#OPINIÓN Mujeres rurales frente al desafío del Covid-19 #8Mar

Alexis Bonte | Foto: Cortesía |

En medio de uno de los contextos más complejos de la historia reciente de la humanidad, las mujeres rurales en su diversidad, se mantienen desafiando múltiples obstáculos para sostener la producción del campo y garantizar el alimento en las mesas de millones de familias.

Agricultoras asalariadas, jornaleras estacionales, trabajadoras domésticas rurales, encargadas del procesamiento de rubros, artesanas o pequeñas comerciantes, cumplen un rol clave en el sostenimiento de la vida y de la producción de alimentos siendo ellas, al mismo tiempo, altamente vulnerables a los efectos socioeconómicos. Un ejemplo de esto, son las miles de mujeres que no conservan sus empleos como efecto de la pandemia de COVID-19 y las medidas aplicadas para contenerla.

Alrededor del 50% de la producción total del campo a escala mundial depende del trabajo pagado o gratuito que realizan las mujeres. Sin embargo la precariedad, la carestía en sus medios de vida, la violencia, la falta de políticas con enfoque de género, el poco o ningún control sobre los recursos naturales, la sobrecarga de trabajos domésticos, las limitaciones para el acceso al financiamiento, a las tecnologías de información y capacitación son problemas estructurales que, de manera sistemática, dificultan el desarrollo de las mujeres como sujetas potenciales de transformación hacia un mundo más justo y equilibrado.

Si algo ha dejado claro la actual crisis sanitaria, es la importancia de fortalecer estrategias que pongan como primer punto de agenda el cuidado de la vida. Esto nos lleva a retomar valores como el respeto y el reconocimiento del otro, en este caso el reconocimiento de las mujeres como individuos únicos, constituidas por su propia historia, sus capacidades y necesidades. Esto generaría una reconfiguración de la esfera pública y la reivindicación de las mujeres y sus derechos.

Estudios de la FAO demuestran que, si la situación de las mujeres rurales se equipara en igualdad de condiciones y oportunidades con relación a sus pares masculinos, la producción agrícola mundial aumentaría entre un 20%y un30%. Si estas medidas se aplicasen en los países más vulnerables, el hambre pudiera aliviarse de manera significativa. Actuar en favor de la igualdad de género resulta beneficioso no solo para las mujeres, sino para toda la humanidad.

La FAO impulsa, entre otras iniciativas, la campaña #MujeresRurales #MujeresConDerechos, en la que se asume el trabajo de visibilizar sus voces y aportes, así como la lucha contra la violencia y la discriminación como un asunto de primer orden.

Mujeres y hombres rurales en conjunto, son la clave para erradicar el hambre y la pobreza extrema. Como agencia de las Naciones Unidas, nuestra Organización promueve el cambio de los paradigmas sociales de género como un pilar fundamental en el alcance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible(ODS), específicamente la erradicación del hambre y la pobreza.

Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, nos sumamos al llamado por la construcción de la generación de la igualdad, reconociendo que para conseguir sistemas agroalimentarios más sostenibles y resilientes, resulta fundamental contar con la sabiduría y la experiencia de las mujeres en un contexto de igualdad, respeto y no violencia.

La Política de Igualdad de Género de la FAO, promueve el precepto de transversalización del enfoque de género, iniciativas de cooperación con el Estado, sector privado y sociedad civil, para fortalecerlas áreas vinculadas a la prestación de servicios agrícolas y crear oportunidades comerciales, como acceso a trabajos seguros y dignos que tomen en cuenta las necesidades específicas de las mujeres rurales. Permitiendo, con sus aportes, el mejoramiento de la calidad de los productos para cumplir con las cada vez más estrictas demandas de los mercados nacionales e internacionales en tiempos complejos e inusuales.

La valoración de las mujeres y sus grandes aportes a la sociedad es un paso al frente en la lucha por un mundo #HambreCero.

Alexis Bonte

Representante de la FAO en Venezuela

www.fao.org/venezuela/en/

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios