Santa Rosalía se cansó de falta de gas

Yandribeth Medina Gutiérrez Fotos: Stiven Valecillos |

En medio de un ambiente donde reinaba el malestar, la inconformidad y caras largas por parte de los habitantes de las comunidades adyacentes a Santa Rosalía, ubicada al oeste de Barquisimeto, una vez más, como ha ocurrido en los últimos meses, vecinos del sector tomaron la decisión de cerrar la avenida Florencio Jiménez como parte de una protesta a la cual calificaron de pacífica. Su petición fue clara: el gas doméstico no llega y lo necesitan para atender las necesidades domésticas.

Desde hace más de 20 días no llegan las bombonas al punto de venta acostumbrado. Ayer estaban desde las 6:00 am esperando a los camiones, formados en sus colas, a eso de las 8:30 am decidieron cerrar el acceso y presionar.

Antonio Ramos, habitante de Villa Nazareno, mostró impotencia y expresó que no entendía cómo en un país petrolero las personas tiengan que estar mendigando una simple bombona que les alcance para unos 15 o 20 días. “Pasamos el 24 de diciembre cocinando con leña. Siento dolor y tristeza al ver esta situación. No hay Gobierno, no hay nadie que vele por los intereses del pueblo o se preocupe siquiera por las necesidades que padecemos”. Indicó.

Algunas 900 familias aproximadamente resultaron afectadas por esta situación. Se conoció que en la vía transitaba un vehículo cargado de ServiGas que se dirigía a Quíbor. El responsable tomó la iniciativa y le despachó a varias de las personas que se encontraban en la manifestación, pero la cantidad no fue suficiente. “Ya es repetitivo, pero es la única forma que hemos encontrado para que nos atiendan”, acotó Rosario Rodríguez, habitante de la Florida.

En el lugar había gran cantidad de funcionarios representantes de la GNB, PNB y Polilara. Intentaban mediar con los voceros para que abrieran el paso, ya que había personas con necesidad de llegar a su destino. No fue posible lograr un acuerdo. Quedó supeditado a la llegada de los camiones.

Comentarios

Comentarios