Presidentes sudamericanos buscan mayor integración en Brasilia en contexto de crisis y algunos roces #29May

-

- Publicidad -

Los mandatarios sudamericanos se reúnen el 30 de mayo en Brasil convocados por el presidente Luiz Inácio “Lula” Da Silva en un intento de reforzar su devaluada integración y revalorizar el rol de la región en el tablero internacional, todo un desafío en momentos en que varios afrontan conflictos políticos, crisis económicas y tensos vínculos bilaterales.

El encuentro de presidentes de los países de América del Sur en Brasilia es una iniciativa del mandatario izquierdista, quien tras su retorno al poder por tercera vez en enero apunta a reinstalarle como líder entre sus pares a partir de la reciente reincorporación de Brasil a mecanismos regionales como la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).

- Publicidad -

La cumbre del martes promoverá un “diálogo franco” entre todos los presidentes para identificar denominadores comunes, discutir perspectivas para la región y reactivar la agenda de la cooperación sudamericana, dijo un comunicado de la cancillería brasileña.

Asisten los presidentes de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Paraguay, Uruguay, Surinam y Venezuela. Por parte de Perú acudirá Alberto Otárola, presidente del Consejo de Ministros.

“Lula está preocupado y ocupado en retomar el liderazgo perdido por su antecesor (el derechista Jair) Bolsonaro a nivel regional. Aplica su lógica política y siente que el peso de Brasil es grande y su condición de líder regional se afianzaría si logra reunir a los países de la región detrás de intereses comunes”, dijo a The Associated Press el argentino Jorge Arias, director de la consultora Polilat.

- Publicidad -

Lee también: Pedro Sánchez adelantó sorpresivamente las elecciones generales en España

El mandatario convocó al encuentro un mes después de anunciar en abril la reincorporación de Brasil a Unasur, el foro que ayudó a crear en 2008 junto a otros colegas izquierdistas y del que, una década después, Bolsonaro (2019-2023) se alejó por considerarlo inútil y abocado a arropar al populismo en Venezuela.

Colombia, Chile, Paraguay, Argentina, Ecuador y Uruguay fueron otros países que suspendieron entre 2018 y 2020 su participación en el bloque argumentando que estaba basado en alineamientos político-ideológicos y carecía de una secretaría operativa.

Unasur, que llegó a sumar 12 naciones sudamericanas con el fin de incentivar la integración comercial, social y política, hoy está inactiva y sólo la conforman Argentina -que también se reincorporó en abril- Bolivia, Brasil, Guyana, Surinam y Venezuela.

Según Arias, el presidente brasileño considera que Unasur «quedó supeditada a juegos polarizados” y buscaría imprimirle un sello menos ideologizado a su actual iniciativa de integración sudamericana, con el fin de conseguir cierta unidad y asegurar que perdure.

“No es que sea una cumbre de Unasur… En esta etapa de su nueva presidencia Lula quiere escuchar sin preconceptos para ver si los presidentes pueden establecer mecanismos de coordinación; quiere generar para América latina una agenda ambiciosa en torno a los intereses comunes”, sostuvo el analista.

La convocatoria del presidente brasileño se produce cuando fuerzas de izquierda y centroizquierda gobiernan en varios países y la derecha asoma en otros como una alternativa política, lo que podría dificultar el intento de mejorar la cooperación.

En Argentina, el peronista Alberto Fernández no se presentará a la reelección en los comicios de octubre y fuerzas conservadoras aparecen mejor situadas, además de que el líder de derecha extrema Javier Milei sube en las encuestas. En Paraguay fue elegido recientemente como presidente un economista de talante conservador y en Chile, la ultraderecha arrasó en la elección de los redactores de una nueva constitución.

El conservador gobierno uruguayo dijo que espera conocer cuál será la arquitectura para la integración regional que propondrá “Lula”.

Para el pragmático presidente brasileño, la sintonía en el seno de la región es necesaria y eso incluye a Venezuela.

Bajo el gobierno de Bolsonaro, Brasil prohibió la entrada al país del presidente venezolano Nicolás Maduro, ya que el líder opositor Juan Guaidó fue reconocido como presidente por una parte de la comunidad internacional, incluido Brasil.

Pero “Lula” recibirá a Maduro antes o después de la celebración de la cumbre, confirmó un funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil que habló en condición de anonimato porque no puede comentar públicamente sobre el tema.

Lea también: Erdogan gana las presidenciales en Turquía, según fuentes oficiales

“Venezuela es un vecino y no puede ser ignorado o tener lazos diplomáticos rotos, ya que tenemos cuestiones prácticas que necesitan ser resueltas”, señaló Carolina Silva Pedroso, profesora de Relaciones Internacionales de la Universidad Federal de Sao Paulo.

«Lula» también podría invitar a sus colegas a tratar algunos temas que considera impostergables.

Algunos son el cambio climático, la guerra de Rusia y Ucrania y cómo afecta al comercio subregional; la seguridad alimentaria; el peso de la deuda; la lucha contra el narcotráfico y la búsqueda de mecanismos para agilizar el comercio en la región.

La definición de una agenda de intereses comunes se topa con las distintas necesidades de los países, algunos de los cuales sufren crisis políticas y económicas o mantienen desacuerdos.

Argentina sufre una inflación acelerada e intenta reforzar sus alicaídas reservas de divisas tras padecer una sequía histórica.

Chile desea la regulación de los flujos migratorios luego de enfrentar una inmigración ilegal descontrolada -principalmente de venezolanos- hasta fines de febrero, cuando el gobierno desplegó militares en su frontera con Bolivia y Perú.

Perú busca posicionar su imagen golpeada por las críticas a la mandataria Dina Boluarte en su manejo de la violenta represión de las protestas antigubernamentales que siguieron a la destitución en diciembre de su antecesor, Pedro Castillo. Entre los más críticos está Colombia, país con el que rompió relaciones diplomáticas.

Bolivia mantiene un largo desacuerdo fronterizo con Chile. Las relaciones con Perú también se han enfriado ya que el gobierno de Boluarte no fue reconocido por La Paz.

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Más leido hoy

- Publicidad -

Debes leer

Maduro: Sanciones tienen el objetivo de evitar que mejoremos ingresos de los trabajadores #17Abr

Nicolás Maduro se pronunció en horas de la tarde de este miércoles 17 de abril sobre la revocación del alivio de sanciones petroleras que había otorgado Estados Unidos a Venezuela, afirmando que estas buscan evitar que su administración pueda mejorar los ingresos de los trabajadores del país.
- Publicidad -
- Publicidad -