sábado, octubre 23, 2021
Inicio Opinion #OPINIÓN Por la puerta del sol (121): Lecciones de las adversidades #25Sep

#OPINIÓN Por la puerta del sol (121): Lecciones de las adversidades #25Sep

-

Lamentarse es tiempo perdido. Todos tenemos el deseo y necesidad de contar con una vida plena, amable, de calidad. El destino de cada uno de nosotros depende de las opciones que tomemos…

Hay un momento de prueba en el que tenemos que decidir si nos dejamos llevar por la corriente o luchamos contra ella. En momentos de perdidas, de fracasos, de vida vacía, de desocupación, no son pocos los que esperan que otros los salven, teniendo el poder en sí mismos y fuerza para derribar sus barreras, sus propios impedimentos, sus miedos e incertidumbres. ¿Cómo salgo de esto? ¿Cómo supero la perdida? ¿Cómo me libero de esta culpa que es mi sombra y mi postración? Estamos a acostumbrados a esperar un milagro gratis, milagro sin esfuerzo no llega.

- Publicidad -

En momentos difíciles y de estancamiento, necesariamente nos preguntaremos ¿Qué vida, que aire, que futuro, que luz necesito y quiero yo?; meditando profundamente entenderemos que la grandeza del logro dependerá de la fuerza con que lo deseemos y de la fe que tengamos en nosotros mismos…

Hay un cuento al respecto que habla de aquel muchacho que se preguntaba que podría hacer él para conseguir lo que más anhelaba tener en la vida. Fue a su maestro y le hizo la pregunta ¿Qué puedo hacer para que mis sueños se hagan realidad? ¿Cómo puedo vencer mis dificultades? Se lo preguntó en muchas visitas que hizo a su casa. Su maestro callaba y él no tenía más remedio que retirarse. En la última visita que hiciera a su maestro este lo invito al rio. Lo llevó hasta la parte más honda para enseñarle algo. Le sumergió la cabeza en el agua. Sintiendo el muchacho que le faltaba el aire y se iba a ahogar, luchó con todas sus fuerzas para sacar la cabeza. El maestro lo dejó sacar la cabeza y le pregunto: ¿Qué era lo que más deseabas cuando sentías que te estabas ahogando? Aire, mucho aire quería, vivir era mi deseo. No pensaste en carros, en lujos, en dinero, en amigos, en placeres, solo en salvar tu vida. He allí la lección: Para conseguir en la vida lo que se quiere debe anhelarse con la misma intensidad con la que querías poder respirar. Aprende muchacho que nadie nos da lo que solo el esfuerzo puede. Acción, intensidad y fe en uno son suficientes para llegar a donde queramos llegar…

No hay oscuridad total, al final del túnel nos espera la luz…

Amanda N. de Victoria

- Publicidad -

Debes leer

EEUU: Álex Saab nunca fue parte de la negociación en México #23Oct

El principal asesor para Latinoamérica del presidente estadounidense Joe Biden, Juan González, aseguró que el caso del empresario colombiano Álex Saab no formaba parte de la mesa de negociaciones en México.