Arquidiocesana: Ascensión gloriosa a la derecha del Padre

Cristo, después de haber dado su vida en la Cruz por la salvación de todos, luego de haber resucitado al tercer día, ahora asciende glorioso a la derecha del Padre.

Demuestra de un lado ser Dios, asciende por su propio poder como Segunda Persona de la Santísima Trinidad, como Hijo de Dios, como Dios encarnado glorioso.

Pero también, es el reconocimiento y gratificación, por decirlo de alguna manera, por parte de su Padre Celestial, por haber cumplido a plenitud la misión de Salvación de la humanidad y la Redención, que le había encomendado. Es el premio, al amor mismo. Es el gozo del bien, por sí mismo.

Es la elevación en Cristo de la vida toda, y por lo tanto de la persona humana.

La Ascensión es un llamado desde la fe en Cristo a elevar nuestro nivel humano, a ser más constantes, más nobles, más tratables y más tolerantes.

La Ascensión es una invitación a elevar nuestro interés por el trabajo, hecho con más organización, con más disciplina, con más amor, con más gusto y dedicación.

La Ascensión es una motivación a mantener bellas, aseadas las ciudades, nuestras casitas y calles; a sabernos vestir con decencia y buen gusto; a saber conversar con libertad, sencillez y dignidad. Es buscar superarnos en lo cultural, en lo económico y social, para percibir desde ya, un destello de la Gloria del Padre.

Pero también la Ascensión es un querer sentir a Dios, amarlo como Padre, pero más que racionalmente, sentirlo desde el corazón.

Es creer en la práctica que Dios nos quiere tanto, que nos ha hecho libres y creer en que podemos amar; es confiar en nuestra conciencia recta, en nuestras buenas actitudes. Es estar conscientes de que Él confía en nuestros buenos proyectos y obras, porque están dentro de su Plan Salvífico; y así poder vivir, la fe, esperanza y amor.

Cristo desaparece visiblemente para que nosotros lo hagamos visible, continuando en el tiempo su obra de salvación, como Iglesia.

Ascender es poder un día también vivir eternamente, la felicidad esplendorosa y sensible de la presencia y compañía de Dios, de la Virgen y de la humanidad dichosa.

Mons. Antonio José López Castillo

Arzobispo de Barquisimeto

Cultivemos la devoción a María rezando el Rosario

Vaticano, 04 May. 16 (ACI/EWTN).-, El Papa Francisco recordó que el mes de mayo está dedicado a la Virgen María y exhortó a los jóvenes, enfermos y matrimonios a cultivar la devoción a la Madre de Dios rezando diariamente el Rosario.

“Queridos jóvenes, cultiven la devoción a la Madre de Dios con el rezo cotidiano del Rosario; queridos enfermos, sientan la cercanía de María de Nazaret, en especial en la hora de cruz; y ustedes, queridos recién casados, récenle para que nunca falte en su hogar el amor y el respeto recíproco”.

…El Santo Padre aseguró que en María estamos “en buenas manos” y en que “Jesús es el único verdadero Pastor, que nos da vida en abundancia”.

Iglesia en Marcha

La Renovación Carismática Católica de la Arquidiócesis de Barquisimeto invita a:

– Misa de Sanación en honor a las madres el 11/05/ a las 3:00 pm en la capilla Sagrada Familia (calle 26 con car. 16 y 17) con el Padre Badoglio Dúran.

– “La Misericordia de Dios en un nuevo Pentecostés” el 14/05 de 8:00 am a 4:00 pm., en la Capilla Sagrada Familia, con la participación del Padre Badoglio Dúran.  Disfrutemos de la gran bendición que Dios nos tiene con una nueva efusión del Espíritu Santo.

Evangelio

Lucas (24,46-53): En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos: «Así estaba escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día y en su nombre se predicará la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén. Yo os enviaré lo que mi Padre ha prometido;…levantando las manos, los bendijo. Palabra del Señor. Gloria a Ti, Señor Jesús.

¡Feliz día de las Madres!

Mons. Antonio José López Castillo, Arzobispo de Barquisimeto en unión a todo el Clero Arquidiocesano, hacemos llegar en este día, nuestro saludo y homenaje de especial aprecio y gratitud filial a todas las Madres

Que la Madre del cielo, las bendiga a todas, haciendo este saludo extensivo a todas las mujeres que aun sin ser progenitoras biológicas, aman sin reservas a aquellos que han criado como  hijos. Y una flor y un recuerdo, para las madres que están en la eternidad.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios