#OPINIÓN Se busca un Emprendedor – La Media ni en los Pies: Reflexiones sobre la Sociedad entre Emprendedores #11Jun

-

- Publicidad -

«En una empresa emergente, es más importante evitar a las personas equivocadas que encontrar a las personas adecuadas»

Guy Kawasaki

- Publicidad -

«La media ni en los pies» es un refrán muy viejo, que descubrí conversando con mi querida amiga Alicia Montero Morillo, contada por su abuela mucho tiempo atrás, precisamente producto de una conversación sobre un negocio que le habían propuesto a la abuela y que a ella no le convencía mucho la misma en particular y que puede aplicarse de manera sorprendente al ámbito del emprendimiento.

Aunque puede parecer trivial, esta frase encierra una lección valiosa sobre las dificultades y riesgos de crear un emprendimiento en sociedad con otro emprendedor.

Para un nuevo emprendedor, embarcarse en un negocio con un socio puede parecer una buena idea inicialmente, pero a menudo resulta en complicaciones que pueden obstaculizar el crecimiento y la estabilidad del negocio.

Uno de los mayores desafíos de emprender en sociedad es la posibilidad de conflictos de intereses. Cada emprendedor tiene su propia visión, metas y estilo de trabajo. Estas diferencias pueden generar fricciones que, en lugar de potenciar el negocio, lo frenen. En lugar de complementarse, los socios pueden terminar compitiendo entre sí, lo que podría conducir a una ruptura de la sociedad y, en el peor de los casos, al colapso del negocio.

En una sociedad, la división de responsabilidades puede convertirse en un tema espinoso. Es crucial que cada socio tenga roles y tareas claramente definidas, pero esto no siempre es fácil de lograr. La falta de claridad en las responsabilidades puede llevar a la duplicación de esfuerzos o, peor aún, a que ciertas áreas críticas del negocio queden desatendidas. Además, compartir el control del negocio puede resultar en desacuerdos sobre decisiones estratégicas, ralentizando el proceso de toma de decisiones y afectando negativamente la agilidad del emprendimiento.

La distribución de beneficios es otro punto de conflicto común. Incluso si los socios inicialmente acuerdan un reparto equitativo, con el tiempo pueden surgir descontentos sobre quién contribuye más o menos al éxito del negocio. Esto puede generar resentimientos y afectar la moral, creando un ambiente de trabajo tóxico que puede ser perjudicial para el crecimiento y la estabilidad del negocio.

Emprender en sociedad también implica una falta de autonomía. Un emprendedor debe estar preparado para tomar decisiones rápidas y efectivas, pero en una sociedad, estas decisiones a menudo requieren consenso. La necesidad de consultar y acordar con un socio puede retrasar la implementación de estrategias clave y limitar la capacidad del emprendedor para responder ágilmente a las oportunidades y amenazas del mercado.

En lugar de buscar un socio emprendedor, los nuevos emprendedores deberían considerar otras alternativas que les permitan mantener el control total de su negocio mientras obtienen el apoyo necesario en áreas en las que no son expertos.

Dos alternativas efectivas son la contratación de consultores y/o la formación de alianzas estratégicas.

Contratar consultores en áreas específicas permite al emprendedor obtener conocimientos y habilidades especializadas sin ceder el control del negocio. Los consultores pueden ofrecer asesoramiento experto en finanzas, marketing, operaciones y tecnología, entre otras áreas. Esta opción permite al emprendedor tomar decisiones informadas y estratégicas sin las complicaciones que implica compartir la propiedad y el control del negocio.

Otra alternativa viable es formar alianzas estratégicas con otras empresas o individuos que dominen áreas complementarias. Las alianzas estratégicas permiten a los emprendedores colaborar en proyectos específicos o compartir recursos sin la necesidad de formar una sociedad formal. Este tipo de colaboración puede ser temporal y enfocada en objetivos concretos, lo que reduce el riesgo de conflictos a largo plazo.

Definitivamente, «La media ni en los pies» es un refrán que nos recuerda que algunas decisiones, aunque parezcan prácticas, pueden no ser las más convenientes. Para un emprendedor, formar una sociedad con otro emprendedor puede parecer una solución lógica para compartir responsabilidades y recursos, pero a menudo resulta en conflictos y complicaciones que pueden obstaculizar el éxito del negocio.

Italo Olivo

www.iolivo.com

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

- Publicidad -

Más leido hoy

- Publicidad -

Debes leer

Especial | VIDEO Motorizados: Los protagonistas fatales del asfalto venezolano #12Jun

La alta tasa de mortalidad en accidentes de moto en Venezuela ha convertido este fenómeno en un problema de salud pública de primer orden. Las consecuencias de estos siniestros no solo se traducen en la pérdida de vidas humanas, sino también en la generación de altos costos para el sistema de salud, debido a los gastos asociados a la atención médica de los heridos.
- Publicidad -
- Publicidad -