Javier Tarazona: En La Victoria de Apure ya casi no queda nadie

Pacífico Sánchez | Foto: Cortesía |

De las siete mil personas que hasta el domingo vivían en La Victoria, como consecuencia de la violencia desatada entre el Frente 10 de las disidentes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), más de cuatro mil se fueron al vecino país y los que quedaban se han ido a El Rupial, Tres Esquinas, Arenales y otras aldeas fronterizas.

La información ha sido recogida por los observadores de la organización no gubernamental Fundación en Defensa de los Derechos Humanos (FundaRedes), cuyo director, el doctor Javier Tarazona, fue entrevistado por Elimpulso.com.

Sin información oficial

Todavía este viernes en la tarde no se ha producido una información oficial sobre las bajas registradas entre los hombres armados del Frente 10, que dirige Farley González, contra quien Jesús Santrich (cuyo verdadero nombre es Seuxis Pausias Hernández Solarte), jefe disidente de un bando de las FARC, ha dado órden de captura.

Extraoficialmente se ha sabido que dos uniformados venezolanos fallecieron y otros nueve heridos están recluidos en el hospital militar ”Capitán Guillermo Hernández Jacobsen” de San Cristóbal, pero la opacidad informativa del régimen impide saber la verdad.

Tres enfrentamientos armados

Este es el tercer encuentro que se ha producido entre ese Frente de la disidente FARC y los miitares venezolanos, refirió el doctor Tarazona. El primero fue el 20 de septiembre del año pasado cerca de Huila en la frontera colombo-venezolanas; el segundo, el 31 de enero, en La Macanilla, a orillas del río apureño Capanaparo: y el domingo, en La Victoria.

Esta es una pequeña población que vive del contrabando que se trae de Colombia y de la agricultura.
Pero, desde hace más de veinte años, cuando el Ejército dejó de combatir las incursiones de los guerrilleros del vecino país, que buscaban esconderse en territorio venezolano, ha sido tomado por esos sujetos, tanto de las FARC disidentes como del Ejército de Liberación Nacional (ELN), según los estudios hechos por FundaRedes.

Desde ese día no sólo han hecho acto de presencia los militares sino también las Fuerzas de Acciones Espeiales (FAES) de la Policía Nacional de Venezuela, cuya eliminación solicitó la doctora Michelle Bachelet, alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Desaparición de una familia

Cabe mencionar que cinco miembro de una familia del sector 5 de Julio, en La Victoria, de Apure, después de los sucesos del domingo, fueron desaparecidos forzosamente de su vivienda y sus restos encontrados en las cercanías de El Rupial.

Este hecho lamentable, cuyos responsables todavía no han sido precisados, ha aumentado el temor de la población de La Victoria, que, como ya se apuntó en esta información, están saliendo de sus casas en busca de sosiego en otras partes.

En los momentos, mucha gente se dirige a Colombia, porque temen que la violencia cobre mayor fuerza, dada la presencia de los grupos terroristas que ahora se han tornado más temibles en la zona.

Cinismo e hipocresía

El doctor Tarazona afirmó que no es desde hace quince días, como pretende el régimen de Nicolás Maduro, hacer ver que hay una guerra de alta intensidad entre grupos terroristas y militares venezolanos, ya que esta situación la viene denunciando desde hace varios años.

Los jefes del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y de los disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que son los que han ordenado plantar bombas antipersonas en la frontera, se sientan con Nicolás Maduro como antes lo hicieron con Hugo Chávez, en Caracas.

Es una hipocresía, una actuación cínica, una verdadera burla, que ahora salga el régimen diciendo que son los terroristas de Colombia y del imperio estadounidense los que están promoviendo la violencia en la frontera, cuando esta situación se está viviendo desde hace muchos años en esa zona y la hemos denunciado en forma insistente, añadió el defensor de los Derechos Humanos al ser entrevistado por Elimpulso.com.

Lo saben en Miraflores y también los funcionarios militares y policiales, así como otros más de este régimen, que hay territorios controlados por el ELN y la disidencia de la FARC, así como de paramilitares, quienes frecuentemente tienen encuentros a balazos y utilizando explosivos.

Cientos de trochas

No pueden hacer creer que esto viene ocurriendo desde hace unos quince días, porque desde entonces comenzó el desplazamiento de humildes familias venezolanas hacia Colombia; no, remachó su afirmación. Hay 250 trochas en el Táchira, 180 en el Zulia y 110 en Apure, todas las cuales están bajo el control armado de ilegales.

Estas trochas son territorios del miedo, de la violencia, del exterminio y desaparición de personas, del contrabando de combustible y de mercancía de todo tipo, las salidas más seguras que tiene el narcotráfico y las más utilizada por quienes aterrizan en las diversas pistas iegales que son controladas por el ELN y la disidencia de la FARC.

Las trochas más conocidas

No puede desmentir el régimen la existencia de las trochas, fronterizas en Táchira. denominadas del Ministerio Público, del Seniat y del CDI (Centro de Diagnóstico Integral), que también están controladas por esos grupo de terroristas. Ahí están ellos, los individuos armados, actuando a sus anchas. Y eso lo saben las autoridades, las cuales nada hacen para ejercer sus funciones de velar por el país.

Esos mismos terroristas son los que han invadido propiedades tachirenses, apureñas y zulianas, donde han pintado grafitis en los que aparecen los nombres de Tirofijo (Manuel Marulanda Vélez, fundador de las FARC), Timochenko (Rodrigo Londoño Echeverri, otro cabecilla de las FARC) y de otros jefes del terrorismo. No puede negar el régimen que esos letreros no existen porque los ve todo el mundo.

De igual forma esos grupos financian las actividades de algunas poblaciones y reclutan niños para sus objetivos, hechos que también hemos denunciado en muchas oportunidades.

La excusa del plan

Todo lo que está ocurriendo en la frontera no es nuevo y lo sabe el régimen, porque ninguna de las autoridades que se encuentran aquí llegaron ayer, comentó el doctor Tarazona. Y no pueden venir a declarar con hipócrita sorpresa que todo es producto de un plan de Colombia y Estados Unidos, porque desde el mismo momento en que Chávez inició este régimen, continuado por Maduro, no han dejado de haber un acercamiento con esas agrupaciones terroristas que no sólo tienen control sobre zona de Táchira, sino también de Zulia, Barinas, Amazonas y Apure.

Si hasta ahora han sido desplazadas mas de cuatro mil personas del Apure hacia Colombia, no es de extrañar que ese número aumente, ya que la violencia se ha apoderado cada vez de mayores territorios en ese y otros estados fronterizos, alertó el doctor Tarazona.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios