Baleado y maniatado encuentran cadáver en La Ribereña

Karina Peraza Rodríguez | Fotos: Ángel Zambrano |

Cerca de las 10 de la mañana de ayer, funcionarios de la Guardia Nacional, recibieron una llamada de residentes del sector El Mayal, ubicado en la avenida La Ribereña, en la que indicaban que estaba un cadáver tirado en la zona.

Específicamente en la calle 35, en las adyacencias de una quebrada.

Efectivamente, los castrenses llegaron al lugar y allí localizaron el cuerpo sin vida de un hombre.

Estaba tirado entre el matorral, a un lado de un ranchito de zinc, que según indicó una vecina tiene seis meses abandonado.

El cuerpo estaba tendido boca arriba, para el momento del hallazgo vestía un blue jeans, una chemise de rayas blanco con negro. Se trata de un hombre moreno, de contextura media, con una estura promedio de 1,75 a 1,78 centímetros, se le calcula aproximadamente entre 40 a 45 años, se le observó una barba poblada y un tatuaje en su brazo izquierdo.

En el mismo brazo donde estaba el tatuaje tenía una herida abierta, como tipo fractura, al parecer fue comido por los animales. En el rostro a nivel del pómulo izquierdo y en la región temporal izquierda se le visualizaron heridas, ocasionadas por el paso de un proyectil. Tenía sus manos sobre su cuerpo y estaban maniatadas, sus pantalones estaban un poco debajo de las caderas.

No poseía identidad alguna. Cerca de su cadáver se encontraba tirada una cartera marrón, estaba abierta y se observaba una copia de cédula con el número 22.314.284, que corresponde al nombre de Carlos José Villavicencio, que según el portal del Consejo Nacional Electoral (CNE), registra como votante en una escuela en Yaritagua, municipio Yaracuy.

Los vecinos de la zona indicaron que no escucharon detonación alguna por el lugar.

Funcionarios del Eje de Homicidios del Cicpc Lara acudieron al lugar e hicieron el levantamiento del cuerpo, el cual fue trasladado hasta la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda.

Hasta ahora tienen al hoy occiso como una persona sin identidad alguna, mientras corroboran a quién pertenecen los papeles localizados.

Cabe destacar que en esta misma zona, pero exactamente en la quebrada fue localizado el 10 de diciembre del 2016, un adolescente de 17 años sin vida, quien tenía seis días desaparecido y su cuerpo estaba descompuesto, fue localizado por los residentes de la zona por el olor.

Herido hace doce días

A las 9 de la noche del jueves en el Hospital Central Antonio María Pineda, falleció José Tomás Quiroz Sivira, de 27 años de edad, quien fue baleado el pasado 11 de marzo en la urbanización Nueva Segovia, al este de la ciudad.

Según la versión que dio el padre en esa oportunidad, al ser ingresado a la emergencia, el joven estaba en compañía de unos amigos compartiendo y tras salir de un local, fueron abordados por tres sujetos quienes solicitaban las pertenencias y aunque cometieron el robo le dispararon al muchacho en el pecho.

La víctima era comerciante y residía en Padre Diego, población ubicada en la carretera vieja de la vía Carora, en la zona oeste de la ciudad.

 

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios