#VIDEO #ESPECIAL “El loco de la pancarta”: 30 años de lucha social #28Nov

En este mes de noviembre Argenis Giménez, conocido como “El loco de la pancarta”, cumplió 30 años de lucha social con su pancarta de “vanguardia psiquiátrica de liberación” en la cabeza, movimiento que inició en Barquisimeto, estado Lara, en el mes de noviembre de 1992.

Al hablar de sus comienzos Argenis Giménez relata que siempre estuvo en la busqueda de hacer algo para mejorar la situación en la estaban los indigentes en el país y los pacientes psiquiátricos, por lo que en noviembre de 1992 comenzó a practicar una idea que tenía, encarnando en él mismo ese concepto “sin usar tontos útiles, sino yo mismo, me puse la pancarta en la cabeza para agarrar este sentido a la vida de luchador social”.

publicidad

Mi lucha es por la humanidad, empezando por los más necesitados, los más desventajados en donde estamos nosotros los locos que vivimos indigentes en las calles, no hay una política por nosotros, no hay un decreto por nosotros, somos huérfanos de la política porque todos los problemas se resuelven con política”, comentó al ser preguntado por quién es la lucha que ha realizado por 30 años.

En la pancarta que ha llevado Argenis, la cual ha cambiado en distintas oportunidades, se leen las palabras “vanguardia”, debido a que según él “un vanguardista es el que sale adelante antes de empezar una contienda”, a hacer los adelantos necesarios. También se lee la palabra “psiquiátrica” porque se trata de la salud mental y por último “deliberación” porque se trata de “liberarse y este es el sentido filosófico que uno le encuentra a esto, esto es un proyecto de vida”.

Asimismo, se refirió a cómo las políticas en el país en torno a este tema no han cambiado durante los años, señalando que “a la salud mental en Venezuela no ha llegado ninguna revolución y eso es lo que se necesita, el Gobierno de ahora hace es lo mismo que hacían los de la Cuarta República, haciendo pequeñas mejoras en los psiquiátricos cuando una revolución es transformación, es trascendencia a algo nuevo…”

“Hay una tendencia en el mundo de eliminar los psiquiátricos, se hacen muchos experimentos y pruebas y se han tenido logros en algunos países. Uno de los ejemplos más sobresalientes de esta lucha que viene desde la revolución francesa es el doctor Franco Basaglia, pero acá en Venezuela esa historia está subdesarrollada, acá no se toma en cuenta, lo que único que dicen es ´esos locos si son felices´ y eso no es así, es como una coartada para excusarse en su conciencia ética”, apuntó.

Situación actual de los psiquiátricos

“El loco de la pancarta” comentó la situación en la que se encuentran los hospitales psiquiátricos no solo de Lara sino de toda Venezuela, destacando que son pequeñas las mejoras que se les hacen, aunque a su consideración todas son unas “agencias sociales de represión”.

“No solamente el Pampero, sino todos los psiquiátricos. Todos los psiquiátricos son agencias sociales de represión, están cuestionados en el mundo, yo lo he probado, he sido recogido como cualquier otro indigente que se lo llevan a uno para allá diciendo que es para cuidar a uno y eso es mentira. Es la salud mental en Venezuela la que se debe cuestionar porque no ha llegado esa revolución”, acotó.

Al mismo tiempo agrega que “yo he visto cosas indescriptibles no se puede determinar tanto. Siguen disimulando sus fechorías y es al verse obligados cuando apenas admiten hechos verdaderos, pero cuidando que esos hechos verdaderos admitidos no signifiquen objetivamente la realidad más amplia y más profunda escondida por sus intereses grupales, gremiales, sindicales y partidistas”.

Presente en las protestas

Es común también ver a Argenis Giménez apoyar concentraciones de otros grupos colectivos con el objetivo de “crear la polémica” y así las personas le pregunten acerca de su lucha, al mismo tiempo de sumarse a apoyarlos, ya que considera que todas las protestas siguen siendo “la misma lucha”.

“Yo me meto en todo ese gentío, donde haya multitudes para llamar la atención, para que me pregunten y así yo explicar, porque si no se polemiza pues no se llega a la conciencia pública ni a la sensibilidad social”, dijo mientras añadía que forma parte de un grupo de desventajados social “al igual que son los obreros, los campesinos, los indígenas… son las mismas luchas, soy un luchador social, como otros en otros campos”.

Dejar un precedente

Para finalizar, Argenis comentó que esta protesta de vanguardia psiquiátrica de liberación es como como proyecto de vida, vitalicia, por lo que no tiene jubilación, aunque agregó que su objetivo es dejar una huella para cuando “venga un verdadero líder, con una lucha sistemática, eficiente, organizada y con recursos, no se le haga tan difícil el comienzo si consigue lo que yo le haya dejado adelantado con este parapeteo de caletero”.

“Me gustarìa morir con las botas puestas a pie de cañón, pero que mi pancarta quede abierta como un libro para que todos la lean y quede el buen ejemplo de morir con dignidad”, finalizó.

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí