viernes, febrero 23, 2024
InicioNacionalesOtras regionesComerciantes: Es imposible para nosotros cobrar el impuesto por el pago en...

Comerciantes: Es imposible para nosotros cobrar el impuesto por el pago en dólares #11Abr

-

El pasado 28 de marzo entró en vigencia el Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF), y esto se traduce en que cualquier ciudadano tiene que pagar 3% al Estado por cancelar sus compras o pagar sus servicios en moneda extranjera.

Termómetro Nacional conversó con algunos pequeños y medianos comerciantes quienes aseguraron que se le es imposible cobrar el nuevo gravamen, ya que no tienen los recursos para comprar las nuevas máquinas fiscales las cuales tienen un costo que va desde los 600 hasta los 1.500 dólares.

- Publicidad -

Nelson Goncalves, encargado de un abasto ubicado en la parroquia El Valle en la ciudad de Caracas, sostiene que si compra la maquina fiscal más barata, no tiene la capacidad de pagar los sueldos de sus empleados.

“Esto es un pequeño abasto en una zona popular, aquí llega mucha gente humilde y nos paga con billetes de 1, 5 o 10 dólares, porque a ellos les pagan con eso, pero ahorita no podemos aceptarle los dólares, porque si nos fiscaliza el Seniat nos multan y nos pueden cerrar el negocio. La máquina fiscal más barata cuesta 600 dólares de contado y si la compramos no puedo pagarles el salario a los tres empleados que tengo. Eso es una trampa del gobierno, lo que andan buscando es quitarle el dinero a la gente, porque a nosotros los proveedores nos van a cobrar el impuesto si le pagamos en divisas y nosotros tenemos que cobrárselo a la gente, porque igual tenemos que declararlo y pagarlo”, explicó.

Al ser consultado sobre cuánto es el salario mensual de sus empleados, informó que con “mucho sacrificio” les paga un monto en bolívares y 100 dólares mensuales.

- Publicidad -

“Ahorita tengo que llevarlos a salario mínimo y mientras no reciba dólares no les puedo pagar su salario completo”, comentó.

Por otra parte, una vendedora de una reconocida cadena de farmacias ubicada igualmente en la ciudad de Caracas, quien pidió mantener su nombre en reserva, reveló que hasta la fecha no están cobrando el IGTF porque todavía los sistemas de cobro no han sido adecuados por la empresa matriz.

“El proveedor de las cajas y maquinas fiscales no ha venido a configurar el sistema, por lo tanto no podemos cobrar el IGTF. La orden que tenemos es seguir recibiendo las divisas porque alguien que llegue con una emergencia a comprar una medicina no le podemos decir que no. Desconozco si la gerencia de la cadena hizo algún acuerdo con el Seniat para que no los multen, pero son muchos los negocios que no están cobrando el impuesto”, precisó.

Recordó que hace pocos meses, la empresa tuvo que actualizar el sistema de cobro para poder emitir vueltos vía el sistema de pago móvil.

“Cada vez que se hace un cambio en los sistemas eso es un dinero que invierte la empresa, además tenemos que entrenar al personal de todas las tiendas para puedan cobrar de manera correcta. Una de las preguntas que nos hacemos es cómo vamos a cobrar cuando un pago es mixto, en dólares y en bolívares. Hace algunos meses tuvimos que adaptarnos para dar vueltos en pago móvil y ahora hay que modificar otra vez el sistema de las cajas para cobrar el impuesto”, dijo.

Asimismo, Claudia Rojas, una pequeña emprendedora quien hace panes, dulces y tortas para vender asegura que jamás saldrá de la informalidad, mientras el gobierno siga cobrando impuestos que son totalmente injustificados.

“Mi emprendimiento va creciendo cada día gracias a las redes sociales y muchos amigos me han aconsejado que formalice el negocio, sin embargo, yo no puedo dejar mis ganancias comprando maquinas fiscales y pagando impuestos. Aunque la Ley es clara y dice que los emprendedores estamos exentos, no me atrevo a correr en riesgo, prefiero seguir trabajando en la informalidad”, sentenció.

Gremios confirman que no tienen la capacidad

La presidenta del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio), Tiziana Polesel, aseguró en una rueda de prensa, que el 75% de sus agremiados no tienen la capacidad de cobrar el IGTF.

“Después de nosotros hacer nuestras investigaciones tanto con las cámaras sectoriales como nacionales, en torno a la aplicación y a cómo se había desempeñado el proceso para aplicar el cobro del IGTF, hemos tenido cifras o resultados verdaderamente preocupantes del lado del sector comercio. El 75% de las empresas encuestadas nos han informado que no están en capacidad de recibir pagos en divisas porque no han podido completar el proceso de adaptar sus sistemas al nuevo impuesto”, dijo.

Indicó que el gremio ha solicitado formalmente al gobierno nacional que derogue o aplace la implementación del impuesto y hasta la fecha no han recibido ningún tipo de respuesta por parte del Seniat.

“Lo que nos preocupa es que ya las fiscalizaciones comenzaron y los comerciantes tienen el temor que los puedan multar e incluso hasta cerrar. Nosotros estamos siendo honestos, porque los pequeños y medianos comerciantes no tienen el dinero para comprar las máquinas y las formas libres para la declaración no están siendo aceptadas con este tributo, por eso necesitamos que se prorrogue su implementación”, insistió.

La gremialista asegura que este impuesto no se ajusta a las leyes de la República y además no fue consultado con ninguno de los gremios empresariales legalmente constituidos en el país.

Expertos en materia tributaria han expresado que este gravamen es una toma ilícita de la renta de los factores de la producción por lo que no puede atribuírsele el tratamiento de impuesto; además de no estar anclado en la renta. No toma en consideración la capacidad económica del contribuyente sino un medio de pago. Además lesiona los derechos del trabajador e incumple las resoluciones de la Organización Internacional del Trabajador (OIT), específicamente, el Convenio 144 que alerta sobre la legislación que afecta el funcionamiento empresarial como fuente de empleo en el país, debe ser consultada. Afecta el flujo de caja de las empresas y se ha convertido en un supuesto de múltiple imposición”, sentenció.

La presidenta del gremio comercial señaló que “es lamentable que por mantener una posición, un objetivo indeterminado y asirse de la fuerza que da la imposición de ideas y acciones, desde el mismo sector oficial se está perjudicando a la economía nacional que había dado visos de crecimiento leve, pero crecimiento. Adicionalmente, se está incentivando la informalidad, la evasión fiscal y la economía aciaga. Ahora bien, fundamentalmente, se está dañando al consumidor, quien al final tendrá que pagar este tributo”.

Añadió que “en consecuencia, reiteramos la disposición del sector privado de contribuir en redireccionar la economía con el diseño de políticas públicas que faciliten la actividad económica y productiva; que sean verdaderamente coherentes y con un objetivo de país enfocado al progreso y al bienestar de la población”.

Economistas hacen advertencias

El economista y director de la firma Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, señaló que la proporción de pago en el que está involucrado el dólar es alrededor de 73%, y el no aceptarlo en comercios podría traer problemas en el futuro.

En declaraciones ofrecidas al Circuito Éxitos 99.9 FM, explicó que la premura en aplicar el Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF) no es tanto recaudar, sino estimular el uso del bolívar.

Sin embargo, destacó que “es peligroso en el tiempo” la entrada en vigencia del IGTF cuando apenas el país está saliendo de un ciclo hiperinflacionario muy fuerte.

En Venezuela lo que está creciendo son los comercios y servicios, por lo que este impuesto “puede generar un gran frenazo”.

Reveló que hay una leve recuperación de las transacciones en bolívares y es por la poca cantidad de estos en el sistema.

“Lamentablemente aquí hay un entorno donde no hay rendición de cuentas. Tenemos años que no sabemos la distribución del presupuesto anual de la nación. Eso genera desconfianza”, acotó.

El especialista comentó que la desconfianza del ciudadano en el Estado venezolano “promueve la evasión fiscal”.

Las modalidades que aplica el IGTF son a los pagos en efectivos en divisas o en sistemas de pago como Zelle, además, “esto parece una sobretasa al IVA más que un impuesto”.

Por su parte, el también economista y presidente de Datanalisis, Luis Vicente León, explicó a través de su cuenta en la red social Twitter, que entiende el deseo del BCV de rescatar el uso del bolívar como moneda común, sin embargo, “la estrategia de obligar su uso, limitando transferencias en divisas sin resolver los problemas que pulverizaron las funciones del bolívar es contraproducente”.

Explica que en Venezuela no se masificó el uso del dólar porque había mecanismos financieros que lo estimulara, “sino porque la desconfianza en el bolívar y la desmonetización del país obligó a la economía y al propio BCV a buscar mecanismos alternativos en moneda dura”.

“La pérdida de funciones del bolívar fue entonces cubierta por el uso de moneda extranjera, que hoy representa la parte mayoritaria de las transacciones comerciales. La liquidez monetaria está determinada por los dólares en circulación, mucho más grande que la cantidad de bolívares disponibles. El BCV y el mercado financiero reaccionaron adecuadamente con mecanismos para soportar la actividad económica mayoritaria que se basa hoy en esa moneda. Si la banca no hubiera desarrollado instrumentos de soporte para el uso cotidiano de las divisas, el resultado no hubiera sido el fortalecimiento del bolívar sino la destrucción del aparato productivo y el deterioro del sistema comercial venezolano”, puntualizó.

Advirtió que la moderada recuperación está basada en liberación cambiaria y de precios, así como en la disminución de la “relación hostil” del gobierno con los privados.

“Los dólares han sido suministrados básicamente por BCV. Es peligroso cambiar una estrategia ganadora”, advirtió.

Insistió que “cualquier objetivo de crecimiento, sin cambios institucionales ni rescate de confianza en el bolívar, requiere consolidar la apertura cambiaría y de precios, profesionalizar el uso de divisas, permitir transferencias y créditos en dólares. Cualquier bloqueo va contracorriente”.

Añadió que “ni el impuesto a transacciones en dólares, ni el bloqueo a las transferencias en divisas interbancarias, ni la prohibición de otorgar créditos en dólares terminará fortaleciendo el bolívar. El camino es profundizar lo que el mercado arrancó espontáneamente y el BCV acompañó”.

Señala que los impuestos a operaciones en moneda extranjera pueden adaptarse al mismo esquema de los impuestos en moneda local, sin generar discriminaciones que lejos de estimular el uso del bolívar estimularán las transacciones informales.

“Mantener encajes legales cuasi infinitos y a la banca desmonetizada en bolívares y bloqueada en créditos (por asfixia en bolívares y por ley en dólares) impide consolidar cualquier recuperación económica indispensable para el país. Pero además, dar un paso atrás impidiendo las transferencias entre cuentas en dólares depositadas en un mismo banco local es un retroceso, muy preocupante, en lo que habíamos visto como una flexibilización del modelo económico venezolano. Su impacto será claramente negativo”, concluyó.

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -
- Publicidad -

Debes leer

Javier Milei recibió al senador estadounidense Marco Rubio #22Feb

Javier Milei, presidente de Argentina, recibió al senador estadounidense Marco Rubio, para “intensificar relaciones y puntos de vista sobre aspectos de la realidad nacional, regional y global”.
- Publicidad -
- Publicidad -