Larenses conquistan Bienal de Churuguara

El próximo 18 de noviembre se inaugura en el Ateneo Casta J. Riera la XVI Bienal de Artes Visuales de Churuguara en homenaje al maestro Esteban Castillo y en honor al crítico de arte Willy Aranguren.
Como publicó EL IMPULSO, de 95 obras consignadas fueron seleccionadas 34 propuestas. Resultando ganadores los artistas plásticos Cirilo Rodríguez, Omar Anzola y Leibe Liscano, del primero, segundo y tercer lugar respectivamente. Se alzaron con las menciones honoríficas los creadores Altidoro Rodríguez, Manuel Rivero, Sandra García, Águedo Parra y Johan Galué.
Las más de 30 obras que atavían los espacios del ateneo y que fueron elegidas por el jurado evaluador, compuesto por Laura Carrero, directora del Museo Nacional de Arte Popular; Ilish Rodríguez, museográfo de la Galería Universitaria Braulio Salazar de la Universidad de Carabobo y César Lobo, director de Artes Plásticas de la UCLA, pertenecen a Oscar Fernando Pernía, Jesús Morón, Carlos Ramos Roa, Alí Darías, Héctor José Rodríguez Sequera, Francisco León, Manuel García, Juan Carlos Camacaro, Yajaira Sánchez, Carlos Ruiz, Víctor Silva, Henry Riera, Edgar Flores Pereira, Fabio Capra, Ivonne Márquez, Carlos Visliquez, Edison Sánchez, Castor González, Jorge Márquez, Cándido Borges, Gustavo París, José González, Leonel Vera, Álvaro Paz, José Leonardo Revilla y Alirio Sánchez.
Según Martha Betancourt de Camacho, presidenta del Ateneo, la bienal abrigó diversas expresiones plásticas de los estados Lara, Falcón, Portuguesa, Caracas y Mérida.

El niño de las naranjas
La obra del maestro Cirilo Rodríguez El niño de las naranjas conquistó al jurado dispuesto para la bienal. El artista nos dijo que la pieza en madera policromada iba para un salón en Valencia, conocida por ser la ciudad de las naranjas dulces, por ello la alegoría. No obstante, por circunstancias del destino, a Rodríguez se le agotó el tiempo para enviarla. Luego, partió a Barcelona, a otro salón, donde no corrió con suerte. La figura estaba destinada a la bienal de Churuguara. “Para mi sorpresa logré el primer premio. La envié con la esperanza de entrar y por supuesto para respaldar tan valiosa confrontación… estoy muy contento, me siento muy honrado con la distinción”.

Rincón de Churuguara
Leibe Liscano obtuvo el segundo lugar con el grafito Rincón de Churuguara. El artista nos dijo que con su trabajo realizado a lápiz, revela un paisaje que hace gala de una técnica bastante minuciosa. “El follaje de los árboles se encuentra muy bien detallado, logrando claroscuros valiosos, no hay degradación del color, todo es pura línea… más que los elementos, es el tratamiento que le doy a cada unidad”.
El premio, dijo Liscano, es un reconocimiento a la trayectoria del artista, a su dedicación, esmero y constancia. “Se trata de un homenaje a la voz del artista a ese investigar y desarrollar una técnica”.

Moshima
Omar Anzola destacó, por su parte, el prestigio de la Bienal. Indicó que el hecho de que resultaran ganadores dos escultores y un dibujante, dice mucho de la calidad de la confrontación. En cuanto a su escultura titulada Moshima, en bronce pulido, caracterizada por su gestualidad y apariencia minimalista, el artista dijo que se compone de elementos básicos de la comunicación humana, revelando ese vaivén que es la vida del ser humano y en consecuencia, descubriendo las olas de Moshima.
Las ondulaciones de la pieza hablan de esa reminiscencia hacia los espacios abiertos, el movimiento y la naturaleza en sí.

Fotos: Archivo

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios