#COLUMNA Soliloquios de café: “Dadme un punto de apoyo y te moveré el mundo” #2May

Maximiliano Pérez Apóstol | Ilustración: Victoria Peña |

“Dadme un punto de apoyo y te moveré el mundo”.
Arquímedes (287 a.C. – 212ª.C.).

Arquímedes fue un físico, ingeniero, inventor, astrónomo y matemático griego. Aunque se conocen pocos detalles de su vida, es considerado uno de los científicos más importantes de la Antigüedad.

Entre sus avances en física se encuentran sus fundamentos en hidrostática, estática y la explicación del principio de la palanca. Es reconocido por haber diseñado innovadoras máquinas, incluyendo armas de asedio y el tornillo de Arquímedes, que lleva su nombre. Experimentos modernos han probado las afirmaciones de que Arquímedes llegó a diseñar máquinas capaces de sacar barcos enemigos del agua o prenderles fuego utilizando una serie de espejos… Fuente: Wikipedia.

Este histórico postulado viene a representar la petición de quienes considero…

“HÉROES Y MARTIRES ANÓNIMOS”.

Son los productores agropecuarios, quienes, aún siendo un pequeño porcentaje de valerosos ciudadanos, ancestralmente y, en la gran mayoría de los casos integrados en familias enteras, durante varias generaciones han venido produciendo los alimentos para que, aproximadamente, el ochenta por ciento (%80) de la población tuviese la posibilidad de adquirir los alimentos necesarios para su subsistencia.

Desde siempre han vencido los peores e increíbles obstáculos; pioneros de sitios inhóspitos donde se asentaron y construyeron sus unidades de producción vencido erradas políticas económicas.

Bien lo dijo el “Comandante Supremo de las Fuerzas aliadas que liberaron al mundo del holocausto Nazi, el General Dwight Eisenhower. Cito:

“La agricultura se ve fácil cuando el arado es un lápiz y se está a mil millas del campo de maíz”.

Hoy, esos héroes martirizados tienen que vencer las peores dificultades imaginadas, que van desde el aullido gutural de “EXPROPIESE”, confiscaciones, expoliaciones e invasiones a sus predios; robos, hurtos, saqueos, cobro de vacunas, intentos de secuestro y de asesinatos; la ausencia de los más elementales insumos, situaciones climatológicas adversas, plagas y enfermedades, depredadores de dos y de cuatro patas, la ausencia de financiamiento, la hiperestaflación que devora sus ingresos, y hasta el matraqueo en las alcabalas (Reconocido por el Fiscal General de la República) cuando trasladan a los centros de consumo sus productos, obtenidos con titánico trabajo, esfuerzo, tesón, perseverancia y valentía; después de haber logrado vencer lo imposible para abastecer de combustible a sus automóviles, camiones, maquinarias y equipos; de haber superado la oscuridad que significa no disponer del suministro eléctrico necesario.

Exigimos que se cumpla con el “Estamento Legal vigente”, sin manipulaciones jurídicas y, menos populistamente políticas; con la Constitución Nacional, las leyes y los reglamentos de la República, con lo expreso en los Tratado Internacionales suscritos por la nación, referentes a nuestros Derechos Humanos; el derecho a la vida, a la propiedad, pura y simple perfecta e “IRREVOCABLE”, como ha estado expreso históricamente en los documentos de transferencias de la propiedad; el derecho al trabajo y a una remuneración digna y suficiente que permita cubrir las necesidades nuestras y de nuestras familias…

”Que se respete el espíritu, propósito y razón del legislador probo expreso en ese Estamento Legal”

Que los funcionarios que aceptaron ostentar la autoridad (a veces ejercida de manera abusiva) cumplan con la responsabilidad que conlleva esa autoridad y se restablezcan los servicios públicos, el debido mantenimiento de las estructuras públicas necesarias, el sistema de salud idóneo con los tiempos de pandemia en el cual sobrevivimos y, muy especialmente, que se restablezca el surtido de combustibles.

En el cumplimento del “Estamento Legal vigente”, está el punto de apoyo necesario para que movamos al mundo de la producción agropecuaria…

Maximiliano Pérez Apóstol

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios