tuviera un título nobiliario, porque significa que no se le brindaría un equipo de seguridad.

Enrique dijo que la familia real le cortó el financiamiento al comenzar 2020 después de que anunció los planes de la pareja de dejar sus deberes reales. Pero pudo darle seguridad a su familia gracias al dinero que dejó su madre, la princesa Diana.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios