Insólito: Del Zulia vienen a Lara a abastecerse de gasolina

Pacífico Sánchez  | Fotos: Archivo |
RECORRIDO EN LA BOMBAS DE GASOLINA 26/08/2008 FOTO: SIMON ALBERTO ORELLANA EMPRESARIOS DE LARA TEMEN EXPROPIACION DE GASOLINERA ESTACION DE GASOLINA

Es tan grande la escasez de gasolina en el país que, en el caso de Lara, se está produciendo el fenómeno más increíble: del Zulia, el principal estado petrolero del país, vienen los conductores a Carora y hasta El Tocuyo para llenar los tanques de sus vehículos porque en Maracaibo no consiguen el combustible.

-Esto que está ocurriendo jamás nadie lo imaginó que pasaría, pues, desde hace mucho tiempo se ha venido afirmando que Venezuela tiene las mayores reservas petroleras del mundo. ¿Cómo explicar al resto del universo que tengamos que ir a buscar gasolina fuera del territorio?

La impresionante confesión a EL IMPULSO la hace Azalia Colmenárez, secretaria general del Sindicato de Trabajadores de Bombas de Gasolina del estado Lara, quien explica que el problema se ha presentado porque Venezuela ha dejado de producir la gasolina que necesita para su consumo diario.

Las fallas de las refinerías, debido a la falta de mantenimiento y a que no se hicieron las inversiones a tiempo cuando el país tuvo los mayores ingresos de su historia por la venta del crudo, traído como consecuencia que ya no se produce un derivado del petróleo imprescindible para la movilización de sus vehículos automotores.

Apenas se están refinando el 35 por ciento del consumo nacional, ya que, para complementar la demanda. el Ejecutivo Nacional tiene que importar el resto; es decir, el 65 por ciento.

Y lo más curioso es que las importaciones hay que hacerlas de los Estados Unidos, el principal cliente que adquiere el crudo.

“Eso es como llevar sal para Paraguaná”.

Pero, las importaciones tienen que ser de contado porque los proveedores no están accediendo al crédito.

Pero, como si lo expuesto, que es muy grave por cierto, fuese poco, prosigue Azalia Colmenárez, se ha venido presentando otro serio problema: el transporte desde los centros de despacho a las estaciones de servicio, que se ha tornado inoperante en el 50 por ciento.
Y esto es consecuencia de las políticas del Gobierno cuando decidió expropiar el servicio de transporte y adjudicarle esa responsabilidad a la propia PDVSA.

Fue una maldad lo que hizo, comentó. Porque ahora las gandolas que deben transportar el combustible en su mayor parte carecen de cauchos, batería y repuestos.

Las estaciones de servicio de Lara dependen de los depósitos de Maporal, que se encuentran en Sarare, a donde llegan los envíos de El Palito, estado Carabobo.

Pero, generalmente, no dan abasto esos transportes y hay necesidad de ir a El Palito, obligatoriamente, para poder atender la demanda, aunque no suficientemente.

Si la gandola carga directamente en El Palito y tiene que llevar el combustible a Carora o El Tocuyo, el trecho es muy largo y, en consecuencia, se tarda mucho tiempo en que lleguen esas unidades para llenar las estaciones de servicio de esas ciudades.

-¿Cuántas estaciones hay en Lara?

-116. Pero,hay que hacer la observación de que no sólo aquí se están surtiendo los vehículos del estado, sino que se está dando el caso curioso de que de la región petrolera por excelencia, como es el Zulia, están viniendo los dueños de vehículos de todos los modelos a llenar sus tanques. Esto es insólito. Y está ocurriendo en Carora y hasta en El Tocuyo.

-¿Están siendo afectados los trabajadores por esta situación?

– La mayoría de las estaciones de servicio tienen problemas porque no pueden funcionar debidamente. Hace cuatro años, una gran parte de ellas recibían tres gandolas diarias para su abastecimiento. Luego comenzaron a disminuir los suministros y llegaba una gandola por día. Ahora está pasando que por lo general el suministro se hace interdiario. Y lo que llama más la atención es que sólo se está recibiendo la gasolina de 91 octanos, cuyo precio es de un bolívar por litro. Cada cargamento despachado es de 36 mil litros, lo que quiere decir que sólo se venden 36 mil bolívares. Pero, una estación que tiene 10 trabajadores debe pagar un millón de bolívares por concepto de salarios y bono alimenticio. Debemos agregar el pago de bonos nocturnos, días feriados, vacaciones, aguinaldos y demás beneficios a los que tienen derecho los trabajadores, tales como uniformes y zapatos

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios