FOTOS: Interceden por el país en centenario de Fátima

Mariángel Massiah / Fotos: Juan Brito |
PROCESION Y MISA DE LA VIRGEN DE FATIMA CONMEMORANDO SUS 100 AÑOS DE APARICION

La Iglesia católica está de fiesta espiritual. La feligresía celebra 100 años de la aparición de la Virgen de Fátima.  En todo el mundo los creyentes salieron a las calles en procesión para conmemorar que el 13 de mayo de 1917, María se apareció seis veces a los pastorcitos Lucía, Francisco y Jacinta en Cova da Iria, Portugal.

En Barquisimeto, la Arquidiócesis organizó una gran marcha. Fueron escogidos dos puntos de encuentro. Al este de la ciudad se congregaron los miembros de la iglesia Nuestra Señora de Fátima Barici, en su parroquia.

A las 8:30 de la mañana iniciaron la caminata mientras rezaban el Santo Rosario. La imagen de la Virgen fue colocada en una camioneta y detrás de ella venían sus seguidores, con rosarios en mano y oraciones de alabanza. En la avenida Morán se unieron los fieles de la iglesia San Antonio María de Claret.  A paso rápido y constante siguieron por toda la avenida Venezuela, para llegar al sitio donde se oficiaría la misa: la Catedral de Barquisimeto.

Los católicos estaban unidos en oración para crear en ese encuentro un momento de fortaleza. En sus plegarias le pedían a María que intercediera por ellos y les diera fortaleza para superar la crisis que actualmente se viven. A pesar de que era un procesión  religiosa, los creyentes portaban su tricolor y tal como lo refirió el párroco de la iglesia Claret, Elvi Marsella, fue un día para fortalecerse en la fe y darle paso a la esperanza. “La aparición de Fátima tiene la particularidad de otorgar paz en tiempos de guerra y dificultad. Vamos a pedirle a nuestra madre que nos conceda como cristianos y nación la tranquilidad que tanto necesitamos”.

Al segundo grupo le correspondía un trayecto un poco más largo. Partieron de la parroquia Nuestra Señora de Fátima en Santa Isabel, al oeste de la ciudad. El recorrido lo comenzaron a las 7:30 de la mañana e iniciaron su travesía por toda la avenida Libertador, donde cruzaron en la calle 29 para encontrarse con la otra imagen de la Virgen.

La procesión multitudinaria iba acompañada por miembros de distintas comunidades ubicadas al oeste de la ciudad. El Trompillo, La Paz, Cerritos Blancos, Macías Mujica, Obelisco y Santa Isabel se hicieron sentir, mientras aplaudían y alababan con sus cantos eucarísticos.

El padre Badoglio Durán, párroco de la Inmaculada Concepción de El Tocuyo, destacó que la Iglesia decidió salir a las calles para manifestar que quieren unidad, paz y que haya respeto, tolerancia, justicia y sobre todas las cosas se cumplan los derechos humanos.

En la iglesia se fueron congregando distintos grupos que venían de toda la ciudad. Algunos ministerios e instituciones partieron desde su sede, como  el Pequeño Cottolengo Don Orione y El Honim. Igualmente, grupos de familias llegaban por sus cuentas. Los feligreses portaban en sus manos  imágenes de la Virgen y sus armas, que aseguran que son: el Santo Rosario y su fe.

Las dos imágenes de la Virgen fueron colocadas frente al altar. A las 10:30 de la mañana inició la  eucaristía. La misa estuvo presidida por el arzobispo de Barquisimeto, Monseñor Antonio López Castillo, quien en su homilía invitó a todos los creyentes a rezar el rosario para alcanzar la paz, y orar por la conversión que necesita cada uno de los miembros de este país. Asimismo  apoyó la lucha contra el “populismo”.

La Catedral se encontraba repleta. Un aproximado de 2.000 personas participaron en esta misa. En las ofrendas fueron entregadas flores, frutas, el rosario y entre decenas de ciudadanos desplegaron en el altar una bandera de Venezuela; mientras pedían por la situación que se vive día a día y aplaudían por un país libre. Los ciudadanos tomaron sus manos en oración y pidieron a Dios que se haga tanto “su voluntad en la tierra como en el cielo”. Y ni siquiera las ostias bastaron para que los sacerdotes le entregaran a todo el pueblo allí presente el cuerpo de Cristo.

La comunidad luso venezolana portaba sus banderas y otros vestían los trajes típicos de Madeira, cumpliendo con sus costumbres culturales que simbolizan la paz y la unión. Isabel Correa nació en Portugal y hace 42 años se vino a Venezuela. Asegura que este país es su hogar y está en su corazón porque es la Patria que la acogió y que hoy más que nunca le pide y clama a la patrona de Portugal que interceda por este país. “Nosotros llegamos con un sueño a este país y se nos está cayendo”.

Al finalizar la misa los sacerdote pidieron por los “caídos” en dictadura y por cada uno de los jóvenes valientes que aún se mantienen en las calles luchando, e inmediatamente invitaron al pueblo a entonar las gloriosos notas del Himno Nacional; momento en el que los participantes se sintieron eufóricos, lloraban de alegría pero también de dolor y gritaban “libertad, libertad”. La actividad finalizó con un acto de consagración a Venezuela a través de la Virgen de Coromoto, patrona de Venezuela.

Año jubilar

Por los 100 años de las apariciones de la Virgen de Fátima, el papa Francisco decidió conceder la indulgencia plenaria durante todo el año jubilar que comenzó el 27 de noviembre de 2016 y terminará el 26 de noviembre de 2017.

El Santuario de Fátima indicó que para obtener las indulgencias los fieles deben cumplir con: confesarse, comulgar y rezar por las intenciones del Papa; y mediante una de estas tres maneras:

  1. Peregrinar al Santuario de Fátima en Portugal y participar en una celebración y oración dedicada a la Virgen.
  2. Visitar una imagen de la Virgen en cualquier lugar del mundo, todos los 13 del mes, comenzando este 13 de mayo hasta el mes de octubre.
  3. Los ancianos o enfermos deben rezar ante una imagen y unirse espiritualmente en las celebraciones, los días 13 de cada mes.
PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios