Sin Chávez la presión aumenta por Tomás Horacio Hernández

Ya van más de 80 días y todavía no sabemos nada del presidente Chávez. Los rumores sobre su salud crecen al mismo ritmo que crece la escasez de alimentos y la incertidumbre en los hogares venezolanos está tan presente como la inseguridad en nuestras calles y avenidas. Venezuela sin lugar a dudas atraviesa una situación muy compleja en el plano político y en el plano económico.

Los efectos de la devaluación poco a poco se comienzan a sentir no sólo por la rapidez con la cual ha subido el dólar innombrable sino por lo alto que está el costo de la vida en nuestro país. Ya no se trata de darse o no darse ciertos lujos, se trata simplemente de que las actividades cotidianas y lo que compramos semanalmente en el mercado cada vez está más caro.

Solamente el alto mando chavista, su extremo círculo de confianza, son los que saben verdaderamente que es lo tiene el comandante. Por ende, sólo ellos tienen un panorama claro de Venezuela. De resto, tanto la dirigencia chavista media, como sus bases, poseen la misma información que la oposición: nada.

Desde hace varias semanas, en un foro importante para el chavismo como lo es la página www.Aporrea.org,  han aparecido columnas con molestia, disconformidad y preocupación. El reclamo del chavismo de base es absolutamente entendible, ellos simplemente quieren saber si el presidente está en capacidad de gobernar y poner orden en este bochinche.

Según Maduro, Cabello y Arreaza,  el presidente Chávez habla en las reuniones durante horas, está al tanto de las decisiones que se están tomando, firma asuntos tan trascendentales como una devaluación, felicita a Raúl Castro por sus logros en la isla, en fin, está como si nada. Pero lo cierto es que Chávez sigue sin aparecer y el termómetro social se empieza a calentar.

Las protestas en Venezuela se han convertido en acciones ordinarias y son pocas las que efectivamente logran tener un efecto que trascienda a la población. Pero el reclamo de los estudiantes en Caracas, los cuales se encadenaron primero en la embajada de Cuba y luego en frente de la Dirección Ejecutiva de la Magistratura, en Chacao, van en línea con los reclamos del chavismo de base; lo estudiantes quieren saber sobre la salud del presidente y en consecuencia sobre quien es la persona que de verdad está gobernando nuestro país.

Al momento de escribir este artículo todavía se desconocen los detalles de la salud del presidente, es decir, mientras la versión oficial dice que está en el hospital militar el diario ABC de España dice que está en La Orchila. Esté donde esté, Chávez hace falta. Pero ya no es suficiente que esté en territorio venezolano, sino más bien hace falta que retome las riendas del coroto. Aquí necesitamos salir de este piloto automático que nos está llevando directo al foso.

Cómo todo indica que es improbable que el presidente retome sus funciones, la gran pregunta es: ¿Qué estará esperando la cúpula chavista para tomar “La Decisión”?

Recuerden algo, la presión aumenta con los minutos y la calle no perdona.

@TomasHHR

 

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios