Sin sectores productivos no hay economía que valga

Rosmir Sivira | Foto: Stiven Valecillos |
MARCHA DE SECTORES INDUSTRIALES. 18/05/2017 FOTO: STIVEN VALECILLOS

Empresarios, trabajadores y gremios profesionales de Lara marcharon este jueves por la productividad del país. En una doble ruta que inició en la redoma de El Obelisco y desde la Plaza Macario Yépez, con la plaza La Justicia como destino, las partes exigieron  se respete lo consagrado en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), referido no sólo a los derechos humanos y sociales, sino también a las libertades económicas y el trabajo digno.

Empleados y empresarios marcharon unidos también para rechazar el llamado a la Asamblea Nacional Constituyente, que como han señalado representantes de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela  (Fedecámaras) sería una amenaza aún mayor para el sector y para los puestos de trabajo  de millones de venezolanos.

Por la productividad se sumaron a la actividad pacífica estudiantes y sociedad civil en general, a objeto de exigir se produzcan  las condiciones básicas para el cambio que demanda Venezuela. Los sectores apuestan por la reconstrucción colectiva del país, a través de las sumas en positivo de las partes.

 

Reclamaron productividad

Ambas marchas contaron con la participación de líderes de sectores empresariales y sindicales, quienes compartieron su mensaje con los marchantes y la colectividad que se hallaba a su paso. Con volantes en mano pidieron luchar juntos por la recuperación de la Venezuela que todos anhelan, una nación que represente futuro y bienestar para todos por igual.

Las marchas lograron apostarse frente a la sede del Palacio Judicial, punto cuyo acceso había sido bloqueado en convocatorias anteriores por efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana.

En el lugar Giorgio Reni Casas, presidente de la Cámara de Industriales de Lara, leyó un manifiesto en el que los sectores productivos, frente a la caótica y desastrosa realidad nacional, rechazaron de manera contundente el uso desproporcionado de la fuerza represiva contra las legítimas y pacíficas protestas pacíficas. Deploraron y condenaron las acciones de grupos paramilitares armados y se solidarizaron con las familias de las víctimas mortales, heridos y encarcelados recientes.

En este sentido, exigieron a la Fuerza Armada Nacional, que en apego a lo establecido en el artículo 328 de la CRBV, se deslinde de la parcialidad política y actué institucionalmente para salvaguardar  la seguridad ciudadana y el derecho a la protesta pacífica.

Rechazaron la “fraudulenta” convocatoria a la Asamblea Nacional Constituyente, que desconoce al pueblo como depositario del poder originario, mismo que tiene derecho a expresarse a través del voto universal, directo y secreto. Sostuvieron que el problema no reside en la Constitución vigente, sino en el modelo económico fracasado y anacrónico, así como en la constante violación de las leyes por parte del Ejecutivo en componenda con poderes públicos.

El sector empresarial se ofreció  públicamente para participar en el diseño de un país libre y de paz.

 

Gremios y sindicatos

En la actividad también tuvo derecho de palabra por la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) y el Sindicato de Trabajadores de la Industria de Alimentos (Sitalim) en Lara,  Richard Castro, quien subrayó que la participación de los trabajadores se debe a que están conscientes de que sin empresarios no hay trabajo productivo ni empleo digno.

Aseveró que trabajadores y sindicatos creyentes de la democracia rechazan el llamado a un proceso Constituyente, el cual “aniquilaría al empresariado” y “sería un traje hecho a la medida para el gobierno”, a fin de seguir aplicando prácticas ideológicas que han arrumbado el país al escenario actual.

-No podemos permitir que eso ocurra. Todo lo contrario, necesitamos que las empresas reciban materias primas y maquinarias, porque sin producción no hay sindicato que valga ni sueldo que alcance. Sin producción prolifera el bachaqueo y la pobreza.

Carmen Luisa Durán, representante del Colegio de Abogados de Lara también tuvo participación durante la marcha que arrancó de la zona oeste. Pidió a la ciudadanía dejar la indiferencia de lado y exigir en la calle los derechos que como ciudadanos corresponden, ya que la garantía del voto ha sido secuestrada por el Gobierno.  Por el gremio médico se manifestaron los doctores Luzmila Leal y Jesús Guarecuco, quienes a un mes de la salida de los galenos  a la calle reiteraron que al Gobierno Nacional, “no le importa la salud” y por eso se mantendrán en protesta denunciando muertes y otros daños generados a la colectividad por las carencias del sistema.

 

Se suman alcaldes

Alfredo Ramos, alcalde de Iribarren, y José Barreras, alcalde de Palavecino, apoyaron la actividad de los sectores productivos.

Ramos calificó la jornada como extraordinaria, por mostrar la unión de empresarios y trabajadores, a fin de reclamar democracia y  respeto a la Constitución vigente, así como al derecho al voto.

Sobre la publicación de un nuevo Estado de Excepción, subrayó que esto profundiza la crisis y  suspende garantías a los venezolanos, a quienes desde hace mucho tiempo se les violan sus derechos humanos y tortura sólo por manifestar. “Al pueblo venezolano se le tortura y confisca el derecho a la salud, pero también el derecho a la alimentación”, comentó el alcalde quien además rechazó la segunda fase del Plan Zamora.

Aseveró que el pueblo se mantendrá en rebeldía en la calle para lograr su libertad y aplaudió el coraje mostrado por el pueblo andino en los últimos días.

Andrés Velásquez, exgobernador de Bolívar y exparlamentario se hizo presente en la actividad y reconoció la lucha que el pueblo larense ha dado en las últimas semanas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios