Cátedra de bolero con Nelson Blanco

Marlyn Silva | Edickson Durán |

El docente de la maestría Musicología  Latinoamericana de la Universidad Central de Venezuela (UCV), Nelson Blanco, usó el  micrófono para vaciar enteros  los  conocimientos ganados a lo largo de su carrera y  enseñar  a quienes acudieron, ayer, a la Sala Alternativa de El Impulso,  los costados de  uno de los  géneros más  transcendentales de la música, en el evento “Soy el bolero, amor  y recuerdos”, organizado por Fundaescucharte y apoyado por la Fundación Juan Carmona.

El musicólogo y presidente del International Associate Study Popular Music (IASPM), capítulo Venezuela, se  sentó frente a la audiencia  para ahondar en la historia del bolero y a partir de términos  sencillos desglosar los vínculos  de este con otros géneros  musicales.

Blanco describió el origen de las mezclas, habló sobre los autores más relevantes y  haciendo  sonar  desde el reproductor de la computadora algunos  segundos de  las canciones  más  representativas de cada ejemplo puso en contexto a los participantes de esta “conferencia  ilustrada”,  como  lo denominaron  los  organizadores.

De modo  que  para el bolero  begin, por citar  alguno, sonaron trozos de  temas de los venezolanos  Rafael  Galindo, Alfredo  Sadel y la cubana Xiomara Alfaro. Más adelante, para  explicar  la combinación  del bolero trío  se escucharon  canciones como  “Tú  a mí me perteneces” de  Virginia López y  “Perdón” de Marco Antonio Muniz.

La misma  dinámica  empleó  el  docente  para   presentar los resultados de las fusiones de otros  géneros con el  bolero, de las cuales se obtuvo el bolero ranchero, el  son, el chá, el mambo, el tango, el pop, el feeling y el rítmico. Con cada  uno se  elevaba un suspiro de añoranza entre  el público  compuesto  mayormente  por adultos, a quienes  más de una  letra le sonó  familiar en este encuentro  con el pasado y la cultura.

Precisamente,  esa  era la aspiración de  Blanco antes de comenzar la actividad: abrir  un espacio  para el recuerdo para  los  adultos y, por otro lado,  mostrar a los jóvenes los orígenes  de un  género que, dijo, no muere y es sumamente versátil.

Eventos  como el de ayer, además, significan  abono   para  preservar  la música caribeña necesitada de ser bien apreciada  y explorada, al  modo de ver de Blanco.

Se activa la programación

“Soy el bolero, amor  y recuerdos” fue un evento insertado en el programa de difusión y promoción de Fundaescucharte y  parte del calendario de celebración  del décimo  aniversario de la institución.

El  sábado,  continúan  las actividades con el taller “Música aplicada al desarrollo personal”. En marzo,  tendrán una  participación con el ensamble  contemporáneo y en mayo un concierto-taller  sobre música oriental con el grupo caraqueño Guasaca Cuatro.

Entre el 31 de julio y el  12 de agosto  se ocuparán de la celebración central  por el aniversario con el Concurso Nacional de Música Tradicional y  la Academia Internacional de Verano Canta y Toca.

Adicionalmente, este año  se echó a andar la propuesta tutor social, a través de la cual empresas o individuales  pueden colaborar  para exonerar los gastos de  los niños de bajos recursos interesados en inscribirse en la Academia Internacional de Verano. Para ayudar, se puede ubicar a la directiva mediante el correo fundaescucharte@gmail.com.

Comentarios

Comentarios