No hay azúcar ni posibilidad de producirla

Pacífico Sánchez |  Archivo |

BARQUISIMETO ESTADO LARA
FECHA 22/02/2012
ING EDGAR CONTRERAS
CAÑICULTOR DEL CENTRAL AZUCARERO EL TOCUYO
FOTO ELIAS RODRIGUEZ
CRECE LA PREOCUPACION EN EL TOCUYO POR PROLONGADO CIERRE DEL CENTRAL
CENTRAL AZUCARERO PIO TAMAYO

En estos momentos no existe posibilidad de conseguir azúcar en el mercado.

Así lo afirma el economista Fhandor Quiroga, expresidente de Fedecámaras Yaracuy, quien considera que la escasez de ese rubro se torna crítica en todo el país.

Los dos estados que producían más del 60 por ciento de azúcar, como era Lara y Yaracuy, hoy no pueden resolver el problema.

Esta es una situación que se ha venido profundizando desde hace tres años consecutivamente, expuso. Y ya no es posible cambiarla.

-¿Por qué es difícil?

-Muy sencillo y claro de explicar. De los tres centrales que funcionaban en Yaracuy, apenas queda el antiguo Río Yaracuy, que era uno de los más grandes no sólo de Venezuela sino de Latinoamérica. Esa factoría fue concebida para moler 700 mil toneladas de caña de azúcar.

En el último año de la zafra apenas pudo trabajar un solo día. Esto es un record, pero muy negativo. ¿Cómo se puede entender que un central tan espacioso y que estuvo muy bien dotado no pueda trabajar más que un día? Y eso sucedió porque no tenía caña para moler. En sus mejores tiempo procesaba para la venta 500 mil toneladas de azúcar. Lo que hizo en un día no surte nada, porque es muy poco.

De los cuatro centrales de Lara, apenas el Río Turbio puede moler algo. Porque los otros tres que estaban en plena producción, los tomó el gobierno y los paralizó.

La corrupción se desató

-¿Hay algún motivo para que se diera esa paralización?

-A esos centrales, el gobierno les aprobó créditos para su funcionamiento, pero, como ha venido ocurriendo en todas las empresas que el gobierno asume, se impuso la corrupción. Y como no existe responsabilidad alguna, el dinero se pierde y, naturalmente, las empresas se paralizan porque no existe interés en que funcionen. Esa es la consecuencia de una administración en malos manos.

Ahora ya no se produce

-¿Cuánta azúcar se producía en el país?

-Cuando estaban todos los centrales en plena producción, se llegó a alcanzar un millón quinientas mil toneladas. Ahora, ni siquiera es posible lograr las 300 mil toneladas.

Igual a lo que sucede en Lara y Yaracuy pasa en Portuguesa, donde también se cayó la producción.

Destruidos los cañaverales

El gobierno promocionó el complejo agroindustrial azucarero Ezequiel Zamora, de Sabaneta, de Barinas, pero este ha sido un elefante blanco.

La ocupación de las fincas azucareras fue un desastre, ya que se perdieron los cultivos y las tierras se hicieron improductivas.

Al quedar destruido los cañaverales, no se pudo mantener la producción, la cual ahora será muy difícil de recuperar.

No existe política definida

-¿En qué estriba esa dificultad?

-En que no existe, primeramente, una política dirigida a estimular la producción y en segundo término, a que no hay semillas. En el antiguo central Matilde, de Yaracuy, había un semillero, pero a raíz de la ocupación fue destruido y, por supuesto, se perdió ese esfuerzo.

-En caso de lograrse establecer un nuevo semillero, ¿cuánto tiempo se requiere para restablecer el cultivo?

-Por lo menos diez años . El cultivo de la caña de azúcar es muy laborioso y no se pueden hacer milagros. Dese el momento en que el Ejecutivo Nacional decidió intervenir el campo, la producción ha ido en picada.

En el Yaracuy la destrucción comenzó con el decreto 090 del entonces gobernador Carlos Giménez.

-¿Que fecha de arranque tiene esa destrucción?

-Desde el 2004. Para ese entonces en el estado Yaracuy había 27 mil hectáreas de cultivo de azúcar.

-¿Cuántas hay hoy?

-Menos de tres mil hectáreas en manos de los cañicultores, pero de ellas apenas un mil pueden rendir algo. Las otras dos mil se han perdeido. Para restablecer el cultivo se requieren por lo menos de 13,500 millones de bolívares en Yaracuy.

¿De dónde viene el azúcar?

El azúcar que llega a Venezuela tiene un alto precio, asevera el economista Fhandor Quiroga.

Una parte proviene de Brasil y la otra es triangulada: la producen en Australia y luego es enviada a Cuba, de donde es reenviada a Venezuela desde uno de los puertos hechos por Brasil.

Pero, cada día es más difícil que llegue por la razón de que las cartas de crédito han rebotado.

-¿Cómo se ha producido ese rebote?

-Ha ocurrido que el dinero depositado al Banco Central de Venezuela para que sea hecha la importación a través de los dólares, ha arrojado unas cartas de crédito que no tienen fondo.

Los proveedores han enviado el azúcar, pero al no recibir su pago, entonces, se ha presentado el problema de que no quieren volver a despachar. Esta es una situación muy grave, porque nuestro país está quedando muy mal en el mundo.

Es por ello que ahora tenemos una escasez que no sabemos hasta dónde se prolongará, porque mientras no se hagan los pagos oportunos, no será posible recibir más azúcar. Esa es la razón por la cual no se consigue azúcar en el mercado.

El problema se agudiza porque, como todos sabemos, Venezuela no tiene dólares como consecuencia de la caída del precio del petróleo, que era el gran generador de divisas. Ahora tenemos que sufrir de una escasez que no tiene fecha como fin.

 

Loading...
Compartir

Comentarios

Comentarios