jueves, agosto 5, 2021
Inicio Opinion #OPINIÓN Un pato negro #18Jul

#OPINIÓN Un pato negro #18Jul

-

El salón acogió a más de cien dirigentes del mundo político, social, económico, cultural y religioso. Todos con mascarillas y guardando distancia de dos metros entre sí. El objetivo principal de la reunión era buscar consenso sobre ideas que pudieran motivar la participación colectiva en contra de la dictadura. El local tenía grandes ventanas y entre la pared y el techo varios espacios libres que permitían raudales de luz y viento.

El juez tomó la palabra para agradecer la concurrencia de tantos líderes importantes. El ingeniero hizo un recuento de las actividades realizadas, detallando quienes se habían comprometido con el proyecto de rescate nacional propuesto desde la capital de la republica. El vicario oró por el éxito de las actividades y reafirmó el apoyo que la iglesia daba a todas las luchas a favor de la libertad y de los derechos humanos.

- Publicidad -

El cielo estaba iluminado y el Sol lucia una aureola de nubes blancas que refractaban en colores de antorcha olímpica, como simbolizando éxito. De pronto surgió una bandada de patos negros que emulando a los gansos salvajes volaban en formación delta y con fintas de aviones supersónicos trazaban dibujos jeroglíficos sobre los ojos asombrados de una mañana pintada de esperanzas.

Frente a la pasividad de la población, sometida por el hambre y el agotamiento….en el uso de la palabra del justiciero mayor, vestido con una franela de San Miguel Arcángel, varios patos se posaron en lo alto de las paredes inconclusas. El siquiatra a mi lado me comentó que las aves en vuelo son símbolo de libertad y que los patos negros nos traían un mensaje positivo .Pero son aves negras, patos negros, agregó la profesora especialista en temas publicitarios y carismáticos, Entonces unas damas del voluntariado de asuntos sanitarios al escuchar este comentario se levantaron y moviendo brazos, gritando y lanzando bolitas de papel pusieron en fuga a los patos visitantes.

Volaron todos pero uno de los patos bajó y se colocó sobre una silla vacía, tomando el puesto de un dirigente vecinal que había pedido un derecho de palabra para tratar el tema del gas domestico y luego había disculpado su inasistencia por falta de transporte. Todos miramos hacia el intrépido e inesperado concurrente y de manera tacita y silenciosa optamos por dejarlo tranquilo para no perturbar la reunión.

Debemos confiar plenamente en la solidaridad internacional y que las sanciones económicas y diplomáticas….el politólogo experto en temas internacionales, con voz bien modulada y gestos suaves de embajador hacia un análisis enjundioso cuando el pato graznó como objetando el contenido de la disertación. El juez, moderador y anfitrión de la jornada miró al pato como si lo amenazara de ponerlo en una cacerola de agua hirviendo y este pareció entender y no intervino más durante la exposición del politólogo.

Para enfrentar con éxito al régimen es imprescindible la unidad de todos los partidos políticos entre si y de todos ellos con los grupos vanguardia de la sociedad civil, es un imperativo histórico el que depongamos cualquier objetivo individual o grupal en bien de la unidad superior, meta previa que debemos alcanzar…esta vez el pato graznó y aleteo sobre la silla durante la intervención de un líder magisterial, frente a lo cual un periodista muy activo quiso agarrarlo con la intención de echarlo fuera del salón, pero el pato saltó al suelo y comenzó a correr entre nosotros, evadiendo al periodista y a otros participantes que también querían someter sus imprudencias.

Confundidos y alterados por la intromisión del pato negro en nuestra asamblea un representante del sector agropecuario le quitó el bastón a un señor de la tercera edad y camino hacia el ave con la intención de eliminar su osadía con un garrotazo, súbitamente el pato hizo un corto vuelo, con aleteo ruidoso y desesperado y se posó en mis piernas y como todo sucedía tan rápido temí que el vengador me diera también con el palo que esgrimía con furia.

El siquiatra levanto la voz y dijo, ríndete Satanás, tu violencia entre nosotros es la causa del martirio que sufrimos, ríndete Satanás y vete con tu rabia y rencor a la casa de nuestros adversarios. El señor del palo, desconcertado y aturdido ante tan poderoso exorcismo, bajó el bastón y se fue a sentar en silencio, con la cabeza gacha. El pato miro al siquiatra y lo saludó moviendo su cuello sin emitir sonido.

Con el pato sobre mis piernas quedé en el centro de toda la atención, me vi obligado a decir algo y no podían ser palabras para el análisis político sino para conectarme con las emociones que se instalaron en la sala. Amigos, este pato llegó hasta acá según los planes de alguien invisible que mueve los hilos de nuestro destino. Este pato no entiende de argumentos ni tiene capacidad de análisis pero tiene conexión energética con todos los seres vivos, la ciencia ya comienza a explicar este fenómeno, cuando el pato ha intervenido y molestado nuestra reunión lo que ha develado es que nuestras palabras no están en sintonía con nuestros sentimientos, decimos cosas que no sentimos y eso lo ha reclamado este animal mediante sus graznidos .No matemos al pato, el vino a nosotros como símbolo de libertad pero también con el mensaje de que conquistarla no será fácil y que para transitar su búsqueda es esencial que primero nos queramos, que conformemos entre nosotros una hermandad sincera, de confianza mutua, con claridad de propósitos, con ánimo de entrega y disposición al sacrificio de metas personales en función de asumir el bien común como logro principal. El pato negro puso su cabe en mi mano y cerró los ojos como descansando. Dios con nosotros.

Jorge Euclides Ramírez

Debes leer

- Publicidad -