#OPINIÓN Decir la verdad para conseguir la libertad y formar líderes de relevo (Parte 25) #16May

Juan José Ostériz | Ilustración: Victoria Peña |

CAMINO DE SERVIDUMBRE
Autor: Friedrich A. Hayek

Este libro fue publicado en 1944 y traducido a unos 20 idiomas, popularizó el nombre de su autor más allá de las fronteras del mundo académico, donde su prestigio científico fue reconocido en 1974 con el Premio Nobel de Economía por su trabajo relacionado a “la teoría monetaria y las fluctuaciones económicas y por su profundo análisis de la interdependencia entre los fenómenos económicos, sociales e institucionales”.

Fue un defensor del liberalismo clásico y del capitalismo en contra del socialismo y el pensamiento colectivista,

Está dedicado “a los socialistas de todos los partidos.” La introducción a la edición de su 50º aniversario fue escrita por Milton Friedman, también galardonado con el premio Nobel y adversario monetarista de Hayek.

Tesis Central del libro

“Los avances de la planificación económica van unidos necesariamente a la pérdida de las libertades y al progreso del totalitarismo.

Para Hayek, “socialismo” y “totalitarismo” son esencialmente lo mismo, dos retoños del “colectivismo” y este, a su vez, un modelo de organización incompatible con la libertad humana, pues las ideas colectivistas -ya sean de izquierda o de derecha- no conducen a una utopía sino que al darle cada vez más poder al Estado para controlar la economía, inevitablemente conducen a horrores como los de la Alemania Nazi y la Italia Fascista.

Resulta notable que una obra de tan acusado filo polémico, nació para suscitar la controversia y el debate. Sin embargo fue acogida con respeto incluso por sus críticos debido a su honestidad intelectual, rigor lógico e información fiable:
• Keynes mostró su acuerdo con los puntos de vista de moral y filosofía social de este gran libro,
• Schumpeter subrayó un rasgo poco común en obras de este género: “Es un libro cortés que casi nunca atribuye a sus contrarios otra cosa que el error intelectual.”

EL CAMINO DE LA ESCLAVITUD
Autor: Alexis de Tocqueville

Hago en este punto un agregado necesario al libro de Hayek: “El camino de servidumbre”, en alusión a la frase de Alexis de Tocqueville: “El camino de la esclavitud”, último pensador político del Occidente cristiano en un sentido estricto. Con ello me remito a la famosa afirmación de Hannah Arendt, según la cual la tradición occidental del pensamiento político: “Comienza con las doctrinas de Platón y Aristóteles. Y creo -sigue diciendo Hannah Arendt- tiene un final también definitivo con las teorías de Karl Marx.” En mi opinión esta afirmación es correcta.

Pero en Tocqueville (1805-1859), un contemporáneo de Marx, trece años mayor que él, encontramos de nuevo un pensador que parte del “supuesto audaz” de que todo depende del Estado y de la Política; lo que, en otros términos, quiere decir que la ciencia más importante es la política, como han sostenido todos aquellos pensadores a los que cabe llamar pensadores políticos, en sentido estricto. Su obra pertenece más bien al campo de la historia de la retórica política. En la introducción a la primera parte de la “Democracia en América”, escribe Tocqueville: “Una época completamente nueva precisa de una ciencia política nueva”. En “Camino a la esclavitud”:

1.- No hay en absoluto una intencionalidad científica. Tratar de presentar a Tocqueville solamente como un pensador liberal de gran altura, obstaculiza la comprensión de su verdadera intención y, con ello, de su importancia en la historia.

2.- La segunda opinión está estrechamente relacionada con la primera. Quien solamente ve en Tocqueville al pensador liberal en la época de la democracia triunfante, tendrá una propensión a considerarlo como el gran continuador de Montesquieu. El verdadero maestro de Tocqueville (si es que hay que atribuirle alguno) es Rousseau.

3.- El tercer obstáculo es la tendencia a inmovilizar a Tocqueville en un problema que no era el suyo: la tensión entre libertad e igualdad que, supuestamente, constituye el meollo de su obra. El verdadero problema de Tocqueville era el de la libertad y la solidaridad, la individualidad y la sociabilidad.

Próximo domingo 23/05: Tesis y argumentos principales de Hayek…

Juan José Ostériz

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios