#DatoIMP El puma un “gato” de muchos nombres #17Jul

El puma es un mamífero carnívoro nativo de América. En el pasado, llegó a extenderse desde el Yukón (Canadá) hasta el Estrecho de Magallanes (América del Sur), motivo por el que las tribus locales y los investigadores tienen diferentes maneras de nombrarlo. De hecho, cuenta con más de 80 apodos distintos.

Es el cuarto felino más grande del mundo, detrás del león, el tigre o el jaguar y, a diferencia de estos, el puma no ruge, tiene un maullido similar al del gato. Esta condición es la que lo excluye del género Panthera. De hecho, su cuerpo delgado, es parecido al de los gatos, pero a una escala mucho más grande.

Es capaz de acostumbrarse a diferentes hábitat, por eso habita en América Central y América del Sur. A diferencia de otros felinos, el puma no vive en manadas. Prefiere vivir solos en grandes territorios, ya que necesita espacio para cazar suficiente comida y sobrevivir.

Sus hábitat preferidos son: cañones, escarpes, terreno rocoso y selva densa, pero aún puede vivir en áreas abiertas con poca vegetación. Pero puede vivir en todo tipo de entornos, incluidos bosques, selvas, montañas, sabanas, zonas montañosas y montañosas, pastizales y desiertos.

Marca territorio con pequeños montones de hojas y cortezas que pellizca y apila cuando afila sus garras, que suele rociar con orina y excrementos.

Es un animal crepuscular. Caza únicamente al amanecer o al finalizar la tarde, esto debido a que su visión le da gran ventaja durante estos momentos del día.

Es considerado imprescindible porque ayuda a controlar la población de otras especies que se encuentran más abajo en la cadena alimentaria, como los conejos o ardillas.

Desafortunadamente, algunas especies de pumas se encuentran en peligro de extinción. Están amenazados por la destrucción de sus hábitat, la caza furtiva, la caza de trofeos y los atropellos en las carreteras.