domingo, mayo 1, 2022
InicioDestacados#EntrevistaDominical Carlos Canache Mata: Una insurrección popular podría haber en Venezuela #1May

#EntrevistaDominical Carlos Canache Mata: Una insurrección popular podría haber en Venezuela #1May

-

Los pueblos son sometidos a dictaduras hasta que éstas se hacen insoportables, dice el doctor Carlos Canache Mata, exparlamentario de Acción Democrática, quien acaba de presentar su libro “Rómulo Betancourt, líder y estadista”, en la plaza cubierta del rectorado de la Universidad Central de Venezuela.

A sus 94 años de edad, 77 de los cuales los ha dedicado a la política, este médico y abogado, quien fuera presidente de la Cámara de Diputados del Congreso Nacional, advierte que los pueblos llegan a cansarse de sus mandatarios cuando éstos los someten a sufrimientos, penurias y calamidades.

- Publicidad -

Esas lamentables características las está viviendo la población venezolana, manifiesta al ser entrevistado por Elimpulso.com. Y ese cansancio tiene un final. Una insurrección popular podría haber en Venezuela.

¿Qué lo lleva a pensar eso?

La cruda realidad que se vive desde hace más de veinte años y agravada en los últimos años cuando, en medio del desespero por la imposibilidad de tener una vida digna, aproximadamente 7 millones de conciudadanos se han ido del país y quienes quedan en el territorio nacional viven cada día peor. Todos lo sabemos. 

Repudio

Usted que tiene la mayor experiencia política en el país por haber sido partícipe de esa actividad, desde los 17 años, ¿qué impresión tiene de la designación del Tribunal Supremo de Justicia?

Es producto de un fraude. Porque esa Asamblea Nacional que lo designó es írrita, pues, como todos lo sabemos, se constituyó violentando la Constitución. Es casi totalmente  oficialista como mayoritariamente oficialista es ese TSJ. Por lo tanto, todo lo que haga la Asamblea Nacional es írrito como lo será el tribunal que se acaba de designar.

No puede extrañarnos que sea así, porque como toda dictadura, y así lo ha demostrado a lo largo ésta que lleva más de veinte años, se caracteriza por hegemonizar, monopolizar y controlar los poderes del Estado. Todas las instituciones están ilegitimadas. Y, por supuesto, el TSJ. El anterior y el nuevo.

Hay un repudio a esta dictadura y, lógicamente, a esta última actuación que tuvo lugar en la írrita Asamblea Nacional. No ha ocurrido nada nuevo con constituir un nuevo TSJ cuando instancias internacionales se han visto obligadas a investigar violaciones de Derechos Humanos, incluyendo crímenes de lesa humanidad, porque aquí nada se ha hecho para esclarecer esos graves delitos.

Corte

¿Qué se puede esperar de la Corte Penal Internacional?

Cuando en noviembre del año pasado estuvo aquí el Fiscal  de la Corte, Karim Khan, fue porque ya se había concluido el informe preliminar de los casos denunciados en Venezuela y comenzar el proceso de investigación, el cual no puede ser aplazado como lo dijo el propio funcionario hace unos días.

Para un organismo que tiene esa enorme responsabilidad, porque debe profundizar sus investigaciones al máximo, es necesario tiempo. No se puede esperar que lo haga en unas cuantas semanas. Pero, lo importante, en concreto, es que la Corte está ya investigando a funcionarios de este régimen. Y eso no es cualquier cosa.

Sanciones

¿Qué le han parecido las cartas abiertas suscritas por ciudadanos al Gobierno y Congreso de los Estados Unidos, una pidiendo flexibilización de las sanciones y otra, por el contrario, que sean más fuertes?

No estoy de acuerdo con la flexibilización de esas medidas que obedecen a la forma como ha actuado el régimen, que ha violado todos los Derechos Humanos y ha ocasionado, además, esta crisis que envuelve a todo el país. Además, no se puede olvidar, que desde el mismo comienzo de este gobierno se ha mantenido estrecho acercamiento con grupos terroristas como las FARC de Colombia y con los de otros países, así como también ha cometido delitos muy graves como la corrupción. Tan solo cuando haya un gobierno que respete a los ciudadanos, que sea demócrata y que haya libertad, se pueden revocar esas sanciones.

Pero, este régimen tiene vinculación con otros que tampoco respetan los Derechos Humanos, ni aceptan el funcionamiento de los partidos políticos, ni tienen divisiones de poderes como China, Rusia, Irán, Corea del Norte,  Cuba, Nicaragua. 

Más de 50 países democráticos, de América y Europa sobre todo, repudian al régimen de Maduro y le han dado apoyo a Juan Guaidó, que representa a la población democrática.  

¿Cree usted que la oposición venezolana podría lograr la unidad para unas eventuales elecciones presidenciales?

-Tengo fe y esperanza de que se logre. De lo contrario, la oposición cometería su peor error.

¿Cómo ve a los militares que se identifican plenamente con el gobierno de Maduro?

-Es que la fuerza armada es el sostén del régimen, porque éste tiene el mayor rechazo jamás visto en un gobierno en Venezuela. Tienen que entender que su función es  institucionalista. No partidista. Sus integrantes son venezolanos y como tales deben tener conciencia plena de lo que está ocurriendo. Y ya he dicho que los pueblos tienen capacidad de aguante hasta que llegan al extremo de rebelarse. Y una rebelión popular es imparable.

Betancourt

¿Qué nos puede decir de su libro Rómulo Betancourt, líder y estadista?

Se trata de un libro de 600 páginas, que ha sido publicado con el apoyo del Instituto  Latinoamericano de Investigaciones Sociales y la Fundación Friedrich Ebert Stiftung. Fue presentado el miércoles de esta semana en la plaza del rectorado de la UCV y al acto asistieron Virginia Betancourt, hija de Rómulo Betancourt, y Gabriela Pérez Rodríguez, hija de Carlos Andrés Pérez. Asistieron representantes de la Internacional Socialdemócrata y de la Fundación alemana mencionada, así como un grupo de personas vinculadas a la academia y a diversas instituciones.

¿Qué plantea?

Recojo la gran tarea que cumplió Betancourt para la democracia en Venezuela y su proyección en gran parte del mundo. En este aspecto la llamada Doctrina Betancourt es la del rechazo a todas las dictaduras y su aplicación comenzó precisamente contra el régimen de Cuba, que no sólo había expulsado a los demócratas cubanos sino que intentaba a través de la guerrilla imponer una dictadura en Venezuela. Y el ejemplo de lo que estamos viviendo aquí le da la razón aún después de su desaparición física. Porque la democracia con sus imperfecciones es el sistema de gobierno y de vida más aceptable para los pueblos.

- Publicidad -

Debes leer

Duque culpó a Maduro de generar la mayor crisis migratoria de América Latina #Abr

Iván Duque, presidente de Colombia, responsabilizó a Nicolás Maduro de generar la mayor crisis migratoria de América Latina, tomando como referencia lo que padecen los venezolanos desde hace varios años
- Publicidad -