FOTOS: Dos fallecidos y ocho heridos en Barquisimeto

Karina Peraza Rodríguez   | Fotos: Edickson Durán/Cortesía |

Desde de las 10 de la mañana de este viernes comenzó el terror en Barquisimeto, el saldo de enfrentamientos con cuerpos de seguridad y la arremetida de paramilitares, llamados colectivos, dejó como saldo dos personas fallecidas y ocho heridos.

Aunque la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), no hizo llamado de trancazo, los residentes de Barquisimeto salieron por iniciativa propia, desde tempranas horas a trancar las principales arterias viales de la ciudad. La zona oeste fue uno de los sitios en los que más se reportó la presencia de personas protestando en contra del Gobierno nacional.

Funcionarios de la Guardia Nacional rondando en motos se observaron en la mañana, pero eran corridos por residentes. Las horas de terror comenzaron después de las 10 de la mañana cuando los manifestantes eran asediados por grupos armados, quienes amedrentaban para que las personas volvieran a sus hogares.

Fue la GNB

La avenida Libertador con calle 54, desde que empezaron las protestas ha sido uno de los puntos más activos, no se ha detenido. La urbanización Obelisco se encuentra totalmente cerrada, todos los vecinos se protegen entre sí. Comenzaron muy temprano, por el lado de la avenida Pedro León Torres aparecieron los primeros castrenses, hubo un pequeño enfrentamiento pero no pasó a mayores.

Luego del mediodía un convoy de la GNB, más de 60 motos y varios camiones llegaron a la zona, descargaron a los funcionarios, quienes se instalaron en el sitio. Cuentan los testigos que todos los muchachos de la autodenominada Resistencia de la 54, estaban tranquilos, muchos residentes mirando lo que allí pasaba, entre ellos Rubén Alexander Morillo Pereira (32) conocido como El Bube. Este joven fue uno de los que habló con los funcionarios del cuerpo castrenses indicando que todo estaba tranquilo y al poco rato de haberles dado la espalda comenzaron los mismos a disparar bombas lacrimógenas.

El enfrentamiento comenzó y de forma repentina se dejan venir hacia los bloques al menos tres guardias, uno de ellos se posiciona apunta y dispara. Aseguraron los allí presentes que fue con un arma. Los proyectiles disparados por el castrense impactaron a El Bube.

El joven pudo caminar unos metros, y cayó hacia una cancha, allí fue trasladado hasta una clínica privada ubicada a pocas cuadras, pero ingresó sin signos vitales alrededor de las 2 de la tarde.

Dos heridas tenía El Bube, una en el brazo izquierdo y otra en el pecho, la que le causó la muerte casi en forma instantánea.

Familiares que no quisieron identificarse y amigos, relataron que El Bube era una persona que no participaba en las manifestaciones, como muchos se acercaba a mirar de vez en cuando, inclusive tenía poco de haber llegado del gimnasio cuando ocurrió el hecho.

Cuando los castrenses observaron que una persona cayó herida se fueron.

Funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc Lara acudieron al sitio de los hechos e hicieron la inspección. En el lugar se visualizaron varios cartuchos, algunos de perdigones y otros de color azul los cuales contienen plomo, así mismo bombas lacrimógenas que fueron disparadas en el momento de la represión.

Un niño de 11 años de edad, dos de 8 años, entre ellos una hembra, deja huérfanos de padre el joven asesinado, destaca un familiar. Se ganaba la vida como comerciante.

Pasaron horas y a eso de las 5:30 de la tarde comenzaron a sonar los pitos de boca de las mujeres de la zona, avisaban sobre la presencia de funcionarios de la GNB, y efectivamente aparecieron cuatro tanquetas, las cuales pasaron derrumbando las barricadas por toda la calle 54. El vehículo se detenía y uno de los castrenses apuntaba a todos los presentes, bajo amenaza de disparar las bombas lacrimógenas, pero en la primera calle no lanzaron.
Posteriormente se fueron los guardias.

Fueron grupos armados

Mientras la GNB estaba en un sitio, los grupos armados, paramilitares, llamados colectivos, rondaban la ciudad causando estragos. Se movilizaban en camionetas Toyotas, blancas y una negra, además cargaban camiones blancos, todos tripulados por civiles armados y se exhibían con armas cortas, largas y hasta cargaban lanza morteros en mano.

Dichas salida coincidió con un supuesto audio que circuló a través de las redes sociales, la persona se identificaba como el Concejal de Iribarren, Jesús Superlano, conocido como Chinolo, que hacia un llamado a todos los grupos a arremeter contra todo los manifestantes.

Avenidas Venezuela, Pedro León desde las carreras 20 hasta las 13 fueron testigos y captaron a través de videos a estos grupos armados.

Alrededor de las 3:30 de la tarde ingresaron al menos 25 hombres que llegaron en 8 vehículos a la clínica Acosta Ortiz. Allí lo primero que dijeron es que era eran “guarimberos”, que salían todos los días a protestar. Luego de las acusaciones procedieron a robar a los presentes, a quienes despojaron de teléfonos celulares, del área administrativa se llevaron tres computadoras, monitores y cámaras de seguridad, además golpearon a uno de los vigilantes .

Una vez que hicieron de las suyas arrancaron hacia la avenida Libertador. A la altura de la calle 44 ingresaron a un taller mecánico de la zona y comenzaron a golpear y robar a los presentes, además pretendían saquear el Imperio del Motor, según comentaron los testigos. Muchas de las personas se alzaron y fue allí que lograron agarrar a uno de los supuestos colectivos.

Cuando los sujetos armados se dieron cuenta que tenían a uno de ellos, todos acudieron y dispararon en repetidas oportunidades contra los presentes.

Fernando Rojas Rubio (50), residenciado en la calle 42 entre carreras 21 y 32, recibió un disparo en la región abdominal, César Lovera, quien también se encontraba en la zona recibió un disparo a nivel del abdomen, Luis Suárez, le rozó una bala en la cabeza, todos fueron trasladados hasta la emergencia del Hospital Central Antonio María Pineda, pero Rojas Rubio ingresó sin signos vitales. Al menos seis personas más ingresaron heridas producto de estos grupos armados.

Su esposa estaba afuera del centro asistencial, sentada en una silla, decía que todo era mentira que su pareja estaba bien, a ella no la acompañaba otro ser querido que pudiera aportar detalles de la víctima.

Dicho caso también fue abierto por el Eje de Homicidios del Cicpc Lara, quienes hicieron las respectivas inspecciones de rigor.

Son dos muertes más que suman a la larga lista de fallecidos que existen en el país durante las manifestaciones.

Lara ascienden a 13 las personas fallecidas, cinco en manos de cuerpos de seguridad y el tercer caso con la participación de paramilitares.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios