InicioNoticiasActualidadScoliosis Venezuela hace camino por los niños del país

Scoliosis Venezuela hace camino por los niños del país

-

La desviación en la columna marca la vida de un niño o de un joven: No se trata de un asunto de estética y sí de salud, porque la escoliosis compromete los pulmones y el sistema cardiaco de quien la sufre.

Esta razón mayor de garantizar que niños y jóvenes venezolanos, sin acceso a una cirugía de columna, puedan tener esperanza, da sentido al camino por la vida que construye el equipo de médicos y especialistas de Scoliosis Venezuela.

La filosofía consiste en trasladar a especialistas miembros de Scoliosis Venezuela, quienes además forman parte del Hospital Ortopédico Infantil de Caracas, al interior del país, para garantizar la atención a cientos de pacientes que hoy esperan.

- Publicidad -

El Dr. Antonio Cartolano, fundador de Scoliosis Venezuela y del Servicio de Ortopedia Infantil y Columna Vertebral del Hospital Ortopédico Infantil de Caracas, explica que hay razones por todos conocidas para justificar este viaje de esperanza desde la capital al interior del país: La crisis económica y las dificultades por la falta de combustible, hacen difícil a padres y familiares, llevar a los pacientes pediátricos al Ortopédico.

Dr. Antonio Cartolano

Así que la solución, desde la voluntad y ganas de aportar, fue dar este paso en la dirección correcta: la de contribuir a la causa de la salud.

Las dos primeras alianzas de Scoliosis Venezuela han sido con el Hospital Rotario de Barquisimeto (estado Lara, Venezuela) y con el Hospital Pediátrico Fundación Niño Jesús de San Felipe (estado Yaracuy).

Esperan que otros centros se unan y así expandir esta misión médica que lidera el Dr. Cartolano, quien junto a su equipo, donará las consultas médicas y las intervenciones quirúrgicas.

El resto queda en manos de personas, instituciones y organizaciones dispuestas a garantizar las prótesis y los insumos.

El Dr. Cartolano está complacido de la amplia repercusión de esta iniciativa que ya ha hecho pública en sus redes sociales, pero no basta con las palabras de aliento.

Cada paciente sin recursos económicos necesita el respaldo y usted, quien lee estas líneas, también puede unirse a este proyecto.

Una historia de fe

El Dr. Cartolano es cirujano de columna vertebral y Ortopedista Infantil con 30 años de experiencia en la Clínica de Columna del Hospital Ortopédico Infantil, que nació gracias a su impulso.

Es presidente y fundador de la Sociedad Venezolana de Ortopedia Infantil, miembro de la Sociedad Dominicana y Guatemalteca de Columna. Fundador y presidente de la Sociedad Venezolana de Ortobiología. Miembro del Comité de Columna de la Sociedad Venezolana de Ortopedia y Traumatología.

En el año 1992, con una beca de la Fundación Gran Mariscal de Ayacucho, se prepara en el Centro de Deformidades de Columna de Montevideo, en Uruguay, y al retornar al Hospital Ortopédico Infantil, logra convencer a los directivos que era necesaria la superespecialización en columna vertebral y, por tanto, adaptar los servicios de Ortopedia a una visión especializada.

Este fue el comienzo de un largo camino que lo lleva a difundir el tratamiento de las patologías de columna vertebral entre Caracas, Barquisimeto y Maracaibo, de manera combinada entre niños y adultos.

¿Qué es la escoliosis?
“Es una deformidad tridimensional del raquis que implica una pérdida de balance en los tres planos del espacio. El tratamiento quirúrgico se fundamenta en una instrumentación raquidea que propicie la corrección de la deformidad y promueva la artrodesis vertebral”.
Dr. Antonio Cartolano

Esta historia tiene un punto de inflexión cuando, entre 2012 y 2014, comienza a deteriorarse la economía venezolana y los implantes resultaban imposibles de adquirir por la pérdida de la capacidad adquisitiva de la moneda.

El Dr. Cartolano había participado con empresas de Estados Unidos, Francia y Alemania en el desarrollo de implantes, así que cuando lo invitan en Venezuela a involucrarse en esta experiencia, dijo un sí inmediato y puso su conocimiento en diseño, conceptualización y desarrollo al servicio del implante con sello venezolano, en concreto, en alianza con la empresa venezolana Calvent Medical C.A.

La empresa recibió la asesoría de la Unidad de Gestión de Tecnologías en Salud (Ugts), adscrita a la Fundación de Investigación y Desarrollo de la Universidad Simón Bolívar (Funindes USB), gracias a lo cual logra en 2015 el permiso de producción por parte de la Contraloría Sanitaria del Ministerio del Poder Popular para la Salud.

Rodrigo Mijares, coordinador de la Ugts, citado por el Departamento de Información y Medios de la USB, destacó en su momento “que la metodología aplicada para lograr el objetivo fue la de implementar la norma internacional ISO 13485”, la cual establece “los requisitos de un sistema de gestión de la calidad cuando una organización precisa demostrar su capacidad de proporcionar productos sanitarios y servicios”, vinculados con este ámbito.

También se utilizó la norma de las Buenas Prácticas de Manufactura, conforme a los parámetros de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La empresa está situada en La Victoria, estado Aragua, “y fabrica dispositivos para implantación quirúrgica (osteosíntesis), como tornillos, placas, alambres, tutores, prótesis, agujas, pines, entre otros”.

El Dr. Cartolano comenta que nadie podía creer que Venezuela tuviera la capacidad de desarrollar tecnología para atender esta necesidad quirúrgica.

En la región solo Brasil y Argentina cuentan con fábricas de este tipo y a una mayor escala.

El Dr. Cartolano explica que su implante fue desarrollado para su técnica de cirugía y en la actualidad se avanza en una segunda generación, en particular para los niños.

De este modo, con una reducción de los costos en 80% en comparación con el insumo importado, y dada la disponibilidad, se comienzan a operar pacientes de escoliosis de manera masiva.

“Cada vez llegaban más pacientes al Hospital Ortopédico Infantil”, detalla el Dr. Cartolano.

Sin embargo, con la llegada de la pandemia, comienza la dificultad de desplazarse, que ya venía acentuada con la falta de gasolina y la crisis económica.

“Los pacientes sufrían así que decidí que era el momento de sacar lo mejor de nosotros, dar un grito de rebeldía y hacer la diferencia”.

Nace Scoliosis Venezuela, con la ventaja de contar con su propio sistema de instrumentación, gracias, como ya se explicó, al conocimiento del Dr. Cartolano, y el desarrollo tecnológico local en la planta de La Victoria, y con el ímpetu de atender a los niños y adolescentes que ya no pueden viajar hasta Caracas para recibir atención.

Una curiosidad: Scoliosis Venezuela se quería llamar Escoliosis Venezuela, pero el nombre ya estaba registrado, así que se debió optar por la expresión en inglés.

Integran Scoliosis Venezuela médicos del equipo de columna del Hospital Ortopédico Infantil de Venezuela, formados por el Dr. Cartolano en el Posgrado de Cirugía de Columna, enamorados de este proyecto que “nació y creció dentro del ideario del estudio, el mejoramiento continuo, todo ello enmarcado en la empatía compasiva para con los seres sensibles y la solidaridad como bases para una medicina humanizada”, describe.

Alianzas en Barquisimeto y San Felipe

El Hospital Rotario de Barquisimeto (estado Lara, Venezuela) y el Hospital Pediátrico Fundación Niño Jesús de San Felipe (estado Yaracuy), son las primeras escalas exitosas de esta travesía por los niños y adolescentes de Venezuela.

En el caso de la capital del estado Lara, Scoliosis Venezuela se unió con el Rotary Internacional para contar con sede permanente en el Hospital Rotario de Barquisimeto, dirigido por el licenciado Rubén Luna, quien ha mostrado amplia receptividad a esta iniciativa.

El Dr. Cartolano afirmó que el 5 de agosto el equipo realizará la primera sesión de consultas y la idea es mantener una semanal para atender a niños y adolescentes de escasos recursos.

La segunda alianza es con el Servicio de Ortopedia del Hospital Pediátrico Fundación Niño Jesús, en San Felipe, estado Yaracuy, dirigido por el Dr. Giuseppe Sierra.

El Dr. Cartolano define al Dr. Sierra como “un hombre íntegro y entregado”.

En este caso, el convenio, que inicia el 4 de agosto, también contempla un programa de formación académica.

Que la buena voluntad no se quede en la consulta

El Dr. Cartolano es optimista pero realista: La buena voluntad no se puede quedar en la consulta.

“Nosotros ponemos nuestras manos de manera gratuita; es preciso conseguir los fondos para pagar los insumos”, señaló.

Su ilusión es lograr operar al menos 20 niños este año. “Sería maravilloso”, observó.

“A los niños no se les opera por estética; para que se vean bonitos. La urgencia de esta intervención es porque la escoliosis produce daño en el corazón y los pulmones. Una escoliosis severa causa la muerte del paciente”, enfatizó.

Si quieren establecer contacto con el Dr. Cartolano:
[email protected]
Instagram: @drantoniocartolano

El Dr. Cartolano es un hombre a quien mueve la fe y el agradecimiento: “Ponemos todo nuestro empeño pues entendemos que vinimos a este mundo a cumplir una misión”.

Más que recorrer un camino, está convencido que la tarea por delante es hacer el camino. “¡Lo vamos a lograr!”, expresa con una energía que invita a creer con esperanza en el reto de construir unpaís mejor, “porque de aquí somos, aquí nos quedamos, aquí es donde hacemos falta, pues los problemas están aquí, son nuestros y solo a nosotros toca resolverlos”. 

- Publicidad -

Debes leer

Repunte de casos de COVID-19 en África convence a la población de vacunarse #31Jul

Las autoridades de salud de África informaron que un repunte considerable de casos de COVID-19 en Senegal, Ghana, Nigeria y otros lugares del continente, finalmente está convenciendo a una población inicialmente reacia a buscar vacunarse en grandes cantidades.
- Publicidad -