#PRUEBAS Niña de 3 años de edad es la nueva víctima por bacteria serratia marcescens en Hospital Pediátrico de Lara #6Ago

Texto y fotos: Juan Diego Vílchez Valbuena/ @jdvilchez |

“Sé que mi hija no va a volver, pero estoy segura que muchos niños podrán salvarse”, así se expresó, en medio de la nostalgia y el dolor que los embarga, Raquel Fuentes, madre de la niña de 3 años con leucemia que murió en el Hospital Universitario de Pediatría Dr. Agustín Zubillaga (Hupaz), de Barquisimeto, a las 12.40 p.m. del domingo 5 de agosto de 2018, por la bacteria serratia marcescens, según Acta de Defunción número 1.655.317 y dos hemocultivos positivos realizados los días 23 y 27/08/2018 (anexados en el presente reportaje y del cual se tiene copias certificadas para validar la información). Junto al germen, hubo otras causas de muerte como coagulación intravascular diseminada y aplasia medular, según el reporte médico.

Junto a la señora Fuentes estaba su esposo Misael Martínez, en el Barrio La Feria, populosa zona cerca a la avenida Ribereña. Allí, en compañía de familiares, amigos y vecinos de la comunidad despiden a su gran amor, quien luchó hasta el último momento contra la leucemia, pero tras la aparición de la serratia marcescens, las expectativas de vida disminuyeron: tan solo duró 72 horas con la bacteria, luego de presentar los primeros síntomas como sangramiento en vómito y heces.

Con la niña de 3 años, sería la víctima número 16 registrada -sin contabilizar aquellos de los que se tiene conocimiento, pero sin denuncia de familiares- por la organización no gubernamental Madres y Padres por los Niños de Venezuela (Mapani), dirigida por la abogada Gretna El Halabi.

El dolor se apoderó de La Feria

En silencio, los esposos Martínez-Fuentes le dan el adiós a su hija, a quien le dieron todo para que tuviera salud y le robaron sonrisas en sus últimos días. Ha sido una pérdida lamentable para ellos. Contaron a elimpulso.com que el trato recibido en la Unidad de Oncología fue el mejor. “Hubo una excelente atención de los médicos y enfermeras. La trataron como una reina”, coincidieron.

La niña de 3 años de edad ingresó al centro asistencial el 11 de julio de 2018 a Oncología, donde recibía tratamiento para la leucemia, pero dos semanas después de haberse terminado el ciclo, su sistema inmune estaba muy debilitado, lo que permitió el alojamiento inmediato de la bacteria serratia marcescens, contaron sus padres.

A través de ellos, se conoció que ante la falta de cupo en UCI, fue llevada hasta AMI I el 3 de agosto de 2018, porque presentaba sangrado por la boca, y al día siguiente, internada en UCI, donde lamentable falleció el domingo 5 del presente año. Ese día, el dolor se apoderó de los espacios del HUPAZ… los llantos por haber perdido a una guerrera hacían eco en las áreas. La niña de 3 años de edad ya no estaba físicamente.

Este martes será enterrada en el Cementerio Jardines Celestiales de Palavecino, a las 19 de la mañana.

Los esposos Martínez-Fuentes resaltan que mientras la niña estuvo en Oncología se realizó una limpieza profunda, motivo por el cual los niños fueron trasladados hasta un área llamada Escuelita.

Antibióticos sin efectos

Sus padres debieron comprar la ciprofloxacina porque en el HUPAZ no había el medicamento. Solo estaba la amikacina, que junto a la levofloxacina, resultó sensible en los hemocultivos realizados.

La bacteria serratia marcescens -como lo reportó la doctora Leymilina Jaime, pediatra intensivista en su investigación durante el primer trimestre de 2018-, sigue siendo resistente al meropenem, además de cefepime, ertapenem y piperacilina.

Mapani se pronuncia por nuevo caso

El Halabi, presidenta de Mapani y abogada defensora de las víctimas por serratia marcescens en el HUPAZ, se pronunció sobre este nuevo caso, que ocurre aun cuando se han realizado más de 8 limpiezas en las áreas con mayor riesgo dentro del centro asistencial.

Hasta los momentos, públicamente y de manera oficial, poco se sabe sobre las limpiezas efectuadas: ¿Con qué productos? ¿Qué cantidad? ¿Quién los donó? ¿Fue el Estado, quien es el responsable de la limpieza? ¿Por qué siguen existiendo contaminados y fallecidos a pesar de las limpiezas efectuadas mostradas, según las redes sociales del director del HUPAZ, doctor Rafael Agüero?

Aseguró El Halabi al ser consultada por elimpulso.com, que el reporte de este nuevo caso de serratia marcescens, “demuestra que no se están cumpliendo los correctivos indicados por los protocolos de Precauciones de Control de Infecciones en Brotes de Bacterias Productoras de Carbapenemasas, suscrito por la Organización Panamericana de la Salud, donde indica las concentraciones de cloro y medidas administrativas que se deben cumplir”.

De esta manera, recomendó a las autoridades competentes a tomar los correctivos realmente necesarios y de manera rápida, “ya que siguen en riesgo la vida de los infantes inmunosuprimidos que no pueden ni siquiera luchar contra su patología base, por lo agresiva de la bacteria y su multiresistencia”.

 

 

 

 

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios