#OPINIÓN Por la puerta del sol (108): Refugios #15May

Amanda Niño de Victoria | Ilustración: Dalver Santeliz |

Leer autores de la talla de Filósofos y estudiosos del comportamiento humano, de sus sueños, ideales y de sus actitudes, nos lleva a pensar que en momentos en que las tormentas nos azotan incompasivas, nada es mas placentero que hallar una tabla de salvación o refugio que nos ayude a escapar de las dificultades. Estos escritores saben interpretar en sus libros el sentimiento humano, sus emociones, necesidades y hasta sus mismos temores, dentro de una narrativa bella, elegante y muy rica en palabras. Saben como sumergir al lector en sus historias o relatos que son vivencias y hechos que nos ayudan a comprender las orfandades del hombre y la necesidad de encontrar refugio a sus angustias, a sus sueños, cansancios y fracasos. Le urge un escape que le ayude a lograr esa paz y tranquilidad que muchas veces no esta fuera la solución sino dentro de el mismo.

Deepak Chopra, Elkhart Tolle, José Saramago, Andrea Cote y Abraham Maslow, son expertos en observar y definir mejor que cualquiera las cosas que ocurren en nuestra vida real. Conocen bien la condición humana tan atada a los prejuicios, condición que ellos comprenden, exponen y saben llegar hasta las profundas raíces, auscultar el corazón y sacar a flote todo lo que el ser humano guarda en la profundidad de sus inquietudes, como también han aprendido a observar como se elevan algunos cual ave Fénix desde dentro de sus cenizas, de sus miedos y tabúes.

El interés personal de cada uno es dardo vital de la naturaleza humana. Los músicos se refugian en sus notas musicales, el poeta en sus composiciones, el científico en sus investigaciones, el pintor en sus cuadros, el pescador en su rio, el niño en sus juguetes, el viejo en su rincón, en su dependencia y en sus recuerdos, el solitario en una grata compañía.

Cada uno buscara refugiarse en lo que le haga feliz y de tranquilidad, por sobre todo escapar de la asfixiante rutina de hacer siempre lo mismo…

También Jesús tuvo miedo antes de ser capturado por los romanos, busco refugio en el huerto de Getsemaní para pedir al Padre que alejara su cáliz de amargura que al final acepto beber humildemente.

Somos humanos, el que mas o el que menos en algún momento sentirá la necesidad de alejarse de los ruidos, de las esclavitudes, de la presiones, del hambre, de la falta de libertad, de las normas y hasta de la gente que le exige y oprime, para descansar y refugiarse en si mismo…

Lo importante en conclusión es no rendirse ante las dificultades y seguir en la lucha hasta lograr lo que cada uno busca para si.

“Si me lanzaran desde un avión al océano y me dijeran que la tierra mas cercana esta a miles de kilómetros igual nadaría”.
(Abraham Maslow)

No es fácil tener en la vida todo lo que necesitamos o queremos. Hay que seguir adelante, incluso en los peores momentos. Todos necesitamos refugiarnos en algo o en alguien.

Amanda Niño de Victoria

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios